Gustavo Arias Retana. 30 octubre
Fabricio Alvarado, Carlos Avendaño y Luis Alonso Naranjo en una actividad de campaña de Restauración Nacional
Fabricio Alvarado, Carlos Avendaño y Luis Alonso Naranjo en una actividad de campaña de Restauración Nacional

El diputado y presidente de Restauración Nacional (PRN), Carlos Avendaño, insiste en que su partido no tuvo negocios con el cantante Luis Alonso Naranjo y evitó decir quién autorizó pautar los videos y canciones del también productor, durante la campaña de Fabricio Alvarado.

Así lo consignó en una nota que le envió a Naranjo, luego de que este último le solicitara, entre otras cosas, detallar con cuál autorización la agrupación habría utilizado su “propiedad intelectual en redes sociales, radio y televisión", así como los servicios que su empresa, Crescendo Mercadeo, brindó en el pasado proceso electoral.

“No habiendo tenido un negocio civil con dicho señor, no es posible que tengamos la autorización que él menciona”, respondió Avendaño en un documento enviado el lunes, luego de que el cantante interpusiera un recurso de amparo electoral ante el Tribunal Supremo de Elecciones.

Restauración y Luis Alonso Naranjo mantienen una disputa por el presunto uso de 125 videos y varias producciones musicales, sin autorización, en la primera y segunda ronda de las elecciones nacionales.

Inicialmente, Naranjo reclamó el pago de ¢115 millones por ese material artístico, pero Avendaño se lo negó, pues alega que nunca hubo un contrato firmado con Crescendo.

Además, el presidente de Restauración dice que no se cumplió con el protocolo que establece el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para la presentación y validación de gastos de campaña. Eso ocurrió apenas concluida la segunda vuelta electoral del 1°. de abril.

Ante la negativa, en agosto pasado, el cantante acusó al PRN de un aparente robo de su propiedad intelectual y elevó su petitoria a $851.500 (unos ¢522 millones al tipo de cambio actual).

Carlos Avendaño atendió la solicitud de Naranjo, luego de que el TSE resolviera un amparo en que le dio al legislador cinco días para responder.

En la nota, de la cual La Nación tiene una copia, el legislador reitera en cada una de las interrogantes que ni él, ni su partido, realizaron negocios con Luis Alonso Naranjo.

Por ejemplo, en ese documento acotó: “No he sido parte del negocio jurídico que indica el señor Naranjo Muñoz, ni soy el encargado de redes sociales del partido, por lo cual me está preguntando de hechos que no me constan”.

A finales de mayo, Carlos Avendaño denunció la existencia de una “estructura paralela” que habría financiado parte de los gastos de la campaña de Fabricio Alvarado, fuera de los controles establecidos a lo interno del Comité Ejecutivo de Restauración y al margen de la normativa electoral.

El excandidato se refirió a los servicios brindados por la firma de Naranjo en un video en el que anunció su salida del PRN, el pasado 23 de octubre. Allí dijo que el trabajo del cantante lo conocían “propios y extraños”.

“El trabajo de Luis Alonso Naranjo, mi primo tercero, y su empresa fue intenso, fue grande y de muy buena calidad, todos, propios y extraños, sabían de su trabajo, otra vez al final se intenta desconocer una labor que fue vista en canales de televisión, en radio, en redes sociales y hasta en cadenas nacionales de televisión”, declaró Alvarado.

Un días después, Avendaño brindó una conferencia de prensa en la que insistió en que Restauración nunca tuvo relación con Naranjo.

"Que le pregunten a la radioemisora o televisora o medio quién fue el que llevó eso ahí, la administración central de Restauración no lo hizo. Nosotros no podemos decirle quién lo contrató (...). El Tribunal nos pregunta si nosotros lo contratamos, nosotros no lo contratamos, tampoco pautamos nosotros”, dijo Avendaño en ese momento.

Sigue disputa legal

El representante legal de Naranjo, Luis Polinaris, expresó su molestia respecto a las respuestas de Avendaño y anunció que ya emprendieron nuevos procesos legales contra el diputado y Restauración Nacional.

Específicamente, presentaron un nuevo amparo electoral en que piden más información sobre el supuesto uso de la propiedad intelectual de Naranjo y un amparo de legalidad, ante el Tribunal Contencioso Administrativo, referente al no pago por el supuesto uso, sin consentimiento, de los materiales producidos por Crescendo.

“En todo esto no hay buena fe, hay un ánimo presente en dicha agrupación de obstaculizar la justicia y los derechos fundamentales, pero sobre todo una indolencia respecto del trabajo, del esfuerzo, incluso del dolor de un artista nacional que hizo 125 videos, engañado, haciéndole creer que estaba en cumplimiento de una relación comercial de buena fe, y que de pronto Restauración desconoce sus servicios, pero se aprovecha de su propiedad intelectual en radio y televisión”, dijo Polinaris.

Se trató de conocer la posición del diputado de Restauración sobre los nuevos procedimientos legales emprendidos por Naranjo, pero no respondió las llamadas a su teléfono.

Respuestas completas de Avendaño

A continuación, el detalle de las preguntas planteadas por Luis Alonso Naranjo y las respuestas de Carlos Avendaño:

1. Autorización expresa de mi persona, en donde doné o bien otorgué consentimiento expreso del uso de mi propiedad intelectual en redes sociales, radio y televisión, y servicios de mi empresa, según el detalle adjunto.

– No habiendo tenido un negocio civil con dicho señor, no es posible que tengamos la autorización que él menciona.

2.- Registro certificado de la Tesorería del Partido Restauración Nacional en donde conste la donación y tasación en especie de mis labores de propiedad intelectual en redes sociales, radio, televisión, incluidas las cadenas nacionales de televisión y servicios de mi empresa.

– En consecuencia, de lo anterior, no hay nada registrado en la tesorería.

3.- Reporte al Tribunal Supremo de Elecciones del registro contable de la Tesorería del Partido Restauración Nacional en donde conste la donación y tasación en especie de mis bienes de propiedad intelectual en redes sociales, radio, televisión, incluidas las cadenas nacionales de televisión y los servicios de mi empresa.

– Por lo anterior, no tengo, no puedo tener conocimiento de reporte alguno.

4.- Acuerdo del órgano superior del gobierno (sic), o bien de campaña, en los cuales se autorizó o se decidió el uso de mis bienes de propiedad intelectual en redes sociales, radio, televisión, incluidas las cadenas nacionales de televisión, donde se usaron mis obras cinematográficas, fonogramas, melodías, canciones, fotografías, videos, composiciones.

– Mucho menos de un órgano superior del gobierno, por que somos un partido político y no un grupo externo a este.

5.- Nombre de las personas autorizadas en la cuenta bancaria única del Partido Restauración Nacional que realizaron pagos a medios de radio y televisión para la publicación, comunicación y difusión de mi propiedad intelectual. Detalle por persona, por transacción, por monto, por fecha, hora, medio de comunicación por video o canción o cualquier otra propiedad intelectual de mi persona usada por Restauración Nacional.

– No hemos sido parte de ese negocio jurídico, por lo tanto, no hemos realizado las conductas que ahí se mencionan.

6.- Indique el señor Carlos Avendaño, por principio de rendición de cuentas, transparencia y ética en la función pública, si en sus redes sociales usted compartió videos, canciones, fotografías, videogramas, fonogramas o cualquier otro, o bien la propiedad intelectual de Luis Alonso Naranjo.

– En primer lugar, no he sido parte del negocio jurídico que indica el señor Naranjo Muñoz, ni soy el encargado de redes sociales del partido, por lo cual me está preguntando de hechos que no me constan.