Política Económica

Gobierno de Ortega cierra tránsito de mercancías por puesto fronterizo de Peñas Blancas y culpa a Costa Rica

Bloqueo afecta paso de 300 camiones diarios y al 18% de las exportaciones costarricenses que se dirigen a Centroamérica

El gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ordenó el cierre del tránsito por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, a primera hora del lunes 18 de mayo, y responsabilizó a Costa Rica porque aplicó controles para evitar el ingreso de transportistas con coronavirus.

La información fue confirmada a La Nación, primero por los ministros de Hacienda, Rodrigo Chaves, y de Comercio Exterior (Comex), Dyalá Jiménez.

En un mensaje escrito, el jerarca de Hacienda indicó a La Nación, la mañana del lunes, que el administrador de la aduana nicaragüense en este punto fronterizo le comunicó a su contraparte en la aduana costarricense “que no dejarán pasar nada por ese puesto hacia Nicaragua o hacia Costa Rica”.

Hasta la semana pasada, Costa Rica había impedido el ingreso a territorio tico de 31 conductores de camiones de carga infectados con el nuevo coronavirus.

La noche de este lunes, el presidente de Nicaragua dijo, en un mensaje a su país, que la situación del cierre de la frontera es culpa de Costa Rica porque impuso medidas sanitarias que no son viables.

Adujo que las autoridades costarricenses mantienen requisitos que en la práctica no son aplicables y que son criticadas por el resto de naciones de la región centroamericana, e incluso por los propios empresarios de Costa Rica.

La decisión costarricense, plasmada en dos decretos, exige el cambio de chofer en la frontera para camiones con productos destinados a territorio nacional. Eso se hace mediante el desenganche de los furgones en la zona aduanal primaria. También exige el tránsito en caravana y con escolta policial, de frontera a frontera, para la carga que va a Panamá o a Nicaragua.

Según Ortega, el desenganche no es viable, por ejemplo, porque el 80% de los choferes son dueños de sus unidades. Agregó que Costa Rica ha causado una presa de 1.010 camiones, tanto en territorio de Costa Rica como nicaragüense.

Pese a la convocatoria de una reunión urgente del Consejo de Ministros de la Integración Centroamericana (Comieco), realizada en la mañana del lunes 18 de mayo, el bloqueo en el paso fronterizo se mantiene.

Durante el encuentro participaron autoridades de comercio, aduanas, salud y migración, entre otras.

En la tarde de este lunes, la ministra Jiménez, reconoció un distanciamiento de las posiciones durante el encuentro del Comieco.

Los demás países de la región, según Jiménez, solicitaron que Costa Rica revierta los decretos para limitar el ingreso de transportistas, vigentes a partir de este 18 de mayo.

Pero la representación costarricense se mantuvo en que se trata de medidas de protección de la salud y soberanas de cada nación.

Debido a la solicitud de sus contrapartes centroamericanos de revertir los decretos, Costa Rica propuso adoptar tres medidas regionales, según un comunicado conjunto entre los ministerios de Hacienda, Comercio Exterior y Salud.

En primer lugar, elaborar un protocolo regional de medidas de bioseguridad en el marco de la pandemia, para proteger la salud de los ciudadanos centroamericanos y al mismo tiempo permitir el comercio regional.

Como segundo punto, integrar un grupo de trabajo regional para operativizar la nueva realidad de los flujos de comercio en Centroamérica; en tercer lugar, garantizar la apertura de todas las fronteras terrestres de la región.

“Las dos últimas medidas recomendadas por Costa Rica no fueron sometidas a aprobación de Comieco, y en su lugar se cuestionó el marco de legalidad de las medidas adoptadas por nuestro país. Esta situación complicó la posibilidad de llegar a acuerdos regionales que permitan atender con urgencia el estado de nuestras fronteras", manifestó la ministra Jiménez.

Impacto comercial

El bloqueo en el puesto fronterizo con Nicaragua, en tanto, afecta el trasiego de 300 camiones diarios, entre salidas e ingresos, en promedio, y al 18% de las exportaciones costarricenses, cifra que se dirige hacia Centroamérica.

Por ese punto se exportaron, en el 2019, un total de $2.329 millones, de acuerdo con cifras solicitadas a la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

La carga trasegada por Peñas Blancas, en el 2019, fue de 1.165.013 toneladas, lo cual corresponde a 15% del volumen total. Esto coloca a ese puesto como el segundo del país, solo detrás de Limón, según Procomer.

3.000 productos pasan por la frontera

El sector privado costarricense reaccionó con alarma ante la situación, pues unas 1.000 empresas exportan a la región, en su mayoría pequeñas y medianas.

Se envían alrededor de 3.000 productos diferentes, según la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), pues Centroamérica es una de las zonas con más diversificación en la compra de bienes costarricenses.

La empresa láctea Dos Pinos, por ejemplo, dijo que entre contenedores estacionados y en tránsito, tiene 30 unidades.

“Primero debemos enfatizar que Dos Pinos es respetuosa de las medidas que busquen proteger la salud de las personas, pero entendemos que las mismas no deben ser incompatibles con la facilitación del comercio entre los países”, dijo esa empresa, en una respuesta por escrito.

La decisión nicaragüense responde también a las protestas de los transportistas centroamericanos, quienes iniciaron un “cierre técnico” (se negaron a cumplir las medidas) desde el domingo 17 de mayo. Del lado nicaragüense permanecen filas de camiones esperando el paso.

‘Cierre técnico’

La situación generó de inmediato la preocupación del sector privado.

Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) aseguró que muchas empresas están en peligro, pues los problemas en Peñas Blancas vienen ya desde hace varios días y hay una fila de camiones de varios kilómetros del lado nicaragüense.

Montero enfatizó que hay muchas opciones de medidas sanitarias antes de tomar unas que, ya se sabía, iban a causar el cierre a las exportaciones y a las importaciones en la región.

“El decreto de Costa Rica no establece el bloqueo de las fronteras, pero las medidas que impone llevan definitivamente un ‘cierre técnico’, algo previsible por el tipo de requisitos”, enfatizó.

En eso coincidió con Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac).

Por su parte, Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), advirtió su preocupación por los decretos emitidos por el país, los cuales incorporan una serie de acciones que impactan de manera negativa en el proceso de importación y exportación desde y hacia Costa Rica.

Cadexco reconoció la importancia de las medidas sanitarias y la labor del gobierno costarricense, pero hizo un vehemente llamado de atención y recordó la importancia que el comercio intrarregional tiene para la economía costarricense.

“No podemos olvidar que solamente en exportaciones Costa Rica envía por la vía terrestre más de 3.000 productos diferentes, en los que tienen participación más de 1.000 empresas exportadoras”, enfatizó esa cámara.

Las medidas de control de Costa Rica

Costa Rica emitió decretos mediante los cuales los choferes extranjeros que traen carga hacia Costa Rica no pueden entrar a territorio nacional.

Deben llevar el camión a la zona zona primaria, donde desenganchan el furgón para que un costarricense o residente lo enganche y los interne a Costa Rica.

Lo mismo sucede con las exportaciones. El camión se desengancha en la zona primaria, donde un chofer extranjero lo toma y lo lleva hacia Centroamérica.

Mientras, las mercancías en tránsito (pasa por Costa Rica hacia Nicaragua o hacia Panamá) viajan con el mismo chofer, pero en un caravana, de frontera a frontera, escoltada por las autoridades.

El Gobierno argumentó que hasta la semana pasada, fue rechazado el ingreso de 31 transportistas extranjeros, quienes han dado positivo de contagio por covid-19, impidiendo su ingreso a Costa Rica desde la frontera norte, en los puestos Peñas Blancas y Tablillas.

Montero y Quirós detallaron que el viernes 15 de mayo enviaron al gobierno de Costa Rica una nota de advertencia sobre las consecuencias de las medidas.

En vista de que siguió con los planes, este lunes 18 de mayo enviaron una nueva nota, apoyada por Cacia, Canatrac, la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), la Cámara Costarricense Norteamericana de Comercio (AmCham), la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA) y otros gremios.

En esa misiva se detalla el grave perjuicio económico esperado con el bloqueo al comercio.

La presa de camiones en Nicaragua, continuó Montero, causa ya escasez en los servicios de transporte disponibles en Costa Rica.

La situación impacta más en pequeñas y medianas empresas, pues no pueden exportador o importar un furgón completo, sino que lo hacen mediante el sistema de carga consolidada, recordaron los representantes del sector privado.

Julio Castilla, presidente del Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) exhortó al Gobierno a una buscar un salida rápidamente, mediante el diálogo con el resto de países.

Aseguró que esa cámara ha dado soluciones.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.