Juan Fernando Lara Salas, Patricia Recio. 18 marzo
El ministro de Salud, Daniel Salas (centro) encabezó la conferencia de prensa de este miércoles, en el auditorio de Casa Presidencial. Foto: Juan Fernando Lara
El ministro de Salud, Daniel Salas (centro) encabezó la conferencia de prensa de este miércoles, en el auditorio de Casa Presidencial. Foto: Juan Fernando Lara

En las últimas 24 horas, el Ministerio de Salud confirmó la detección de 19 casos más de covid-19, la enfermedad que produce el nuevo coronavirus. Este mismo miércoles, además, se confirmó el primer deceso de una persona con ese mal.

Se trata de un adulto mayor de 87 años. Esta persona estaba en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Rafael de Alajuela, y era uno de los 25 contactos vinculados al hombre de 54 años, médico de ese centro de salud.

El número total de contagiados con el nuevo coronavirus ascendió este miércoles a 69 personas, entre las cuales está el fallecido. En el grupo quedan 57 adultos, 6 adultos mayores y 5 niños.

En las personas confirmadas hasta ahora en Costa Rica hay 30 mujeres y 39 hombres; 63 son costarricenses y seis extranjeros. Hay seis hospitalizados, dos en Cuidado Intensivo.

Los afectados provienen de 25 cantones en cinco provincias, menos en Puntarenas y Limón, donde se está en la búsqueda de casos. Además, ya se han descartado 855 casos sospechosos.

Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, habló de cinco conglomerados de contagio: uno en Alajuela con 24 transmisiones; otro en Escazú (9 contagios) y otro en Pérez Zeledón con tres. Hay seis en Desamparados y, finalmente, los seis extranjeros.

“Tenemos que ser muy serios en el abordaje de esto. Hoy, la Organización Mundial de la Salud dice que tenemos que hacer cuarentena, que las medidas debemos mantenerlas. No hemos vivido el escenario de tener muchos casos, pero esto va aumentando y aumentará en las siguientes semanas de forma importante”, insistió el jerarca.

Salas fue evidente al expresar su enojo y frustración con quienes parecen restarle importancia al covid-19.

“Me enoja que cuando hacemos todo por salvaguardar y hacemos estos esfuerzos, y haya gente que no lo vea seriamente. Estamos en el momento de tomar medidas oportunas para que esto no se salga de control. Eso es lo que pasó en Italia y España que les decían ‘esto viene serio’ y la gente como si nada”, expresó con vehemencia en Casa Presidencial en Zapote.

“Me enojo porque quiero que reaccionen, no quiero familias sufriendo, no quiero que haya lágrimas y que luego digan ‘hubiera reaccionado’”, sentenció.

Sus manifestaciones y actualización de cifras trascendieron durante la conferencia de prensa diaria sobre el avance de este virus y medidas con las cuales se pretende evitar la propagación y promover la mitigación de efectos adversos, principalmente en la economía y el empleo.

Precisamente, el Gobierno anunció medidas para evitar la “destrucción de empleos” y amortiguar el duradero golpe a las empresas por el impacto económico que ha dejado la pandemia en Costa Rica que obligó al Gobierno desde el lunes a declarar estado de emergencia nacional.

Las medidas este miércoles tienen objetivos financieros, según explicó la ministra de Planificación, Pilar Garrido.

1. Asegurar recursos económicos para atender la emergencia sanitaria.

2. Aliviar el flujo de cada de las empresas de todo tamaño, hogares y trabajadores independientes.

Para lograr esto, Garrido explicó que el Consejo Económico propuso acciones concretas:

La primera es solicitar a bancos públicos (Banco Nacional y Banco de Costa Rica) una disminución en tasas de interés, extender a los deudores el plazo de créditos, permitirles prórrogas en pagos y realizar aportes extraordinarios sin penalidad.

Esto resulta de la decisión de Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) y el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) de bajar la tasa de política monetaria y otras medidas a nivel monetario para propiciar una baja en las tasas de interés con las cuales se otorgan créditos.

Otra acción concreta consiste en que, al abrirse un espacio a nivel normativo para readecuaciones en créditos, también habrá posibilidades de hacer dos readecuaciones de créditos en un plazo de 24 meses sin que haya perjuicio para la persona de tal manera que no se manche su expediente crediticio, ni se haga una anotación en el centro de información crediticia.

Esto permite a futuro facilidades a los interesados en gestionar nuevos créditos.

“Estas medidas cubren a empresas, pymes, personas trabajadoras independientes y a los hogares en general”, precisó Garrido.

Como efecto de esta directriz, la banca comercial del Estado podrá disminuir las tasas de interés de cada deudor según las condiciones del crédito, extenderle los plazos para cancelar sus deudas, prorrogar los aportes al principal e intereses por el tiempo que se necesario debido al covid-19 y permitirle pagos extraordinarios al monto principal adeudado sin pago de multa.

Todo esto aplica desde hoy a créditos sobre ₡100 millones y aquellos iguales o menores a este monto que ya tengan dos readecuaciones en los últimos 24 meses.

“Las personas pueden acudir desde ahora. Las instamos a que vayan a los bancos", exhortó la ministra Garrido.

Esta directriz bancaria la firmó Carlos Alvarado, presidente de la República, así como los ministros de Planificación y Hacienda, Pilar Garrido y Rodrigo Chaves, respectivamente.

“Les instamos a que puedan acercarse a su banco. Esta directriz cubre a la banca comercial del Estado, dígase Banco Nacional, Banco de Costa Rica, también se insta al Banco Popular, pero en realidad las medidas que tomó la Sugef y la Conassif y el Banco Central abarcan a toda la banca privada también, a todo el sistema financiero, a las cooperativas también”, insistió Garrido.

“Entonces, la recomendación sería:tome medidas ya, sea proactivo, acercarse a su entidad financiera donde tenga sus créditos y empiece a dialogar sobre estas medidas para garantizar la protección de sus finanzas personales, familiares, de su empresa, y también garantizar la continuidad y prevenir despidos masivos y prevenir la destrucción del tejido productivo y social”, expresó.

El martes en la noche, entretanto, el Congreso aprobó en primer debate un plan para postergar el pago de cuatro impuestos de los siguientes tres meses.

El presidente Alvarado también informó de que se ha hecho un estudio “exhaustivo” con importadores, cadenas comerciales que les permite asegurar que el país está abastecido y pidió no entrar en “desesperación” en cuanto a suplir alimentos y artículos de primera necesidad.

Este llamado a la calma fue respaldado por la ministra de Economía, Victoria Hernández, quien explicó que mantienen contacto con con cadenas proveedoras y supermercados, por lo que pueden afirmar a la ciudadanía que no habrá desabastecimiento.

“Luego de esas conversaciones y otras más, no visualizamos escasez en arroz, frijoles, azúcar, huevos, etc; hasta final de año”, dijo.

Incluso, aseguró, muchas de estas empresas han alquilado transporte extra para mejorar la distribución, pero insistió a los consumidores que deben tener paciencia porque la logística puede ser compleja.

15.000 empleados públicos en teletrabajo

Geannina Dinarte, ministra de Trabajo, informó de que han hecho publicacones para dar orientación tanto al sector privado como público sobre los mecanismo para el teletrabajo, no solo reducir el flujo de personas para disminuir el contagio, sino que se han reforzado otros mecanismos donde hay personas de alto riesgo cuyos puesto no son teletrabajables.

“Hemos venido planteando que entre partes se puede hacer un acuerdo para el uso de vacacones a futuro para que las personas puedan estar en sus casas”, dijo la funcionaria.

El reporte que tienen a partir de la directriz de la semana pasada, es que hay 15.000 empleados públicos trabajando en sus hogares.

No obstante, advirtió, todavía hay oportunidad de enviar a más, pues la estimación es que 54.615 trabajadores pueden utilizar esa modalidad. A partir de ese cálculo, actualmente un 26% hacen teletrabajo.

“Hemos venido haciendo un llamado a las empresas para que estén alertas en el cumplimimiento del Código de Trabajo para que no se generen situaciones que pongan en vulnerabilidad a los trabajadores”, manifestó en referencia a la prohición de suspender los contratos de trabajo sin la autorización necesaria de la Dirección de la Inspección de Trabajo.

Recordó que este mismo miécoles se firmaría un decreto para agilizar el tiempo de respuesta para ese trámite.

Adelantó también que continuará el diálogo con jefes de fracción para la presentación del proyecto para reducir las reducir las jornadas de trabajo, pues considera que es necesario en este momento habilitar legalmente a las empresas.

“El planteamiento es permitir la reducción de la jornada a 50% y cuando la reducción de ingresos sea de más de 60% reducir incluso un poco más”, dijo.

Esa medida, aclaró, solo es temporal.

“El acortamiento de la jornada se refleja en el salario, las empresas no tienen liquidez en el flujo de cada para enfrentar las obligaciones labores. Debe completarse con otros esfuerzos en sentido de habilitar un fondo que permita generar algún tipo de subsidio para las personas que vayan a enfrentar reducciones de su contrato o jornada labroal”, agregó la jerarca.

Insistió en que incluso la suspensión de contratos para trabajadores domésticas deben ser comunicadas a la Inspección de Trabajo para que las avale.

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), adelantó que en la sesión de Junta Directiva de la entidad se alcanzaron varios acuerdo en relación con medidas de contención de la morosidad, para que los asegurados sigan en la formalidad y la suscripción de convenios y readecuaciones.

Entre los aspectos que se valoran están la reducción de la base mínima contributiva a la Caja.

Telecomunicaciones

Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, informó de que se creó una mesa de alto nivel con empresas proveedoras en la que se ha generado un proceso para garantizar el mantenimiento y averías en telecomunicaciones.

Ese grupo en apoyo al Ministerio de Salud ha enviado alrededor de 10.000 millones de mensajes sobre medidas a tomar y prevenciones contra el nuevo coronavirus.

Ante consultas, aclaró que las llamadas a la línea 1322, que atiende dudas sobre covid-18, no tienen costo alguno. En ese sentido, también se dio acceso sin consumo de datos a los sitios de Salud, CCSS, Presidencia y Pura Vida digital donde hay algunos servicios del Estado.

Salazar, hizo un llamado a los hogares para que racionalicen el uso de las redes, en consideración al aumento en la demanda por el teletrabajo, principalmente.

Emergencia nacional

El lunes, el Gobierno declaró estado de emergencia nacional. La decisión implicó la suspensión del curso lectivo, que se reanudaría, inicialmente, el 13 de abril, luego de la Semana Santa.

Además, se ordenó la prohibición de ingreso para extranjeros no residentes a partir de las 11:59 p. m de este miércoles. Además, los costarricenses y residentes que ingresen a partir de ese momento recibirán una orden sanitaria para obligarlos a permanecer en cuarentena de 14 días, como casos sospechosos de covid-19.

Esas disposiciones se suman a la recomendación de hacer teletrabajo para empleados de ministerios y la sugerencia para entidades descentralizadas y sector privado.

También se cerraron bares, discotecas y casinos; se suspendieron todos los espectáculos y eventos masivos, mientras que cines, teatros y restaurantes deben atender al 50% de su capacidad.

El transporte público, entretanto, igualmente dispuso mayores medidas de higiene, campaña de información y viajes a 60% de la capacidad de las unidades.

Sin embargo, como ha insistido el Ministerio de Salud, por encima de todas estas directrices, están los cuidados personales de mantener un distanciamiento social, es decir procurar un espacio de 1,8 metros entre personas; lavado de manos y protocolo de estornudo y tosido.

Se prevé que el viernes 27 de marzo entrará en funcionamiento un centro de atención exclusivo para esta enfermedad, que sería el Consejo Nacional de Rehabilitación (Cenare), en La Uruca, sin que eso signifique que no se atenderán en los servicios hospitalarios, donde se ordenó reservar el 30% de las camas.