Sofía Chinchilla C.. 16 octubre
La moción aprobada por los diputados tiene por objetivo garantizar un buen tratamiento a cierta cantidad de plásticos desechables. Fotografía con fines ilustrativos: Rafael Pacheco.
La moción aprobada por los diputados tiene por objetivo garantizar un buen tratamiento a cierta cantidad de plásticos desechables. Fotografía con fines ilustrativos: Rafael Pacheco.

Los diputados de la comisión legislativa de Ambiente aprobaron una moción que obligaría a los comercios a instalar recipientes para el depósito de residuos plásticos.

La exigencia la tendrían que cumplir todos los establecimientos que vendan plásticos de un solo uso, ya sea en forma de materia prima o de productos terminados.

La norma aplicaría a pulperías, tiendas, supermercados, productores de bebidas y a los proveedores del material con el que se fabrican botellas y empaques, por ejemplo.

Paola Vega, legisladora del Partido Acción Ciudadana (PAC), impulsó el ajuste al proyecto de ley sobre plásticos de un solo uso.

Se trata de una medida paliativa, luego de que el plan fuera debilitado la semana pasada por la mayoría de diputados del foro de Ambiente, en comparación con el texto anterior.

La versión anterior prohibía la venta de bolsas plásticas, pajillas y objetos oxobiodegradables; además, le restringía al Estado la adquisición de estos productos, inclusive aquellos que pudieran reutilizarse.

No obstante, diputados de Liberación Nacional (PLN), la Unidad Social Cristiana (PUSC) y Restauración Nacional (PRN) desecharon dichas disposiciones, y devolvieron el plan a un texto que prohíbe las pajillas y las bolsas plásticas, excepto las que midan 45 x 60 centímetros, 52 x 68 centímetros y las biodegradables.

“Ya que el proyecto quedó tan debilitado, que la gente por lo menos tenga donde disponer sus residuos y, en lugar de disponerlos, en un basurero común los ponga en un contenedor”, afirmó Vega.

Según la propuesta, los contenedores de los comercios podrían colocarse dentro o fuera de los establecimientos. Los residuos deepués tendrían que ser sometidos al tratamiento correspondiente.

El proyecto de Ley para Combatir la Contaminación por Plástico y Proteger el Ambiente ya terminó su trámite de comisión. Ahora ingresará al plenario legislativo, donde los 57 diputados podrán hacerle los últimos ajustes antes de someterlo al primer debate.

3 años de gracia a pajillas de jugos en caja

En su versión actual, el plan de ley también otorgaría un periodo de gracia de tres años para que se sigan comercializando las pajillas que vienen adjuntas a empaques, como los jugos.

Vega explicó que el transitorio se incluyó por solicitud de productores de bebidas que se empacan en envases tetrabrik, quienes se mostraron dispuestos a hacer el cambio, pero dijeron requerir tiempo para agotar la materia prima que ya tienen almacenada.

A los productores, importadores o distribuidores de botellas plásticas se les obliga a cumplir al menos un lineamiento de una lista de posibilidades, que incluyen fabricar sus productos con un porcentaje determinado de resina reciclada, generar programas de reciclaje, elaborar productos que generen menos residuos y establecer alianzas con municipios para mejorar la recolección integral de residuos.

La comisión de Ambiente también incluyó un artículo que crea el deber de los comercios a incentivar a sus clientes a utilizar sus propias bolsas, canastas o cajas reutilizables para transportar sus compras.

Y a las instituciones del Estado se le prohibiría comprar plásticos de un solo uso, pero sí se permitirín aquellos productos que sean reutilizables, reciclables o reciclados.

Además, se introduce una instrucción para que, cada año, el Ministerio de Salud elabore un informe con su evaluación sobre la reducción de la contaminación por plásticos de un solo uso.

El proyecto de ley prohíbe la venta de pajillas en todo el territorio nacional. De convertirse en ley, los incumplimientos se castigarían con multas de hasta ¢4,4 millones.

La iniciativa también obligaría a que cualquier política, plan o programa educativo sobre sostenibilidad o gestión ambiental incluya contenidos sobre gestión de residuos plásticos.