Salud

Coronavirus covid-19 en Costa Rica: Gobierno pide suspender eventos masivos y promover teletrabajo

Curso lectivo se mantiene y solo una escuela cerrará por 10 días; partidos de fútbol y otras actividades deportivas serán a puerta cerrada y conciertos de próximas semanas se cancelan

Conciertos, topes, fiestas patronales y cualquier otro espectáculo masivo queda cancelado al menos por las próximas “dos o tres semanas” para evitar la propagación del nuevo coronavirus covid-19.

Esta fue una de las primeras medidas anunciadas por el presidente Carlos Alvarado, en una conferencia de prensa este mediodía, en Casa Presidencial.

El anuncio lo hizo luego de una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), el cual indicó que el tiempo de vigencia de la medida queda sujeto a revisión.

“Lo que estamos buscando es que no se generen focos de contagio en espectáculos públicos, gratuitos y pagos, como topes, fiestas cantonales, conciertos u otro tipo de espectáculos”, dijo Alvarado.

Los cultos religiosos, dijo, no se suspenden pero sí deben acatar lineamientos emtidos por el Ministerio de Salud.

“Nos vimos obligados a cancelar eventos, espectáculos, conciertos, topes, turnos, son actividades sobre las cuales no tenemos control”, agregó la ministra de Economía, Victoria Hernández.

Entretanto, los partidos de fútbol y demás actividades deportivas serán a puerta cerrada, es decir, sin presencia de público. Los conciertos programados para las próximas semanas quedarán cancelados, por lo que los organizadores deberán gestionar la devolución del dinero de las entradas.

Igualmente queda suspendida la Expomóvil que estaba prevista para el 12 de marzo y hasta el 22.

Con respecto a cines y teatros se implementarán condiciones especiales, de mayor rigurosidad en el mantenimiento de aires acondicionados. Además, que se distancien las tandas para llevar a cabo una desinfección más profunda y que si alguien llega con síntomas de resfrío no se le permita el ingreso

Otra medida anunciada este lunes es la instrucción a las instituciones públicas para que organicen el teletrabajo en su personal, al tiempo que se insta al sector privado a aplicarlo.

Este mismo lunes se emitiría una directriz para plantear la solicitud a los ministerios e instar a los entes descentralizados, anunció Giannina Dinarte, ministra de Trabajo.

“El teletrabajo es uno de los mecanismos que hemos identificado que nos puede facilitar la prevención y reducir cualquier riesgo”, manifestó.

Se trata de una directriz obligatoria para el Gobierno central y una excitativa para instituciones descentralizadas.

“Para el sector privado no solo están los protocolos que Salud ha compartido sino los mecanismos que prevé la ley de teletrabajo”, agregó.

En cinco días, cada ministerio deberá rendir un informe sobre cuánto personal realizará teletrabajo.

La jerarca de Economía dijo que también trabajan en un proceso de control de precios de productos como toallas húmedas, cloro, desinfectantes, alcohol en gel para verificar precios y acceso.

“Estamos atentos al tema de desabasto en algunos supermecados puesto que el llamado a la calma es muy pertinente, es prudente llamar a la calma. Los supermercados se han visto obligados a restringir la cantidad de productos”, añadió.

El presidente fue enfático también en la continuación del curso lectivo. Únicamente se suspendieron lecciones en la Escuela Reverendo Francisco Schmitz, de El Porvenir de Desamparados, porque se confirmó que un funcionario presenta el nuevo coronavirus.

“Es importante decirle a la población que la niñez no está dentro de los grupos de riesgo, pueden contraer el virus, pero no están dentro de los grupos de riesgo”, dijo.

Hasta este lunes se habían confirmado nueve casos y 22 sospechosos y 35 descartados. De los casos confirmados, solo el de Alajuela se mantiene delicado, mientras que hubo otra paciente que requirió “un poco más allá del oxígeno” sin llegar a necesitar respirador artificial, precisó el ministro de Salud, Daniel Salas.

Según él, los casos sospechosos provienen de diferentes partes del país.

El jerarca informó además de que incluso aquellos países que han cerrado fronteras ya reportan la presencia del virus.

Efectos en turismo

La presencia del nuevo coronavirus en el país ya dejó efectos en turismo. Según la ministra del ramo, María Amalia Revelo, se han cancelado 17 eventos corporativos que tenían empresas como centro de convenciones y hoteles.

No obstante, no se han dado cancelaciones de vuelos programados hacia Costa Rica, aunque eventualmente los pasajeros sí piden cambios en las fechas de viajes.

Las estimaciones realizadas con base en 31 encuestas adelantan que para los próximos meses el sector turismo podría experimentar una disminución de la actividad de entre un 2% y 4%

“Lo que se está solicitando, y que las líneas aéreas lo están haciendo, es que la persona pueda cambiar su viaje a futuro. Le están dando tiempo a final de año y esa es la invitación que también estamos haciendo al sector, de que tengamos políticas más flexibles de cancelación”, dijo Revelo.

Directrices sobre incapacidades

Román Macaya, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) confirmó el cierre de la consulta externa del Hospital San Rafael de Alajuela hasta el miércoles, luego de que se detectara el nuevo coronavirus en un funcionario.

Por esa misma razón, los hospitales de Grecia, San Ramón, Heredia y México van a reforzar el servicio de Ginecología.

Macaya también se refirió a las estrategias para evitar que pacientes con enfermedades crónicas acudan a centros de salud para retirar medicamentos, por esa razón se comenzarán a dar recetas para tres meses en vez de que sean para un mes.

El jerarca de la CCSS recordó que una crisis sanitaria como esta es un reto para cualquier país, por lo que deberán adaptar el uso de los recursos según las necesidades, no obstante, aseguró que están en capacidad de atender la emergencia.

Así, por ejemplo, readecuarán el uso de las camas de cuidados intermedios para convertirlos en cubículos para atención más especializada, si así se requiriera.

“Esto se puede hacer con la decisión de no realizar procedimientos electivos, más o menos el 60% de las camas están ocupadas por emergencias, el otro 40% son procedimientos electivos, esos son programables y las podemos reprogramar.

“Entonces, todas esas camas están disponibles a medida de que se vayan acumulando los casos del coronavirus. Es un reto país, pero tenemos un modelo de seguridad social y una infraestructura adaptable al volumen que vamos recibiendo y vamos a ir evolucionando a como evoluciona la crisis; aún hay muchas incógnitas, nos iremos adaptando sobre la marcha”, explicó Macaya.

En horas de la tarde, adelantó el jerarca, también se emitirán directrices claras sobre incapacidades en las diferentes categorías.

Sobre este mismo tema, Dinarte aseguró que se avanzó en los lineamientos de incapacidades al tiempo que se analizan otros mecanismos. No se descarta la presentación de un proyecto de ley para llenar el vacío que existe en este campo.

Protección de grupos de riesgo

“El mensaje se sintetiza en que hoy como país, nuestro sistema de salud permite identificar los casos y descartar”, expresó el presidente Carlos Alvarado.

El gobernante reiteró la necesidad de que todos los ciudadanos se protejan de las formas más básicas: lavarse las manos, protocolo del estornudo. Asimismo, si hay personas con síntomas permanecer en los hogares y no ir a lugares abiertos.

Para quienes estén en los grupos de riesgo, la recomendación es no exponerse, y permanecer en sus hogares.

Insistió en que se trata de medidas de prevención y no para generar una sensación de pánico.

“Lo que estamos haciendo es ser muy cuidadosos”, dijo.

El ministro de Salud, Daniel Salas, recordó que el covid-19 se ha expandido por su forma de transmisión, pues hay un buen porcentaje de personas que no tienen síntomas, se comporta como resfrío común, del cual la gente se recupera sin entrar en situación de gravedad. Esta característica complica su contención.

“Lo que necesitamos hacer es lograr que las cadenas de transmisión no se establezcan con facilidad, que no haya un aumento abrupto masivo de personas que contraigan el virus porque en medio de esos hay personas que tienen factores de riesgo como la diabetes, presión alta", expresó.

También requieren de protección las personas con asma, problemas pulmonares o circulatorios crónicos, así como adultos mayores.

El esfuerzo es para evitar que la transmisión sea masiva.

“No queremos que alguien fallezca por esta enfermedad, pero para minimizar este riesgo tenemos que disminuir la cantidad de personas que pueden ocupar esa intervención de los sistemas de salud”.

En la conferencia también estuvo presente la presidenta ejecutiva del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Yamileth Astorga, quien reconoció las complicaciones de que esta emergencia se diera en momentos de faltante de agua, aumento en el consumo en el área metropolitana y un 30% de la población afectada.

“Hemos hecho toda una coordinación interinstitucional con diversas instituciones como el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Comisión Nacional de Emergencias con la que se tiene un plan de inversión de extrema emergencia”, explicó.

Además, se realizan labores de distribución de agua en camiones cisterna, se coordina con centros educativos para conocer en cuáles hay problemas.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexánder Solís, recordó que la alerta amarilla que se declaró significa prevención.

“Cada país puede tomar medidas y nosotros estamos tomando las que corresponde para trabajar más fuertemente en ese elemento de mitigación”, concluyó.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.