Salud

Cientos de estudiantes de Ciencias de la Salud tienen carreras varadas por pandemia

Cendeisss afirma que formación es responsabilidad de universidades, y que CCSS ‘ha colaborado con espacios mientras esto no afecte servicios ni se ponga en riesgo a pacientes o personal’

Cientos de estudiantes de carreras de Ciencias de la Salud, como Medicina, Enfermería o Microbiología, han frenado su formación por la pandemia.

Las ocho universidades responsables de su formación, lo mismo que los alumnos, atribuyen a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) atrasos en la definición sobre pruebas consideradas estratégicas para que estos jóvenes sigan con su plan de estudios.

La última de ellas es la conocida como IFOM, cuyos resultados permiten asignar los cupos disponibles en hospitales para realizar el internado rotatorio, en el último año de la carrera de Medicina.

La CCSS, por su parte, afirma que la responsabilidad de la formación es de las universidades, y que la institución lo que ha hecho es colaborar con espacios para la formación “en el tanto no se afecte la atención de los servicios a su cargo, ni se ponga en riesgo a los pacientes, familiares o el personal”.

El director del Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (Cendeisss), Juan Carlos Esquivel, aclaró que la CCSS y las universidades elaboraron un plan con los lineamientos sobre actividades masivas en pandemia, las disposiciones de la Caja y las establecidas por la empresa NBME para la aplicación del IFOM, en noviembre, sí las condiciones sanitarias lo permiten.

Este pulso ha subido de tono con el transcurso de la pandemia, que paralizó la formación en hospitales de la CCSS como una de las medidas para evitar la diseminación de la covid-19.

Actualmente, solo en la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed) se calcula que podrían ser 1.600 alumnos perjudicados, entre quienes siguen las carreras de Medicina, Enfermería o Microbiología, informó su rector, Pablo Guzmán Stein.

En la Universidad de Costa Rica (UCR), esa cifra podría rondar los 300 solo en Medicina, informó la directora de esa escuela, Lizbeth Salazar Sánchez.

Tanto Guzmán como Salazar confirmaron que las ocho casas de enseñanza que imparten Medicina enviaron una carta a las autoridades de la Caja para que aclaren qué va a pasar, no solo con el examen para optar por un cupo para el internado médico, sino también con las materias conocidas como clínicas, que cursan estudiantes de niveles inferiores.

La consulta va dirigida al gerente general, Roberto Cervantes Barrantes, al gerente médico, Mario Ruiz Cubillo, y al director del Cendeisss.

Actualmente, alrededor de 1.400 estudiantes requieren la información sobre el IFOM, que se realiza anualmente, aunque el año pasado no se aplicó debido a la pandemia.

El internado es la práctica obligatoria que deben hacer los futuros médicos generales en su último año de carrera para graduarse. También es requisito para ser incorporados al Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, y tener autorización de ejercer en el país.

Quienes iniciaron esa práctica en el 2019 pero la interrumpieron por la pandemia, la retomaron apenas en junio, tras una negociación que incluyó una protesta pacífica frente a la Asamblea, en mayo.

Los dos últimos bloques para ese grupo, se activan el 9 de agosto, según el plan de regreso escalonado que se acordó entre universidades y CCSS.

“Se está afectando la continuidad de la carrera de muchos estudiantes. Creemos que, al menos, se debe tomar una decisión. Estamos hablando no solo de Medicina. También de la formación en Enfermería, Microbiología, Farmacia o Nutrición”, dijo Guzmán.

“Necesitamos que, por favor, nos indiquen si van a hacer algo o no. Nuestra gran preocupación es el acumulado de estudiantes. Las universidades no pueden dejar pasar a los alumnos sin la rotación clínica.

“En la UCR no abrimos cursos, ahora solo abrimos a los de tercero porque pueden avanzar con algunas de las prácticas en el IAFA (Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia) y en el Poder Judicial. Nuestra propuesta es que esto también se haga de manera escalonada, pero que nos aclaren qué va a pasar”, agregó Lizbeth Salazar.

Presión a otro nivel

El presidente de la Asociación Costarricense de Facultades y Escuelas de Medicina (Acofemed), Daniel Pérez, confirmó mediante su oficina de prensa que han sido múltiples las consultas enviadas a la CCSS para que aclare sobre la realización del examen de internado rotatorio en Medicina.

“Hemos ofrecido facilidades, como instalaciones, equipo y tecnología para que se haga este examen, pero no hemos recibido respuesta por parte del Cendeisss. Esta semana, todas las universidades enviamos dos nuevos oficios con el fin de buscar alguna respuesta. Esto es para nosotros prioridad uno”, dijo Pérez.

Un grupo de 700 estudiantes de Medicina de diferentes universidades, realizará este viernes 6 de agosto una manifestación pacífica porque, aseguran, a pesar de todas esas gestiones a ellos no les aclaran qué va a pasar con la prueba para optar por un cupo en el internado rotatorio del 2022.

Según afirman, durante la pandemia le han cancelado la prueba en al menos tres ocasiones, y a esta altura del año no saben si van a realizar un examen ni cuál tipo de prueba tendrían que hacer si programan esa evaluación.

“Los internos son estudiantes de último año de la carrera de Medicina, por lo cual son responsabilidad del centro de estudios de donde provienen, entidad que entre sus deberes se encuentra la de gestionar todo lo relacionado al cumplimiento del plan de estudios aprobado por el Conesup (Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada) o el Conare (Consejo Nacional de Rectores), respectivamente”, insistió el director del Cendeisss mediante la oficina de prensa de la CCSS.

Esquivel recordó que la CCSS mantiene monitoreo del avance de la covid-19 en el país para identificar, dijo, el momento apropiado para retomar el proceso de enseñanza aprendizaje.

Esto, afirmó, está en el plan de ingreso escalonado para el internado rotatorio universitario de Medicina, de mayo del 2021, que se ha venido ejecutando según lo planteado.

“Dicho documento ha sido del conocimiento de las universidades y plantea tres fases, incluyéndose la definición de aspectos relacionados con la aplicación del examen de ingreso a los campos clínicos de internado rotatorio universitario”, recordó Esquivel.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.