Banca

Entidades financieras cerraron más de 1.000 cuentas de personas y empresas por incumplimiento ante Sugef

Cerca de 30.000 personas físicas y jurídicas debían registrarse como nuevos regulados antes del pasado 30 de junio como parte de las nuevas medidas de supervisión contra el lavado de dinero

Los bancos, mutuales y cooperativas han ejecutado el cierre de más de 1.000 cuentas de personas y empresas que debían registrarse como nuevos regulados en la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), pero no lo hicieron.

Bernardo Alfaro, jerarca de la Superintendencia, explicó que las entidades financieras remiten reportes de cierres o inactivaciones de cuentas como parte de un mecanismo de control y seguimiento.

Unas 30.000 personas físicas y jurídicas tuvieron que registrarse como nuevos supervisados. El proceso se desarrolló en dos grupos, unos debieron hacerlo antes del 30 de junio y otros antes del 30 de setiembre.

Sin embargo, únicamente 3.577 cumplieron con este requerimiento de ley, lo que quiere decir que solo el 11,9% cumplió con esa obligación.

“Las entidades financieras deben establecer políticas y procedimientos para requerir a sus clientes que presenten una solicitud de inscripción ante la Sugef cuando sus actividades colijan con las dispuestas en los artículos 15 y 15 bis de la Ley N°. 7786. Si detectan incumplimientos a estas políticas, deben valorar el cierre de la relación comercial”, aseveró el Superintendente.

Los nuevos supervisados son casinos físicos o virtuales, empresas emisoras de tarjetas de crédito, prestamistas, casas de empeño, compañías dedicadas a la compra y venta de bienes inmuebles (corredores, intermediarios, promotores y desarrolladores).

También comerciantes de metales y piedras preciosas, proveedores fiduciarios, remesas, administradores de recursos por medio de fideicomisos, emisores de cheques de viajero o giros postales, operaciones de canje de dinero y transferencias, y organizaciones sin fines de lucro que reciben recursos de países con riesgo de lavado de activos.

Los abogados y contadores que participan en la compra y venta de bienes inmuebles o administran el dinero de sus clientes, deben cumplir con el registro ante Sugef.

Este requisito se creó en mayo del 2017 con la aprobación de la Ley N.° 9449, que reformó la legislación sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento al terrorismo.

Los cambios a la normativa nacional buscan subsanar las debilidades que detectó el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), en julio del 2015, sobre los mecanismos para prevenir el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo en algunas actividades económicas y profesionales que este organismo considera vulnerables.

La modificación a la Ley otorgó a Sugef la obligación de regular y supervisar las actividades y profesiones vulnerables para emitir reportes que son enviados al Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).

A paso lento

Los bancos y entidades financieras iniciaron procesos de información, verificación y cierre de cuentas en casos de incumplimiento, aunque reconocen que el proceso va a paso lento.

Allan Calderón, subgerente general de Riesgo y Crédito del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), dijo que la institución aplicó el cierre de relaciones comerciales con algunos clientes, aunque no detalló el número.

En el Banco de Costa Rica (BCR) ya rompieron relaciones comerciales con 15 clientes por el incumplimiento del registro ante la Superintendencia.

“Nuestro objetivo principal es regularizar a todos los profesionales y aquellas actividades que se consideran vulnerables a la legitimación de capitales y el financiamiento al terrorismo”, comunicó la entidad, por medio de su Oficina de Prensa.

Hermann Uribe, vicepresidente de Administración Integral de Riesgo de Scotiabank, comentó que están enfocados en el cumplimiento de la normativa con el objetivo de fortalecer las acciones de supervisión y control.

Scotiabank no ofreció la cantidad de cuentas cerradas por políticas de la institución.

En el Banco Popular también confirmaron la finalización de relaciones comerciales con los clientes que no se registraron como nuevos regulados al pasado 30 de junio, aunque tampoco especificaron la cifra.

Pese a que los bancos consultados pusieron en marcha campañas de información por medio de correos electrónicos y redes sociales, todavía queda un grupo de 26.423 personas y empresas que deben registrase, y pueden hacerlo en la página web www.sugef.fi.cr.

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño Arce

Manuel Avendaño es periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.