Ángela Ávalos. Hace 3 días
El Centro Nacional de Referencia de Virología (CNRV) funciona en el Inciensa desde 1993. Es responsable de coordinar, a nivel nacional, la vigilancia basada en el laboratorio de enfermedades virales; entre ellas, rubéola, sarampión, Síndrome de Rubéola Congénita (SRC), poliomielitis, influenza, dengue, chikunguña y zika. Foto: Jeffrey Zamora
El Centro Nacional de Referencia de Virología (CNRV) funciona en el Inciensa desde 1993. Es responsable de coordinar, a nivel nacional, la vigilancia basada en el laboratorio de enfermedades virales; entre ellas, rubéola, sarampión, Síndrome de Rubéola Congénita (SRC), poliomielitis, influenza, dengue, chikunguña y zika. Foto: Jeffrey Zamora

En momentos en que aumenta el número de casos sospechosos de covid-19 en el país, el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa) hace gestiones para habilitar un tercer laboratorio para procesar las muestras.

Según confirmó ese Instituto, actualmente trabajan dos laboratorios como parte del Centro Nacional de Referencia de Virología (CNRV).

Uno opera de 6 a. m. a 10 p. m. con un equipo de seis microbiólogos, seis técnicos de laboratorio y tres oficinistas. El segundo laboratorio funciona de 8 a. m. a 6 p. m., con tres microbiólogos, dos técnicos de laboratorio y un oficinista.

“Se están realizando las gestiones correspondientes para adquirir el equipo y contratar personal (un microbiólogo y dos técnicos de laboratorio) para habilitar un tercer laboratorio, pensando en la demanda de servicio que pueda presentarse en las próximas semanas ante el aumento de casos sospechosos”, confirmaron las autoridades del Inciensa ante consultas de La Nación.

Ubicado en Tres Ríos de La Unión, en Cartago, el CNRV es el centro designado por el Ministerio de Salud para procesar todas estas muestras. Hasta este miércoles, había 201 pacientes confirmados y 1.684 casos sospechosos descartados.

Desde el 28 de febrero, el Inciensa aumentó la cantidad de personal y los horarios para analizar muestras, pues se pasó de 21 funcionarios a 31, lo cual incluye a los especialistas del CNRV más el equipo de la Unidad de Servicios Técnicos de Laboratorio (USTL).

Para lograr esto, informaron, se recurrió a un reajuste del personal que labora en otros centros de referencia y unidades del propio Instituto.

El horario de trabajo para realizar estos análisis también se amplió. Antes se trabajaba de lunes a viernes, de 8 a. m. a 4 p. m.; ahora se procesan exámenes todos los días.

En el CNRV se procesan las muestras con pruebas de biología molecular, mientras los funcionarios de la USTL se encargan de recibir y registrar cada envío, que debe venir con toda la información del paciente consignada por el médico o el personal de salud que atendió al paciente sospechoso.

Es la Unidad de Servicios Técnicos de Laboratorio la responsable de ingresar esos datos al sistema y comunicar al CNRV el nuevo ingreso, para que recoja la muestra e inicie el proceso de análisis de laboratorio.

En el Inciensa se pueden procesar hasta 200 muestras por día, deacuerdo con el flujo.

A veces, llegan muy pocas pruebas en la mañana, pero en la tarde (generalmente después de las 4 p. m.), aumenta la cantidad. Cuando esto ocurre, no se pueden procesar todas en la noche y algunas quedan para el día siguiente.

Este laboratorio tiene capacidad para emitir el reporte con los resultados en 24 horas o menos. Esto ha sucedido con el 81% del total de muestras recibidas hasta el 24 de marzo.

La demanda de análisis se ha incrementado sustancialmente desde el 9 de marzo, tres días después de que se confirmara el primer caso de covid-19 en Costa Rica, pues en esa fecha se analizaron 30 muestras mientras que el pasado 21 de marzo, se procesaron 238. Este último es, precisamente, el día en que más exámenes se han procesado en el periodo que va del 28 de febrero al 24 de marzo.

Expertos a la cabeza

En el CNRV, el microbiólogo especialista en Virología, Hebleen Brenes Porras, es uno de los principales responsables del procesamiento de los fluidos que fueron aspirados a los casos sospechosos del nuevo coronavirus.

Esta prueba, según explicó Brenes el 2 de marzo, se realiza con procedimientos de biología molecular.

La técnica utilizada se llama Reacción en Cadena de la Polimerasa en tiempo real (PCR-RT, por sus siglas en inglés) y se hace bajo el llamado protocolo de Berlín, que fue desarrollado en el Hospital Universitario La Charité, en Alemania, y es específico para covid-19.

Hasta el pasado miércoles 25 de marzo, el laboratorio del Inciensa había descartado 1684 casos sospechosos de covid-19 y confirmó 201 enfermos positivos. En la foto, tomada el 2 de marzo, Isabel Abarca participó en un simulacro de pruebas. Foto: Jeffrey Zamora
Hasta el pasado miércoles 25 de marzo, el laboratorio del Inciensa había descartado 1684 casos sospechosos de covid-19 y confirmó 201 enfermos positivos. En la foto, tomada el 2 de marzo, Isabel Abarca participó en un simulacro de pruebas. Foto: Jeffrey Zamora

El Centro Nacional de Referencia de Virología data de 1993, cuando comenzó a trabajar para estudios específicos sobre dengue.

Con el tiempo, sus funciones se han ampliado para responder a situaciones de emergencia sanitaria nacional e internacional, como en el caso del nuevo coronavirus.

(Video) Laboratorio que detectará nuevo coronavirus

Según el Inciensa, este Centro es responsable de coordinar, a nivel nacional, la vigilancia basada en el laboratorio de las enfermedades virales de importancia en salud pública.

La lista es enorme, pero entre las principales está la rubéola, sarampión, el síndrome de rubéola congénita (SRC), poliomielitis, influenza, dengue, chikungunya, zika y fiebre amarilla.

También realiza el llamado diagnóstico diferencial con otras virosis respiratorias como enterovirus, alfavirus, flavivirus, varicela, virus del Nilo Occidental, parvovirus B19 y herpes 6.

Hebleen Brenes Porras es microbiólogo especialista en Virología, y el primer costarricense en recibir capacitación para hacer la prueba específica para el diagnóstico de covid-19. Foto: Jeffrey Zamora
Hebleen Brenes Porras es microbiólogo especialista en Virología, y el primer costarricense en recibir capacitación para hacer la prueba específica para el diagnóstico de covid-19. Foto: Jeffrey Zamora