Salud

Mayoría de vacunados por técnico sospechoso de engaño tiene inmunidad contra covid-19

Análisis de caso de La Unión, concluye que un 44% reportó efectos de vacuna, y el resto tuvo resultados positivos de prueba de anticuerpos. Solo cinco personas no

Casi todas las personas vacunadas por el técnico del Área de Salud de La Unión, en Cartago, sospechoso del supuesto engaño al aplicar la dosis, sí fueron protegidas contra el SARS-CoV-2.

Esta es la conclusión del estudio realizado por el equipo técnico nombrado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para abordar la denuncia presentada en abril, cuando un adulto mayor reveló que le pusieron una inyección pero no le inocularon la sustancia protectora.

De los 1.457 casos analizados, todos de personas mayores de 65 años, un 44% reportó efectos secundarios asociados a la aplicación de la vacuna. Al resto, se le hicieron pruebas serológicas que determinaron la presencia de anticuerpos contra la covid-19.

Solo cinco personas no presentaron anticuerpos, pero esto se podría atribuir a enfermedades de fondo, explicó este miércoles en conferencia de prensa Marjorie Obando Elizondo, directora de Farmacoepidemiología de la CCSS y coordinadora del equipo creado por la institución.

“Estamos seguros de los resultados obtenidos. La mayoría de las personas fueron inmunizadas. El 44% presentó efectos secundarios leves a la vacuna, lo cual nos asegura que la recibieron en ese momento. La mayoría de las restantes, tuvieron resultados positivos a las pruebas serológicas realizadas.

“Del total de personas, solo cinco casos, o 0,7% de los analizados, tuvieron anticuerpos negativos. Son resultados, incluso, inferiores a los esperados en un proceso de vacunación (con las vacunas aplicadas en Costa Rica), según las publicaciones científicas”, explicó la especialista.

De las usuarios atendidos por el técnico, 816 (56%) pidieron prueba para detectar la presencia de anticuerpos, pero solo 731 acudieron a la toma de la muestra. Del grupo, solo en cinco no se detectaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2, virus que causa la covid-19.

De acuerdo con Obando, el trabajo realizado desde mayo bajo el modelo integral de valoración particular de cada persona, lleva calma a quienes tuvieron contacto con el técnico en atención primaria del Área de Salud de La Unión, quien se mantiene separado de su cargo y está bajo investigación.

“Este es un proceso que tiene que llevar tranquilidad a los usuarios y a sus familias. Estos cinco pacientes están en un proceso de consulta a cargo de un médico especialista que, posterior a valorar caso por caso de manera integral, le recomendará recibir una nueva vacunación posterior a firmar un consentimiento informado”, agregó Obando.

“Estos resultados me satisfacen porque podemos asegurar que las personas están protegidas contra el virus y luego porque cumplimos con la comunidad al tomar acciones integrales frente a la duda que había en el ambiente, luego de la denuncia de la supuesta vacunación simulada” afirmó el gerente general, Roberto Cervantes Barrantes.

La gerenta médica a. í., Karla Solano, aseguró que el equipo técnico continuará asesorando a la Caja en casos como el de La Unión.

También lo está haciendo con lo sucedido recientemente en el Área de Salud de Oreamuno, en Cartago.

Aquí, a un grupo de 78 vecinos se les aplicará una tercera dosis de la vacuna de Pfizer contra la covid-19 luego de comprobarse que, por error, recibieron la segunda en un suero de agua purificada distinto al recomendado por esa farmacéutica.

Sigue en investigación

El supuesto engaño se produjo el miércoles 28 de abril, cuando Elías Rodríguez, de 82 años, acudió a vacunarse contra la covid-19 en un puesto instalado por el Área de Salud en el salón parroquial de Tres Ríos.

Su hijo Jorge, quien lo acompañó, grabó el momento cuando el técnico en atención primaria en salud (Ataps), de apellido Arrieta, introdujo la jeringa a don Elías pero no inyectó la vacuna. El video circuló por redes sociales.

La familia interpuso una denuncia ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) e informó de la anomalía a las oficinas locales de la Caja y del Ministerio de Salud.

Tanto la CCSS como el OIJ investigan el caso. Arrieta, mientras tanto, permanece suspendido de su cargo. Fue detenido por agentes judiciales, pero luego fue puesto en libertad por orden de un juez, sin medidas cautelares.

La Fiscalía le abrió una causa por el delito de incumplimiento de deberes.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.