Irene Rodríguez. 12 febrero
El ministro de Salud, Daniel Salas, enseñó a estudiantes de la escuela de Cipreses, en Curridabat, a lavarse las manos, pues es un hábito esencial para combatir virus. Fotografía: Jeffrey Zamora
El ministro de Salud, Daniel Salas, enseñó a estudiantes de la escuela de Cipreses, en Curridabat, a lavarse las manos, pues es un hábito esencial para combatir virus. Fotografía: Jeffrey Zamora

“¿A quién le gusta estar enfermo?”, preguntó, la mañana de este miércoles Daniel Salas, ministro de Salud, a estudiantes de la escuela de Cipreses de Curridabat.

“¡A mí no!”, recibió la respuesta en coro.

Así comenzó el jerarca de Salud a explicar la importancia de lavarse las manos.

“El (nuevo) coronavirus no ha llegado, sí podría llegar, pero no hay que tenerle miedo. En este momento, tenemos otros muchos virus que nos pueden enfermar y por eso debemos lavarnos muy bien las manos y cubrirnos para estornudar y toser. ¿Hacemos ese trato?”, destacó Salas.

Las autoridades del Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Educación Pública (MEP) reunieron a los 270 estudiantes de este centro educativo para enfatizar la importancia de las medidas de higiene para prevenir las enfermedades.

Esta es parte de la estrategia preventiva contra el nuevo coronavirus COVID-19. La importancia de la higiene se reforzará durante las lecciones y se pretende que los menores reproduzcan el mensaje en casa.

“Es muy importante lavarse las manos, hay muchas enfermedades que pueden darnos si no tenemos las manos limpias. Yo antes creía que me lavaba bien las manos, pero no era cierto, ahora ya me enseñaron para que yo le enseñe a mi hermanita”, comentó Amanda Martínez, de cuarto grado.

Esta educación en medidas higiénicas es uno de los componentes que el Ministerio de Salud desarrolló dentro de los lineamientos de acción para centros educativos, guarderías y universidades en el contexto del COVID-19. Esto rige para instituciones tanto públicas como privadas e incluye no solo a las medidas de higiene, también a la logística de información para las familias y cómo manejar eventuales posibles casos sospechosos que llegaran a un centro educativo.

“Los estudiantes pasan mucho tiempo en el centro educativo y están en contacto con muchas superficies, por lo que es vital que conozcan cómo lavarse bien las manos y cómo esto puede evitarles enfermedades”, manifestó Guiselle Cruz, ministra de Educación.

Estudiantes de la Escuela de Cipreses dieron demostración de cómo lavarse las manos. Foto Jeffrey Zamora
Estudiantes de la Escuela de Cipreses dieron demostración de cómo lavarse las manos. Foto Jeffrey Zamora

Por la actividad física propia de la niñez, ellos también tienen más oportunidades de ensuciarse las manos, lo que eleva las posibilidades de infecciones por virus y bacterias. Por eso, el mensaje en esta población es clave.

"Uno toca de todo cuando está en el juego. Dicen que los virus no permanecen más allá de 72 horas en superficies. Pero uno en 72 horas hace un montón de cosas, por eso hay que lavarse las manos.

“Siempre hay que lavarse las manos. Cada vez que usted va a tocarse la cara, los ojos, hay que lavarse las manos. Llévenle este mensaje a sus papás”, expresó Daniel Quesada, coordinador del Centro de Atención de Emergencias y Desastres (CAED) de la CCSS.

Quesada enfatizó en que el lavado de manos es tan importante que previene infecciones de diferente tipo.

“Con AH1N1 se hizo este llamado y no solo bajó el riesgo de contagio, también nos bajaron los casos de diarreas. Pero no tenemos que esperar a que venga un virus para que nos lavemos las manos a conciencia”, destacó el especialista.

Priscilla Quirós, estudiante de tercer grado especificó: “nos dijeron que nos laváramos las manos cuando regresáramos de recreo para prevenir enfermarnos”.

Los tres funcionarios fueron enfáticos en que no se trata simplemente de mojarse las manos y ponerse un poco de jabón, se trata de hacerlo a conciencia, que cada parte de las manos se cubra con jabón y se restriegue.

Como ejemplo, se da el cantar la canción “Cumpleaños Feliz” mientras se lavan las manos, durar menos de eso no se considera un buen lavado de manos.

En el marco de esta actividad, las autoridades de salud recalcaron que no hay casos sospechosos de COVID-19 hasta el momento.