Gerardo Ruiz R.. 20 septiembre
Los sindicalistas optaron por amenazar a los diputados a favor del plan fiscal con mensajes escritos en carteles que pegaron en los ventanales que dan al plenario desde la barra de público. Foto: Cortesía.
Los sindicalistas optaron por amenazar a los diputados a favor del plan fiscal con mensajes escritos en carteles que pegaron en los ventanales que dan al plenario desde la barra de público. Foto: Cortesía.

“Hoy no salen de aquí.” “Ojo: mañana llegamos a la puerta de sus casas.” Con frases como esas, huelguistas y sindicalistas dirigieron sus reclamos contra los diputados que apoyan el plan fiscal, en los ventanales de la barra de público adjunta al plenario de la Asamblea Legislativa.

Los carteles con frases fuertes han sido la tónica durante la última semana en el Congreso, foco de las manifestaciones de los gremios de empleados públicos que están en huelga desde el lunes 10 de setiembre. Las intimidaciones no tardaron en provocar el rechazo de los diputados.

La estrategia de mensajes fuertes se centra en los legisladores que respaldan el plan fiscal, sin importar el partido al que pertenezcan.

(Video) Sindicalistas se manifestaron frente a la casa de diputada del PUSC, Aracelly Salas.

La diputada Aracelly Salas (de espaldas, traje oscuro) optó por salir de su casa a conversar con los manifestantes en contra del plan fiscal. Foto: Tomada del perfil público de Facebook de la congresista.
La diputada Aracelly Salas (de espaldas, traje oscuro) optó por salir de su casa a conversar con los manifestantes en contra del plan fiscal. Foto: Tomada del perfil público de Facebook de la congresista.

La preocupación de los parlamentarios se agudiza después de que un grupo de manifestantes de Heredia hicieran una visita matutina a la diputada Aracelly Salas, de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), con la intención de no dejarla salir a tiempo hacia la Asamblea Legislativa.

“Hoy en la mañana me visitaron algunos manifestantes en mi casa de habitación. No tengo que temer ni por qué esconderme. Con mucho gusto hablé con todos y les expuse mis puntos de vista y ellos me hicieron saber su posición. Pido a Dios sabiduría para tomar las mejores decisiones en esta etapa de mi vida", escribió la parlamentaria en su página de Facebook, donde colgó varias fotografías de los manifestantes.

A raíz de esa “visita”, otros parlamentarios heredianos toman precauciones.

Según Catalina Montero, del Partido Acción Ciudadana (PAC), procedieron a informarle del incidente a la Fuerza Pública de la provincia, que procedió a destacar a varios efectivos en las casas de los congresistas para facilitarles salir hacia el Congreso por la mañana.

“Me parece preocupante, porque ya esto no es una manifestación pacífica, suena a amenaza a la integridad de las personas. Son actitudes violentas, más viniendo de personas que son manifestantes que están en ese derecho, pero esto va más allá.

"Adonde la diputada Salas llegaron tres buses a las 6:00 a. m. y le impidieron salir de la casa, pues ella tenía que asistir a una comisión. Se le impidió cumplir con sus funciones”, criticó la oficialista.

Los jefes de las bancadas que apoyan la reforma tributaria manifestaron su repudio contra la nueva estrategia de los opositores al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Un sindicalista del Instituto Costarricense de Electricidad, a quien las autoridades del Parlamento tienen identificado, mostró un cartel en el que advertía a los diputados que las manifestaciones ahora serían
Un sindicalista del Instituto Costarricense de Electricidad, a quien las autoridades del Parlamento tienen identificado, mostró un cartel en el que advertía a los diputados que las manifestaciones ahora serían "en la puerta de sus casas". Foto: Cortesía.

Erwen Masís, coordinador de la fracción del PUSC, consideró que los insultos, las amenazas y las medidas de presión sindicales no se justifican, pues aseguró que las puertas del diálogo están abiertas.

“Es absolutamente lamentable desde todo punto de vista. Ese no es el camino, pues nadie entiende por las malas. Ese tipo de medidas son ajenas a nuestra cultura y le generan un daño a nuestra democracia. Esas son malas prácticas de algunos sindicalistas, que las han importado de otros lugares con ideologías lejanas a la democracia y al pacifismo costarricense. Hacen ver muy mal al movimiento sindical”, condenó el rojiazul.

Carlos Ricardo Benavides, jefe de fracción de Liberación Nacional (PLN), agregó que las tácticas sindicales constituyen una forma intolerable de violencia que debe ser condenada y denunciada públicamente.

El Congreso identificó a un sindicalista del ICE como una de las personas que amenazaron a los diputados durante las manifestaciones contra el plan fiscal. Foto: Cortesía.
El Congreso identificó a un sindicalista del ICE como una de las personas que amenazaron a los diputados durante las manifestaciones contra el plan fiscal. Foto: Cortesía.

“Una cosa es el debate de ideas y otra amenazar. Eso retrata de cuerpo entero a los líderes sindicales que se han dedicado a azuzar a las personas para que actúen violentamente.

“No me cabe ninguna duda de que esos líderes son responsables de instigación y las autoridades judiciales, hace ya bastante rato. Debieron tomar cartas en el asunto para investigar quiénes están detrás de los bloqueos, de los sabotajes y de actos de amedrentamiento que son una forma de matonismo sindical”, condenó.

Los legisladores ya le pidieron a la presidenta del Directorio legislativo, Carolina Hidalgo, que ordene acciones preventivas para impedir que los manifestantes vuelvan a ofenderlos desde la barra de público.

La jerarca del Congreso, en tanto, informó de que atendió la solicitud de los parlamentarios y su despacho procedió a solicitar la información correspondiente al Departamento de Seguridad para “tomar medidas pertinentes para prevenir que casos como el anterior se repitan”.

“Todos los ciudadanos y las ciudadanas pueden visitar la Asamblea Legislativa y las barras de público del Plenario, siempre y cuando esa participación no signifique una amenaza, o bien que, en medio de su participación, realicen amenazas por escrito o de otra índole”, manifestó Hidalgo.

Antonio Ayales, director ejecutivo del Congreso, confirmó que tomarán medidas más drásticas contra los manifestantes, en caso de que reincidan en comportamiento violento.

“Vamos a proceder a eliminar los carteles y, de ser necesario, limitaremos el ingreso de personas a la barra de público, de persistir esa agresividad. Tendremos que tomar cartas en el asunto con agentes nuestros”, dijo.

Ayales agregó que el Departamento de Seguridad del Congreso ya tiene identificadas a varias de las personas que han amenazado a los congresistas desde la barra de público. Ya los agentes de seguridad del Parlamento les hicieron las instancias respectivas, para que no continúen con esa práctica.

Sindicalistas amenazan a diputados desde las barras de la Asamblea Legislativa. Foto: Cortesía.
Sindicalistas amenazan a diputados desde las barras de la Asamblea Legislativa. Foto: Cortesía.

“La presidenta del Directorio nos solicitó que tomáramos las medidas necesarias para que esos rótulos insultantes no se exhibieran en los vidrios. Lo que sucede es que las personas se revisan a la entrada, pero llevan los rótulos en blanco para escribirlos cuando ya están adentro. Eso no permite el control previo”, justificó el funcionario.

Ayales agregó que la Fuerza Pública seguirá vigilando las instalaciones de la Asamblea Legislativa, mientras continúe la huelga en contra del plan fiscal.