Josué Bravo. Hace 6 días

El presidente de la República, Carlos Alvarado, afirmó que quienes aumentaron el gasto público durante los últimos 20 años hoy le exigen aplicar la regla fiscal de manera que el Presupuesto Nacional se reduzca en ¢433.000 millones en el 2020, medida que, en su criterio, provocaría el cierre de ministerios.

Sin mencionar a algún gobierno en particular, el mandatario señaló que quienes “propugnaron” por la reducción del Estado son los mismos que hipotecaron el país.

“A ver, vamos a hablar esto en serio, hablemos en serio. Durante los últimos 20 años, quienes propugnaron cierre de instituciones las duplicaron de 150 a más de 300. Quienes propugnaron la reducción del Estado duplicaron la planilla pública y ampliaron los pluses. Eso hicieron los últimos 20 años. ¿Y ahora yo soy el gastón? ¿Es esa la discusión seria que estamos teniendo aquí en este país?”

(Video) Presidente cuestiona a quienes 'hipotecaron' el país

“Seamos serios entonces. ¿No hicieron eso antes? ¿Y ahora yo soy el gastón? ¿Quién trajo a este país esta hipoteca? ¿Yo? No. Yo la estoy sacando esta hipoteca y estoy haciendo el máximo esfuerzo, pero como pasaron ya las (elecciones) municipales, hay unos que ven muy fácil jugar de poses, decir cosas al aire”, cuestionó el mandatario.

“Se están paseando en el país por politiquería y lo hicieron antes. Y yo me estoy tragando este costo, pero para hacer algo para este país. Eso es lo que estoy haciendo”, también mencionó.

“No voy a respaldar algo que termine cercenando a Costa Rica de varios brazos institucionales. Porque la gente aquí cree que cerrar instituciones es un deporte. Entonces, si cerramos algo del MAG y Senasa, la gente se pone feliz, pero después no podemos hacer exportaciones a China”.

Alvarado reaccionó de esa forma esta mañana, tras culminar una actividad en Colegio Técnico Profesional de Mercedes Norte, Heredia.

Dijo esas palabras en momentos en que diputados de oposición y la Contraloría General de la República (CGR) le exigen aplicar la regla fiscal con base en el que gasto realmente ejecutado en el 2019, en lugar del presupuesto original.

La regla fiscal es una norma incluida en la reforma fiscal para imponerle un tope al gasto corriente del Gobierno Central, lo que incluye salarios, transferencias y pago de intereses.

La CGR sostiene que el tope debe aplicarse sobre el gasto real del 2019, pues el artículo 21 de la reforma fiscal establece que la verificación del cumplimiento de esa norma se hará “a partir de la liquidación presupuestaria de las instituciones públicas”.

Un cálculo elaborado por la Contraloría estima que, si el Ejecutivo aplicara la regla fiscal de esa manera, el tope al gasto corriente decrecería en ¢433.000 millones este año, lo que equivale a más de un 1% de la producción nacional, al pasar de ¢7,9 billones a ¢7,5 billones.

El Ministerio de Hacienda sostiene que el techo debe aplicarse sobre el presupuesto pues, de lo contrario, la economía se desaceleraría excesivamente rápido. En tanto, la CGR afirma que, más bien, la deuda pública se aliviaría en el largo plazo.

Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC) exigen la aplicación de la regla sobre el gasto real y apoyan un proyecto de interpretación auténtica de la diputada Silvia Hernández, del PLN, para aclarar cualquier duda sobre ello.

“Yo no creo que ese sea un diferendo entre la Contraloría y el Poder Ejecutivo. Creo que es un diferendo entre la Contraloría y la ley que emitieron los diputados. La ley es clara en lo que propone y es una ley puesta por los diputados. (...). La interpretación auténtica de la ley corresponde a los diputados en su espíritu”, afirmó el mandatario.

“Pero también la misma exministra (de Hacienda) doña Rocío (Aguilar) y ahora el ministro de Hacienda (Rodrigo Chaves) han sido claros: si se hace como aducen, en este caso la Contraloría, doña Rocío lo dijo meses atrás, esto no es un tema nuevo, habría que bajar al menos unos ¢500.000 millones en gasto corriente".

"Entonces, la pregunta ahí es ¿qué cerramos? ¿cuál de todas las instituciones? Es más, no es una o dos, estamos hablando de cinco o seis. Y ni siquiera estamos hablando de autónomas, ahí son ministerios”.

“No es menor esta pregunta. Primero, no es un tema que es antojadizo, está en la ley que se aprobó y si hay una interpretación de la ley, entonces es una interpretación auténtica que corresponde a los diputados. Nosotros estamos aplicando el espíritu de la ley y ahí está el Poder de la República, la ley, es el Congreso. Nosotros ejecutamos”, añadió.

Entre el 2008 y el 2017, el Gobierno aumentó sus gastos en un 83% sin tener el dinero para pagarlos.

En el 2008, el Presupuesto Nacional era de ¢4,8 billones y los ingresos tributarios ascendían a ¢3,4 millones, es decir, alcanzaban para cubrir el 70% de los gastos.

Diez años después, en el 2017, el Presupuesto ya era de ¢8,9 billones y los ingresos por impuestos sumaban ¢4,9 billones, o sea, solo cubrían el 50% del gasto.

Este es un extracto de un intercambio de preguntas y respuestas entre el presidente y la prensa este jueves 13 de febrero:

- Los diputados afirman que el espíritu de la ley es que se aplique sobre el monto ejecutado y el artículo 21 (de la reforma tributaria) dice que la verificación del cumplimiento de la regla fiscal será sobre los presupuestos liquidados de las instituciones

No, yo considero que eso no es y, en todo caso...”

- Pero la ley dice...

No, eso no dice. Eso no es lo que parte la interpretación que maneja Hacienda. No lo es. Doña Rocío lo dijo claramente el año pasado... Porque la pregunta sería, sería una trampa, entonces. Díganme cuáles son los seis ministerios que vamos a cerrar y eso impacta directamente a los costarricenses y sus servicios. Es una discusión no fiscalista, es de desarrollo.

- ¿Cómo interpreta ese artículo 21 usted?

Bueno, eso es parte de la discusión. Lo otro es un suicidio. Un suicidio no del gobierno, lo fiscal. Un suicidio de los servicios que recibe la gente. Esa es la discusión. Yo creo que esta discusión tiene que llevarse a un grado, también, de sensatez.

- ¿Cómo lo va a resolver?

Haciendo lo que dice la ley. La interpretación de eso es clara y la tiene el ministro de Hacienda.

- Pero ellos (los diputados) lo están interpretando...

No. ¿Hay un voto sobre una interpretación auténtica? Hay opiniones.

- Hay un proyecto de ley en ese sentido

Bueno, esa es una discusión, entonces.

- ¿Va a respaldar esa discusión?

A ver, yo voy a respaldar algo sensato. No voy a respaldar algo que termine cercenando a Costa Rica de varios brazos institucionales. Porque la gente aquí cree que cerrar instituciones es un deporte. Entonces, si cerramos algo del MAG y Senasa la gente se pone feliz, pero después no podemos hacer exportaciones a China.

"Y entonces dicen, ‘quiten empleados públicos’, pero entonces ¿quién va a enseñar el inglés a estos muchachos? O quiten empleados públicos, pero entonces, no pueden ser policías, no pueden ser maestros y eso es más del 70% de la planilla.

Entonces, llevemos la discusión a la sensatez, a la profundidad, a la rigurosidad, no a los estereotipos".

¿Está molesto?

Claro que sí. Se están paseando en el país por politiquería y lo hicieron antes. Y yo me estoy tragando este costo, pero para hacer algo para este país. Eso es lo que estoy haciendo.

- Pero la reforma fiscal se pudo haber aprobado hace 15, 10 años cuando (el PAC) era oposición...

Fue en este gobierno porque es mi responsabilidad como presidente y haré todo lo necesario como lo que presentó el ministro (Chaves), responsable, responsable. No pudieron responderle nada (los diputados) porque fue responsable. Entonces ahora hagámonos responsables.

“Y yo, se lo digo con toda sinceridad, con esta Asamblea lo que tengo es agradecimiento porque ha sido responsable y mi reto es sigamos siendo responsables, responsables, críticos, inteligentes en el fondo del asunto. Eso es lo que tenemos que hacer, eso es lo que merece Costa Rica, no discusiones tan superficiales, vayamos al fondo”.