Negocios

27 pymes del programa Auge-UCR generaron $4,9 millones en ventas

Apoyar a los emprendedores es la misión de Auge-UCR, que este año le dio acompañamiento a 27 empresas que lograron un crecimiento interanual del 72%

Los emprendimientos son esenciales para la reactivación económica pues generan empleos, disminuyen la informalidad y diversifican las actividades.

Apoyar a los emprendedores es la misión que tiene la Agencia Universitaria de Gestión del Emprendimiento de la Universidad de Costa Rica (Auge-UCR), que este año le dio acompañamiento a 27 empresas que lograron un crecimiento interanual del 72% y generaron ingresos por ventas por $4,9 millones.

Alrededor del 50% de los recursos los generaron siete empresas del portafolio que recibieron recursos del Sistema Banca para el Desarrollo (BPD).

Las 27 empresas generaron 211 empleos durante el 2018 y vendieron sus productos en 23 países de Latinoamérica, España, India y Australia.

Los emprendimientos pertenecen a la industria agroalimentaria, tecnologías de la información, industria creativa y manufactura.

Una de las mayores preocupaciones con los emprendimientos está relacionado con el corto periodo de vida, pues muchos de los proyectos cierran después del primer semestre de operaciones.

“Muchas personas inician un negocio con la expectativa de generar cifras más alegres de lo que se espera (...). Arrancan muy bien los primeros seis meses y de repente cierran, uno les pregunta ¿por qué cerraron? es que vendía muy poco ¿pero podías cubrir costos? sí, pero no ganaba. Al MEIC le preocupa eso", comentó Victoria Hernández, ministra de Economía.

El programa Auge-UCR consiste en un acompañamiento por más de seis meses, donde se les ayuda a los emprendedores a desarrollar sus propuestas y a promover el crecimiento fuera de las fronteras.

Un caso de éxito es la startup Huli, compañía que inició en el 2013 y un año más tarde recibió el apoyo de Auge-UCR, lo que le permitió expandir sus operaciones a México, Panamá, Perú y Guatemala.

La empresa se dedica al desarrollo de software médico, para crear expedientes digitales, procesos de facturación y plataformas que ayuden que médicos y pacientes estén conectados.

“Empezamos con Auge-UCR y primero nos ayudaron a conseguir los recursos de BPD del MEIC y luego nos refirió a Procomer que nos ayudó mucho con la expansión internacional. Estos empujones nos ayudaron a acelerar nuestro crecimiento, antes de recibir los fondos de Banca para el Desarrollo éramos 20 y ahora somos más de 80”, comentó Alejandro Vega, CEO de Huli.

Otro de los emprendimientos que dinamizó su crecimiento fue InnoLab que también recibió capital semilla y creó la marca de cocteles “Caña Brava”, la empresa también ayuda a otras pymes a desarrollar sus bebidas.

La empresa comercializa sus productos en supermercados de zonas costeras y la zona norte del país. El último año InnoLab experimentó un crecimiento del 175% en ventas y cobertura.

Laura Ávila

Laura Ávila

Es periodista de Economía y Política de El Financiero