Patricia Recio. 13 febrero
 Zhou Jingxiong, director de la empresa CHEC, encargada de la construcción de la ruta 32, conversó con La Nación sobre el avance del proyecto para ampliar 107 kilómetros de la carretera entre el cruce hacia Río Frío y el centro de Limón. Fotografía José Cordero
Zhou Jingxiong, director de la empresa CHEC, encargada de la construcción de la ruta 32, conversó con La Nación sobre el avance del proyecto para ampliar 107 kilómetros de la carretera entre el cruce hacia Río Frío y el centro de Limón. Fotografía José Cordero

Oficialmente la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) debería entregar la ampliación de la ruta 32, en el tramo entre el cruce hacia Río Frío y el centro de Limón, en octubre del próximo año. Esa es la fecha contractual, pero la realidad es otra.

El Conavi advirtió la semana pasada de que la empresa solo tiene un 6% de avance en la obra, cuando ya ha consumido más de 30% del plazo.

En tanto, el director de la empresa china, Zhou Jingxiong, dijo en una entrevista para La Nación que inevitablemente tendrán que pedir una prórroga para completar la ampliación de la carretera y las obras adicionales que pidió el Gobierno.

Zhou aseguró que los atrasos que arrastra la obra se deben, entre otras cosas, a que cuando recibieron la orden de inicio no contaban con todas las condiciones para empezar a trabajar y porque luego el Gobierno incorporó trabajos extra que demandarán más tiempo.

Este es un extracto de la conversación con Zhou, que se realizó con ayuda de un traductor.

– El MOPT y Conavi han mostrado preocupación por el poco avance que tiene la obra. ¿Cómo valoran esa situación?

– A juicio de nosotros, el atraso en la obra es dos o tres meses. La ejecución actual en comparación con la programación que hicimos anteriormente es de un 80% de lo que estaba programado. Es decir, el atraso que llevamos es un 20%, según el cronograma.

“A final de diciembre del año pasado se había alcanzado 10% de avance total de la obra”. (Este dato no concuerda con lo indicado por el Conavi).

– ¿Por qué se da ese atraso?

– Esa obra es como un proyecto llave en mano. Tiene una diferencia en comparación con las obras de la licitación pública.

"Una vez que nosotros hacemos el diseño, entregamos el diseño para la aprobación y luego entramos en la etapa de la ejecución de la obra. En diciembre del 2017 iniciamos la obra oficialmente, pero en ese momento no se tenía la condición suficiente para el inicio.

“Eso tiene varias razones, la primera es que además del permiso ambiental, a partir de esa fecha empezamos a solicitar otros permisos, de corta de árboles, de investigación arqueológica, para sacar aguas. La segunda razón es que no habían arrancado las expropiaciones y la movilización de servicios públicos y la tercera es que se sigue perfeccionando el diseño”.

– En relación a las expropiaciones, ustedes dicen que esa es una razón de atraso y en el Conavi aseguran que ustedes en el diseño original habían pedido más expropiaciones de lo que se debía y por eso hubo que ajustar el diseño.

– Para nosotros la explicación del Conavi, no está tan exacta. Nosotros empezamos la obra con esas tres condiciones que no se cumplían. En ese momento que tomamos la decisión junto con Conavi para el arranque de la obra, previmos que iban a existir muchas dificultades, porque era casi una obligación arrancar en esa fecha.

“En comparación con otros proyectos, solo el trabajo de expropiación necesitaba como dos o tres años. La obra de nosotros lleva una característica y es que estamos diseñando, construyendo y expropiando. El modelo al principio es poco lento pero después es que salen sus ventajas”.

– ¿Considera que van a lograr terminar a tiempo?

– Nosotros evaluamos que hay mucha posibilidad de concluir a tiempo (sin contemplar las obras adicionales). Hemos añadido más mano de obra y maquinaria con el objetivo de finalizar la obra a tiempo. Aumentamos en 20% de maquinaria, algunas de esas ya llegaron al puerto.

– ¿Han presentado algún descargo al MOPT por esos atrasos que según dicen son atribuibles a la administración?

-"Hemos entregado varias cartas al MOPT y al Conavi solicitando una reconsideración, sobre el plazo. Incluso en una de las cartas planteamos que si hay una posibilidad de que nosotros usemos el terreno de una vez y dejamos el proceso legal (de la expropiación) luego".

– El MOPT dice que ahorita tienen suficiente terreno para trabajar.

– Con el diseño anterior había más lugares por expropiar, sabemos que aquí las expropiaciones son muy difíciles, hemos disminuido muchos sitios, pero ahorita, para avanzar la obra, todavía necesitamos más terreno.

"Mientras esperamos la expropiación, sacamos las maquinarias para trabajar en otros puntos.

“En este momento evaluamos que las expropiaciones no nos ha afectado severamente, pero si el tiempo de espera es muy largo, eso al final va a afectar la programación”.

– ¿Ya tienen un número de cuántas expropiaciones necesitan en total?

– Hasta ahorita hemos determinado el 90% de cuánto vamos a expropiar. Pero el diseño se cambia todos los días.

“Por parte de nosotros hemos modificado y mejorado nuestro diseño. En comparación con el del principio, disminuimos el 50% de la expropiaciones”.

– ¿Han valorado pedir una prórroga para la entrega de la obra?

– Para nosotros la prórroga de la obra es inevitable, porque luego a los procesos de negociación, el Gobierno nos planteó bastante obra adicional.

"Por ejemplo los pasos de los animales, eso es una obra fuera de contrato, además hemos mejorado nuestro diseño, eso significa que si antes íbamos a expropiar una casa y en este momento ya, entonces ahora hay que construir un muro para proteger esa casa. Eso también son obras adicionales.

“Otro punto importante son las alcantarillas, porque en el momento en que firmamos el contrato, aparecían 80 alcantarillas, pero ahora, según el cálculo, son más de 300 alcantarillas.

“Nosotros estamos intentando construir esas obras dentro del plazo de la construcción, aunque calculamos es muy difícil”.

– ¿Qué pasa en caso de necesitar una prórroga, ustedes pueden interceder ante el Eximbank para que se modifique el plazo del financiamiento?

– Al ser una empresa estatal, tenemos muy buena relación con los bancos chinos, entonces en proyectos ejecutados por una empresa china estatal, podemos negociar con el banco las condiciones.

"El préstamo que se firmó con el banco de China es hasta diciembre del 2021, ese plazo final es como un año más que la fecha de la conclusión de la obra. El contrato se firmó así.

“A juicio de nosotros antes de esa fecha podemos concluir las obras financiadas por el banco, pero si se requieren obras adicionales, hay que negociarlo. El Gobierno (de Costa Rica) tiene que buscar el financiamiento para esa obra adicional”.

– El Conavi dio a conocer problemas en la calidad de los materiales y la ejecución de algunas de las obras que ustedes realizan. ¿Qué fue lo que pasó?

– Puedo decir, con responsabilidad, que los pilotes de nosotros no tienen problemas de calidad.

“Hemos cumplido todos los requisitos y contamos con suficiente prueba para determinar la calidad de los pilotes. Hasta hoy en día hemos hincado más de 100 pilotes, pero en el proceso hemos descubierto que en dos hay problemas. Esos vamos a erradicarlos e hincarlos totalmente nuevos”.

– ¿En este momento la mayoría de la mano de obra es china o han contratado mano de obra local?

– Según la ley de préstamo, la mano de obra china no podía sobrepasar el 50%, pero actualmente la mano de obra local es 60%. Los trabajadores chinos en este momento son unas 400 personas. La mano de obra local y subcontratada son 800 personas.

– ¿Porque solo hay dos de las tres empresas que se habían subcontratado?

– Anteriormente los subcontratados eran tres: Sánchez Carvajal, Meco y H. Solís, pero en este momento, Sánchez Carvajal se retiró.

"Evaluamos que esa empresa no tiene suficiente capacidad financiera para finalizar la obra.

“El tramo que se le había encargado estaba ubicado en el centro (de todo el trayecto que se subcontrató), cuando ellos salen, lo dividimos entre las dos que quedaron”.