Irene Rodríguez. 8 febrero
Foto del 3 de febrero muestra a equipos médicos en la zona en cuarentena de Wuhan, el epicentro del coronavirus, en China. Foto: AFP
Foto del 3 de febrero muestra a equipos médicos en la zona en cuarentena de Wuhan, el epicentro del coronavirus, en China. Foto: AFP

Sí, cada persona con el nuevo coronavirus 2019-nCoV tiene la posibilidad de infectar en promedio a otras dos y esto lo hace un virus contagioso. Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) es enfática: hay algo todavía más contagioso en torno a este virus y es la desinformación que gira en torno a este.

“Conforme el virus se esparce, la desinformación hace el trabajo más difícil para nuestros trabajadores de salud, desvía la atención de los tomadores de decisiones. Y causa confusión y esparce el miedo a la población. En la OMS no solo estamos batallando contra el virus, también contra los trolls y las teorías de conspiración que alimentan la desinformación y dificultan la respuesta ante la epidemia”, subrayó la mañana de este sábado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante una conferencia de prensa.

Por su parte, Maria Van Kerkhove, coordinadora del Programa de Emergencias de la OMS indicó: “esto es una infodemia (sobreabundancia de información, alguna rigurosa y otra no). Tanta cantidad de información falsa, exagerada y en algunos casos mal intencionada hace más difícil el manejo del problema”.

La OMS es clara con que esta inundación de desinformación solo puede ser combatida con información real, certera y de fácil comunicación para las personas. Por este motivo anunciaron que nombraron un equipo de infodémicos que estarán trabajando de la mano con especialistas en comunicación para llevar a las diferentes plataformas de comunicación –y en los diferentes idiomas– información real que cambiará conforme la ciencia vaya aprendiendo más de este nuevo virus.

“Son personas que dicen la verdad y con ellos botarán los mitos. Las personas deben tener acceso a información exacta para protegerse a ellos mismos y a los suyos”, destacó Ghebreyesus.

La enfermedad hoy

De momento, según las estadísticas oficiales de la OMS, más del 99% de los casos de esta enfermedad continúan en China. Esta ha llegado a otros 24 países, el que cuenta con mayor cantidad de casos es Singapur, con 33.

Las autoridades de salud de cada país están atentas de que los lugares donde hay brotes más sostenidos (Singapur, Tailandia y Alemania) se sostengan y no se esparzan más.

El porcentaje de gravedad de la enfermedad (personas que requieren de una unidad de cuidados intensivos por sus complicaciones de salud) es de un 14%, y el 3% llega a un estado crítico. La mortalidad está en un 2%.

“Cada muerte es lamentable y todos los días trabajamos para que no se den, pero también debemos ser enfáticos en que cerca del 80% de las personas presentan una infección con síntomas leves”, enfatizó Kerkhove durante la conferencia de prensa.

Mientras eso sucede, 27 ensayos clínicos buscan una vacuna o tratamiento para un virus que sorprendió a la ciencia a finales de diciembre, y que, pese a que se ha dejado conocer, aún sigue generando más preguntas que respuestas.