AFP . 30 abril
El presidente Donald Trump insiste en que la FED debe reducir las tasas de interés para impulsar el crecimiento económico. Foto: AFP.
El presidente Donald Trump insiste en que la FED debe reducir las tasas de interés para impulsar el crecimiento económico. Foto: AFP.

Washington (EE. UU.) - La Reserva Federal de Estados Unidos (la FED) abrió, este martes 30 de abril, su tercera reunión de política monetaria del año sin que se esperen alteraciones en las tasas de interés.

La probabilidad de que la FED suba las tasas es casi nula. El 97% de los actores financieros apuesta a que apelará al statu quo.

Las deliberaciones concluirán este miércoles con un comunicado seguido de una conferencia de prensa del presidente Jerome Powell pero no se esperan nuevas previsiones sobre el futuro de la economía.

Las tasas están actualmente en un rango de entre 2,25% y 2,50% tras un último aumento en diciembre.

Los economistas están divididos sobre la dirección que tomarán las tasas en los próximos meses. La inflación es muy débil del 1,5%, mientras que el crecimiento de la producción y del empleo muestran dinamismo.

Presiones desde Casa Blanca

El presidente Donald Trump sigue criticando a la FED, a la que reclama una baja de las tasas de interés.

Según Trump, el actual nivel de tasas genera un menor crecimiento de la economía estadounidense.

También hizo planes para llenar las vacantes de la Reserva con personas leales a sus políticas que lo ayuden a lograr su objetivo.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que el crecimiento sorprendentemente fuerte en el primer trimestre del año podría “abrir la puerta a una reducción de la tasa en los próximos meses”, aunque se apresuró a agregar que respetaba la independencia de la FED.

Además, la inflación está llegando muy por debajo de su propio meta, dijo a CNBC, refiriéndose al objetivo de 2% del banco central estadounidense, mientras que su índice más observado se ha mantenido obstinadamente lento, con 1,3% en el primer trimestre.

El presidente de la FED, Jerome Powell, defiende con firmeza la independencia del banco central y ha dejado claro que los funcionarios basarán sus decisiones en datos económicos.

Después de cuatro incrementos en la tasa de interés de referencia en el 2018, la FED ha indicado claramente que no aumentará las tasas este año. Y dada la fortaleza de los informes de datos recientes, un recorte de tasas podría parecer contradictorio.