Política

Alcalde ordenó construir puente en finca de presunto narco, declara maestro de obras

En declaración ante el OIJ, funcionario relata cómo el jerarca municipal de Corredores lo contactó para desarrollar la obra con recursos públicos y se mantuvo en constante comunicación durante cuatro meses

Miguel Ángel Cubero Fallas, quien trabaja como maestro de obras en la Municipalidad de Corredores, le relató al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) cómo el alcalde de este cantón, Carlos Viales Fallas, le ordenó construir un puente con recursos municipales dentro de una finca del supuesto líder narco Darwin González Hernández, quien actualmente está en prisión.

El maestro de obras relató que la primera comunicación sobre la obra ocurrió el 31 de julio del 2020, cuando el alcalde le preguntó, mediante un mensaje de WhatsApp, si el ingeniero de la Municipalidad, Roberth Fernández Masís, le había hablado de un proyecto, sin indicarle cuál exactamente. Él le dijo que no, que todavía no se había comunicado.

Tres días después, el 3 de agosto del 2020, el ingeniero Fernández Masís llevó al funcionario, en un vehículo del ayuntamiento, al sector de Bajos Los Indios, en el barrio San José, donde le mostró un puente y le dijo que “ese sería el modelo que se iba a realizar en el sector de Río Bonito”.

El mismo día, ambos visitaron la propiedad donde se iba a construir el puente, la finca privada vinculada Darwin González, en la que el sospechoso de narcotráfico de cocaína y lavado de dinero pretendía levantar una embotelladora de agua mediante la sociedad Darfra Inversiones.

“Tenía un portón grande que estaba cerrado, pero sin candado, y tenía un rótulo grande que decía Minae (Ministerio de Ambiente y Energía), por lo que yo en todo momento pensé que se trataba de una propiedad que era de la Municipalidad o que tenía que ver con el Gobierno. Yo nunca imaginé que fuera una propiedad privada; además, como ellos me tenían en otros proyectos municipales, pensé que se trataba de uno más”, contó Cubero Fallas, quien tiene 50 años.

Ese 3 de agosto del 2020, empezaron las obras con la toma de medidas de la distancia y ancho del río, para establecer la ubicación del nuevo puente.

Desde entonces y hasta el 24 de noviembre de mismo año, día en que concluyeron los trabajos, Cubero Fallas sostuvo constante comunicación con el alcalde del Partido Liberación Nacional (PLN) sobre la obra a través de mensajes y llamadas de WhatsApp, en los que reportaba los avances de la obra y los contratiempos. Como prueba, entregó su teléfono celular y llaves USB, donde constan fotografías, videos y textos intercambiados entre ambos.

De acuerdo con el testimonio de Miguel Ángel Cubero Fallas, el alcalde Carlos Viales y el ingeniero Roberth Fernández lideraban la construcción del puente, daban las órdenes y pedían cuentas sobre el avance.

“En el teléfono tengo varias conversaciones con don Carlos Viales Fallas referentes al puente de Río Bonito. Es importante indicar que, para el momento en que se realizó este proyecto del puente, era el único puente que se estaba construyendo en el cantón, a nivel municipal, y don Carlos Viales Fallas, en todo momento, supo que se trataba del puente de Río Bonito.

“Hay varias conversaciones desde el 31 de julio de 2020 hasta el 24 de noviembre de ese mismo año que fue cuando finalizó la construcción del puente. En las conversaciones, don Carlos Viales Fallas siempre estuvo al pendiente”, destacó Cubero Fallas.

Insistió en que a él nunca se le indicó que se trataba de una propiedad privada y en que siempre pensó que era una obra estatal por el letrero con el logo del Minae. Ese rótulo lo que realmente mostraba eran permisos ambientales para la construcción de la envasadora de agua mediante el aprovechamiento de una naciente por parte de Darwin González.

“Parecía ser un proyecto municipal como cualquier otro de los yo había hecho con la Municipalidad de Corredores.

“El lunes 21 de setiembre del 2020, estando ambos en la Municipalidad, yo y Roberth Fernández Masís, él me dijo que continuáramos con el puente y que no importaba si la gente seguía hablando. Yo le dije a él que ¿por qué la gente hablaba de ese tema? Y él me contestó que el proyecto del puente de Río Bonito no tenía nada malo, que continuáramos hasta terminarlo”, mencionó Cubero Fallas a las autoridades judiciales.

El maestro de obras detalló, además, que para la construcción del puente se utilizó una cuadrilla de unas ocho personas, incluyéndolo a él —todos funcionarios municipales—, quienes trabajan de lunes a domingo, incluso sin tomar la hora de almuerzo, por la premura de terminar el proyecto cuando antes. Hubo un impasse de unos 20 días, del 24 de octubre al 14 de noviembre del 2020.

Según su relato, solo él iba a marcar la hora de entrada y salida a la municipalidad, el resto del personal no lo hacía; además, les pagaron horas extra con recursos públicos.

“La justificación que Roberth (Fernández) consignó en ese documento era que se estaban pagando las extras por trabajos realizados en rehabilitación y mantenimiento de los drenajes en el cantón; sin embargo, esa situación correspondía a las extras del puente de Río Bonito, pero en el momento yo no le presté atención a esa justificación, únicamente vi la planilla con el nombre de los trabajadores y la cantidad de horas de extras que nos adeudaban”.

Especificó que, para la construcción del nuevo puente y la demolición del anterior, se utilizó la batidora de concreto, herramientas y el combustible de la municipalidad, así como material de segunda mano para construir una bodega de almacenaje en el sitio.

Actualmente, Viales está suspendido del cargo por ocho meses, como medida cautelar, mientras la Fiscalía investiga si mediaron recursos municipales en la construcción de la estructura y si el alcalde recibió dádivas.

El relato del maestro de obras forma parte de la prueba consignada en la orden de allanamiento que emitió el Juzgado Penal de San José en respuesta a la solicitud de la Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, a principios de diciembre del 2021, y de la cual La Nación tiene una copia.

Miguel Ángel Cubero Fallas, de igual forma, contó que el imputado Manuel Fernández Sancho, alias “Manuel El Profe”, era el encargado de proveer los materiales y la maquinaria pesada para los trabajos y que este último se refería a Darwin González como el “patrón”. También era el encargado de cuidar la finca donde se construía el puente.

Se trata de un docente de Estudios Sociales del Colegio Diurno de Ciudad Neilly.

“El 30 de setiembre de 2020, Manuel (Fernández) me reenvía un audio de una persona que en aquel momento yo no sabía quién era, fue ese mismo día que supe que era Darwin, ya que Manuel me pidió que ese audio no se lo mostrara a nadie, me dijo que era solo para mí. Básicamente, el audio lo que dice es que ese sujeto Darwin ya había hablado con Bernabé (Chavarría), el presidente del Concejo de la Municipalidad; incluso, ese audio dice que eso ya estaba arreglado desde adentro de la Municipalidad y que el sujeto de azul —refiriéndose a mí— solo tenía que ir por la ‘majasapos’, entiéndase la aplanadora de la Municipalidad que es un vehículo de doble rodillo de hierro.

“Manuel me dijo en un audio que la persona que le mandó a decir eso es el ‘patrón’, refiriéndose a Darwin (González) y que ya todo estaba hablado con Bernabé (Chavarría), el presidente del Concejo”, se consigna en la orden de allanamiento de acuerdo con lo dicho por el maestro de obras.

Por último, Miguel Ángel Cubero Fallas especificó que el puente se encuentra a 300 metros de la entrada principal de la finca y que la embotelladora a otros 300 metros más adentro, después del puente.

Además, contó que ha recibido presiones por parte de William Pérez Quirós, director administrativo del municipio, y del ingeniero Roberth Fernández.

La Fiscalía sospecha que los funcionarios municipales, “de común acuerdo y con pleno dominio del hecho”, utilizaron recursos públicos por ¢75 millones en la finca del presunto narco, mediante la utilización de funcionarios municipales que laboran como encargados de cuadrillas, maestros de obras, operarios especializados, peones, maquinaria y herramientas.

“En apariencia el coimputado Darwin González Hernández dio una dádiva de dinero importante al alcalde municipal de Corredores, Carlos Viales Fallas, al ingeniero Robert Fernández Masís y al regidor y presidente del Concejo Municipal, Bernabé Chavarría Hernández, por la construcción de la obra del puente y reparación del camino privado”, se consigna en el expediente judicial.

En esta causa, la número 21-000007-1775-PE, además de Carlos Viales, figuran como imputados otros cinco funcionarios de la Municipalidad de Corredores: Bernabé Chavarría Hernández, presidente municipal; Roberth Fernández Masís, ingeniero municipal; Gerald Mora Acuña, encargo de bodegas; William Pérez Quirós, director administrativo; y Ginger Vásquez Rodríguez, encargada del Departamento de Recursos Humanos.

También, aparece el aparente narcotraficante Darwin González Hernández y el profesor de Estudios Sociales.

En específico, el Ministerio Público investiga los presuntos delitos de peculado y tráfico de influencias, los cuales son penados con prisión de 3 a 12 años y de 2 a 5 años, respectivamente.

Tanto Carlos Viales, de 57 años, como el regidor Bernabé Chavarría, de 63 años, fueron puestos en libertad con medidas cautelares. Al primero se le suspendió temporalmente del puesto.

Natasha Cambronero

Natasha Cambronero

Editora de la Unidad de Investigación y Análisis de Datos. Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Recibió el premio de La Nación como “Redactora del año” en el 2016.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.