AFP. 20 abril, 2018

Lima. El exnúmero dos de la guerrilla maoísta peruana Sendero Luminoso, Osmán Morote, abandonó el viernes la prisión bajo fuerte custodia policial para cumplir arresto domiciliario tras estar preso 30 años por terrorismo, informó su abogado.

“Salió hace unos minutos, se dirige hacia la casa de un familiar en Chaclacayo”, 30 km al este de Lima, dijo su abogado Manuel Fajardo

Foto del 10 de octubre de 2003. Osman Morote, número dos del grupo guerrillero Sendero Luminoso, llega para una audiencia judicial después de un motín en la prisión de Lima. Morote tendrá arresto domiciliario luego de cumplir una sentencia de 30 años de prisión por terrorismo, anunció el poder judicial el 17 de abril. AFP
Foto del 10 de octubre de 2003. Osman Morote, número dos del grupo guerrillero Sendero Luminoso, llega para una audiencia judicial después de un motín en la prisión de Lima. Morote tendrá arresto domiciliario luego de cumplir una sentencia de 30 años de prisión por terrorismo, anunció el poder judicial el 17 de abril. AFP

Además de Morote, fue excarcelada otra exdirigente de Sendero, Margot Liendo, quien también cumplirá arresto domiciliario, según dictaminó un tribunal el martes.

El fallo generó rechazo en la clase política, incluido el presidente Martín Vizcarra, que considera inconcebible que un condenado por terrorismo esté libre a pesar de haber cumplido su sentencia.

Morote, de 73 años, dejó la prisión de Piedras Gordas, 40 km al norte de Lima, en un vehículo particular que salió escoltado por media docena de autos policiales, según imágenes de la televisión.

Él es el más alto exdirigente del grupo maoísta excarcelado entre los cerca de 5.000 militantes senderistas que han recuperado su libertad desde 2001.

La justicia dispuso que Morote cumpla arresto domiciliario hasta que concluya el juicio por un atentado de 1992 por el cual es procesado con el resto de la cúpula de Sendero.

Periodistas montan guardia frente a la casa familiar del exlíder guerrillero maoísta Osman Morote, en Chaclacayo, pueblo andino a 30 kilómetros al oeste de Lima, donde continuará cumpliendo sentencia bajo arresto domiciliario, después de pasar 30 años en prisión, el 20 de abril.
Periodistas montan guardia frente a la casa familiar del exlíder guerrillero maoísta Osman Morote, en Chaclacayo, pueblo andino a 30 kilómetros al oeste de Lima, donde continuará cumpliendo sentencia bajo arresto domiciliario, después de pasar 30 años en prisión, el 20 de abril.

Líder histórico de Sendero, Morote está preso desde 1988 y debió salir libre en 2013 al cumplir su condena de 25 años. Pero desde entonces la justicia le abrió tres nuevas causas y dictó prisión preventiva, medida insostenible al rebasar el tiempo máximo legal permitido de 36 meses.

Sendero Luminoso desató una guerra interna en Perú que dejó unos 70.000 muertos entre 1980 y 2000, tras una represión militar, según el informe de la Comisión de la Verdad.