Daniela Cerdas E.. 14 octubre
La UCR tiene 9.969 empleados. Las remuneraciones consumen el 67% del presupuesto de la institución. Foto Archivo
La UCR tiene 9.969 empleados. Las remuneraciones consumen el 67% del presupuesto de la institución. Foto Archivo

Mientras un juez resuelve si las universidades públicas deben aplicar la reforma fiscal, la rectoría de la UCR resolvió reconocer a sus funcionarios una anualidad 1,94% sobre el salario base, como ocurre en el resto del sector público, tal como lo establece la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (número 9635), aprobada en diciembre del 2018.

La Universidad de Costa Rica (UCR) pagaba a sus trabajadores un 3,75% de anualidad sobre el salario bruto, es decir la base más pluses. En 2019, presupuestó cerca de ¢64.000 millones para ese incentivo.

Sin embargo, como reconoció en noviembre pasado el , el entonces rector, Henning Jensen, ya el pago de ese porcentaje era “insostenible” para la institución. Así lo admitió ante los diputados de la Comisión que investigó el uso del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES).

De acuerdo con la resolución de la Rectoría R-263-2020, emitida este miércoles, dado que durante el año 2020 no se ha pagado el concepto de anualidad, se establece diciembre de 2019 como mes de referencia a partir del cual al trabajador se le constituirá un monto nominal fijo o congelado, con el monto de anualidad que esté devengando en ese momento.

Además, el empleado que se encuentre desempeñando un puesto de ascenso recibirá la anualidad nominal hasta que finalice dicho nombramiento, y, cuando retorne a su puesto en propiedad, asumirá la anualidad nominal correspondiente a ese.

“La anualidad homologada se aplicará como un porcentaje sobre el salario base de la clase ocupacional correspondiente a las categorías salariales vigented a julio de 2018. Dichos porcentajes serán de 2,54% a las clases ocupacionales administrativas de las categorías de 1 a 9, y de 1,94% a las clases ocupacionales administrativas de las categorías de 10 a 17, y a los salarios base de los puestos docentes, incluyendo en estos últimos, los cargos de dirección académica y administración superior”, indica la resolución del rector, Carlos Araya.

Actualmente, se encuentra en trámite una acción de inconstitucionalidad interpuesta por los integrantes del Consejo Nacional de Rectores (Conare), en febrero de este año, contra la ley 9635. En el caso de la UCR, la gestión fue firmada por el anterior jerarca.

Los rectores universitarios pidieron en la gestión que se anulara un artículo y un inciso del reglamento del Título III de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, los cuales ponen límite al pago de incentivos como anualidades, carrera profesional y dedicación exclusiva en todas las instituciones públicas, incluidas las universidades.

Ante la Sala Constitucional, los jerarcas de las casas de enseñanza superior alegaron que tal normativa viola las disposiciones de la Constitución Política sobre el financiamiento de la educación superior pública, como la autonomía universitaria y la obligación de que cada año se dedique el equivalente a un 8% del producto interno bruto (PIB) a la enseñanza estatal.

La resolución emitida este miércoles, señala que de ser favorable el resultado de la acción, la Universidad de Costa Rica ejecutará las medidas que correspondan para pagar la anualidad según la normativa institucional y se efectuarán las actualizaciones del porcentaje de anualidad a cada funcionario y el pago de las diferencias respectivas.

“La homologación de anualidad es un cambio transitorio y temporal, que dependerá del resultado del proceso judicial que realizan las universidades públicas contra la aplicación de la Ley 9635 a su sistema de remuneración salarial. Por ello, la UCR tomará la previsión de conservar la información y registro de la anualidad común que se pagará hasta el mes que indica esta resolución, para considerarlo en caso que eventualmente se retorne a esa forma anterior de calcular la anualidad”, establece la resolución.

Actualmente, el costo de los salarios en la UCR representa el 67% del presupuesto. En total, la universidad tiene 9.969 empleados.

Para el 2020, las universidades recibieron ¢512.782 millones de Fondo Especial para la Educación Superior (FEES). De esos recursos, la UCR recibe el 59%.