Rebeca Madrigal Q.. 26 noviembre, 2019
El presidente de la República, Carlos Alvarado, se saluda con el diputado Carlos Avendaño en una imagen correspondiente al 2018. Foto: Julieth Méndez para LN
El presidente de la República, Carlos Alvarado, se saluda con el diputado Carlos Avendaño en una imagen correspondiente al 2018. Foto: Julieth Méndez para LN

El gobierno y la bancada legislativa de Restauración Nacional (PRN) procuran un acercamiento. El primer paso se materializó con el apoyo de Zapote a una agenda de proyectos de ley que son “prioridad” para el partido opositor.

Así lo afirmaron el ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, y el diputado y presidente del PRN, Carlos Avendaño.

Las iniciativas de Restauración que el gobierno impulsará han sido duramente criticadas por los expertos en materia de pensiones. Tienen que ver con reformas al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) y al Fondo de Capitalización Laboral (FCL).

"Hemos estado en conversaciones y, en esas conversaciones, nos plantean que su prioridad son estos proyectos”, declaró el ministro de la Presidencia.

Un proyecto abriría un periodo de unos tres años para que las personas que se jubilen puedan retirar el 100% del ROP, en un solo tracto, en vez de recibir pagos mensuales como pensión complementaria.

Además, la reforma permitiría a los jubilados engrosar su pensión del ROP solicitando que le distribuyan el fondo, en tractos mensuales, hasta cumplir la esperanza de vida condicionada, con el inconveniente de que, llegada esa fecha, el dinero se acabará y vivirán el resto de la vida sin pensión complementaria.

Incluso, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ha afirmado que este plan desprotegería a la población adulta mayor.

El otro proyecto del PRN lo que pretende es que, por una única vez y para ayudar a la reactivación económica, los asalariados puedan sacar el dinero que tengan en el FLC aunque no hayan cumplido cinco años seguidos con el patrono.

Hoy, el dinero del FCL solo se puede obtener por cumplimiento de quinquenio, ruptura laboral o jubilación.

El diputado Carlos Avendaño confirmó que el acercamiento entre los siete diputados restauracionistas y el gobierno se ha producido principalmente con Víctor Morales, pero está a la espera de una reunión formal en Zapote.

El domingo, el presidente de la República, Carlos Alvarado anunció que ambas iniciativas del PRN serán convocadas para el periodo de sesiones extraordinarias del Congreso, que va desde el 1.° de diciembre al 30 de abril.

"Estas iniciativas, propuestas por la fracción de Restauración Nacional, deben ser discutidas bajo la lupa de la responsabilidad y, también, de la difícil situación que pasan muchas familias”, indicó el mandatario.

Avendaño, por su parte, respondió públicamente que la agenda convocada era “ambiciosa y de gran envergadura nacional”.

Morales confirmó, de previo a ese anuncio, las conversaciones con Restauración Nacional, agrupación política a la que se enfrentó Alvarado en la pasada segunda ronda electoral y con la cual tuvo grandes diferencias durante el trámite de la reforma fiscal, el año anterior.

En esta nueva etapa de relaciones, el Poder Ejecutivo está incluso dispuesto a poner en discusión un proyecto que inicialmente fue objetado por el presidente de la República, quien manifestó su oposición al retiro total del ROP, iniciativa del diputado de PRN, Eduardo Cruischank.

Al respecto, el ministro Morales argumentó que el proyecto ha sido modificado en la comisión que lo estudia, pues pasó de ser una iniciativa para que todos los contribuyentes pudieran retirar el 100% de ese dinero a limitar esa posibilidad a un periodo que culminaría en febrero del 2023.

(Video) Presidente se opone a proyecto que permitiría retirar dinero de pensiones complementarias

“Cuando se planteó esta idea, no estábamos de acuerdo si la idea era terminar eliminando este pilar del sistema de pensiones (la pensión complementaria), pero si es posible en los términos que lo planteó la subcomisión (establecer el límite), al menos es un punto que deberíamos revisarlo, no la forma en que estaba planteado, sino que ya con ese informe hay un escenario distinto y que nos debe permitir revisar los alcances de esto”, argumentó Morales.

Para Morales, esta es una iniciativa que podría tener el apoyo de un grupo de diputados de diferentes fracciones, por lo que vale la pena la discusión, según dijo.

Por otro lado, en relación a la iniciativa del retiro del FCL, una iniciativa de Avendaño que apenas tiene un mes de haber sido presentada en la corriente legislativa, el Poder Ejecutivo comparte la visión del diputado que podría ser una medida para que las personas puedan hacer uso de ese dinero para pagar deudas.

Según Avendaño, el disponer de ese efectivo de inmediato permitiría reactivar la economía a través del consumo, pero para el superintendente de Pensiones, Álvaro Ramos, los empleados más bien perderían lo que hoy funciona como un seguro de desempleo en caso de que, después de obtener el FCL, pierdan el trabajo.

Sin compromisos

Ni Morales ni Avendaño confirmaron un compromiso entre ambas fuerzas políticas por votar ninguna iniciativa de ley en específico.

“Tiene que ver con la construcción de las mayorías necesarias. No estamos en ese nivel de cambios de apoyo con otras fracciones. Ese es el proceso de las próximas semanas”, explicó el ministro de la Presidencia, quien también ocupa una curul del Partido Acción Ciudadana (PAC) en esta administración.

Avendaño aseguró sentirse satisfecho con la convocatoria de estos proyectos, en un momento, según reconoció, en el que hay mayor afinidad con el Poder Ejecutivo.

De hecho, Avendaño suavizó los roces que tuvo con Casa Presidencial durante la discusión de la reforma fiscal. Al respecto, explicó que siempre tuvieron consciencia de la necesidad de esa ley, que no contó con sus votos en diciembre del año anterior, porque puntos como gravar la canasta básica no les simpatizó.

Entre la agenda que convocará Alvarado también está el proyecto de reforma de empleo público y otro paquete de eurobonos por ¢4.500 millones.

Sobre estas iniciativas, el diputado de Restauración Nacional reconoció la urgencia de resolver, pero siempre que se disuelvan las dudas que tienen sobre el fin de los eurobonos y el uso que se le haya dado al primer paquete aprobado por ¢1.500 millones.

“Es un agenda país que está urgiendo resolver y esta Asamblea ha tenido una característica y ha sido muy productiva, no por la cantidad de proyectos, sino por su calidad”, dijo Avendaño.