Infraestructura

Sala IV autoriza desalojo de familias para iniciar obras de nuevo puente del Saprissa

Recurso de amparo planteado en julio atrasó aún más proyecto para paso gemelo; antes se presentaron otros reclamos

Con el aval de la Sala IV, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) inició este jueves el desalojo de familias que viven en el barrio Saprissa, en los alrededores del sitio donde se realizarán las obras de ampliación del puente sobre el río Virilla, en Tibás.

Se trata de unas 19 familias, las cuales deberán abandonar la zona en las próximas horas, luego de que la Sala declarara sin lugar un recurso de amparo presentado en julio por Melvin Antonio Valverde Sojo, uno de los afectados.

Agentes de la Fuerza Pública y oficiales de la Policía de Tránsito, en conjunto con funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), de la Dirección General de Migración y Extranjería, de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) colaboran en la diligencia.

El recurso resuelto es el último de varios que han frenado las obras de ampliación.

Los ocupantes del sitio; sin embargo, dijeron no haber sido notificados todavía de la decisión del tribunal constitucional.

“No nos han comunicado nada. Nos llegaron así, a como usted está viendo. Toda la gente estaba durmiendo. Yo metí un recurso de amparo a la Sala IV y en el correo electrónico no ha llegado ninguna resolución. 15 días dice el señor aquel que tiene de tener el papel de desalojo y ellos a nosotros no vinieron a comentarnos nada.

“Eso es una injusticia porque somos familias pobres. No somos chusma. Siempre habíamos negociado con el MOPT de que en el momento que se diera el desalojo nos avisaran con anticipación”, expresó Valverde.

El vecino alegó que, al momento de interponer el reclamo, las dependencias encargadas de la obra seguían sin definir una solución habitacional para las familias que debían ser trasladadas.

El ciudadano solicitó el pago de hasta seis meses de alquiler mientras se completan los trámites para acceder a un bono de vivienda.

"Ahora la única opción es agarrar la calle porque si vivimos aquí es porque no tenemos otro lado. El IMAS (Instituto Mixto de Ayuda Social) nos dijo que nos ayudaba hasta el momento que se diera la resolución de la Sala IV. Son 19 familias, aquí hay niños, discapacitados, mujeres embarazadas y adultos mayores.

“Yo le hago un llamado al IMAS para que nos ayude, pero en este momento nos pueden dar los tres meses de alquiler y quien va a encontrar una casa hoy mismo. Nadie. Muchos vamos a tener que dormir hoy aquí en la calle” puntualizó Valverde.

Puente gemelo

En un comunicado de prensa, el MOPT explicó que el objetivo es aumentar de dos a cinco carriles la capacidad de paso simultánea de vehículos por la zona, con la construcción de un nuevo puente de tres carriles.

Esta ampliación permitiría reducir las presas en ese tramo de la ruta 32, que comunica San José con Limón. Por ahí transitan en promedio 34.000 vehículos a diario, explicó el ingeniero Carlos Jiménez, encargado de la Unidad Ejecutora.

El nuevo puente tendrá una longitud de 286 metros y estará listo en un plazo de 18 meses. Además, las obras incluyen la intervención de la carretera, a cada lado de la obra, para realizar las adaptaciones necesarias para el ingreso y la salida de la nueva estructura.

“Es un proyecto que hemos esperado por mucho tiempo, más las personas que en horas pico tienen problemas para desplazarse por la zona y que viven en San Isidro, San Miguel, incluso en San Rafael de Heredia y muchos otros trabajadores que viajan a diario desde Guápiles a la capital. Serán pocas semanas lo que deberemos esperar para que inicien las obras”, resaltó Jiménez.

La construcción del nuevo puente, valorado en al menos $22,4 millones, tampoco pudo iniciarse el año anterior por la negativa de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés), a entregar una copia del expediente a la Contraloría General de la República (CGR).

La contratación del nuevo puente del Saprissa fue encargada a la UNOPS con la intención de acelerar la ejecución de la obra. El proceso se inició desde el 2016, pero enfrentó un largo proceso de impugnaciones.