Salud

Investigación de UCR estudiará acceso de ticas a píldora del día después

Farmacias privadas pueden recetar esta anticoncepción de emergencia sin necesidad de receta médica, pero se intenta tener un ‘fotografía detallada’ de la realidad

¿Ha intentado conseguir la píldora del día después en alguna farmacia privada? ¿Ha tenido problemas para adquirirlas? Esas son preguntas que busca responder una iniciativa del Centro de Investigación de Estudios de la Mujer de la Universidad de Costa Rica (CIEM-UCR).

El proyecto está encaminado a que las mujeres compartan su historia a través de un sondeo anónimo, el cual se puede accederse en la dirección https://odr.ciem.ucr.ac.cr/pre-formulario/

Allí se encontrarán con un formulario donde podrán contar las dificultades que han encontrado para obtener el producto; lo harán de forma anónima y bajo total confidencialidad.

“Queremos identificar cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan las mujeres que necesitan anticoncepción oral de emergencia y que buscan en farmacias privadas de todo el país”, manifestó Gabriela Arguedas, coordinadora de la investigación.”

La píldora del día después o Levonorgestrel es una hormona sintética que inhibe la ovulación y además crea condiciones para evitar que el espermatozoide fecunde al óvulo. Este no es un anticonceptivo de uso común, es de emergencia; se aconseja solo para casos específicos y no como método de rutina. Su uso es recomendado en caso de agresión sexual, cuando no se utilizó método anticonceptivo o cuando se tienen sospechas de que este falló.

Este producto se comercializa con el nombre de Posterga. Fue aprobado por el Ministerio de Salud para su venta en el comercio privado en abril de 2019. Su venta no requiere receta y puede ser solicitada incluso por menores de edad.

No obstante, Arguedas señala que este estudio pretende obtener una “fotografía más detallada” de las diferencias entre lo que dice el decreto y la realidad para las usuarias.

“La autorización no implica exigencia, las farmacias pueden escoger si vender o no. Entonces para tener una realidad clara no basta con saber que el decreto autoriza, debemos saber si hay obstáculos”, añadió.

Por ello buscan que las mujeres relaten su experiencia y que alcen la voz si han sufrido algún tipo de discriminación.

Las mujeres tienen acceso a la anticoncepción oral de emergencia en los servicios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desde abril de 2021. No obstante, Arguedas quiere observar lo que pasa en las farmacias de las comunidades, ya que no todas las mujeres del país están aseguradas y otras prefieren no asistir a la consulta en Ebáis dado lo delicado del tema.

Otra de las diferencias es que a nivel de la seguridad social, en la mayoría de casos, a las mujeres no se les da la píldora, sino un combinado de pastillas orales llamado método yuzpe, pues la CCSS aún no cuenta con la píldora de una sola dosis. El producto de una sola dosis solo se brinda a víctimas de agresión sexual, para quienes desde hace años ya se prescribía la anticoncepción de emergencia.

Estas condiciones podrían motivar a las interesadas a buscarlo en farmacias privadas.

Arguedas además toma en consideración los lugares donde las farmacias no son tan abundantes. En la Gran Área Metropolitana (GAM) es muy fácil encontrar una farmacia a 100 o 200 metros de la otra, pero esto no necesariamente es así en sitios más alejados, donde si en una comunidad no tienen el producto disponible, la persona debe ir a buscarla a otro pueblo.

“Y esto también es un factor clave, porque para que esta anticoncepción funcione debe tomarse en las 72 horas posteriores al encuentro sexual, si no podría cerrarse esa ventana”, enfatizó la investigadora.

Esta es la primera parte de la investigación. El sondeo estará disponible lo que resta del año para que puedan participar la mayor cantidad de mujeres posible.

Para 2023 se tiene planeada una segunda etapa en donde ya se hable con regentes farmacéuticos para ver cómo está la situación de su lado.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.