Salud

Píldora del día después se abre paso en CCSS con política de no juzgar a mujeres

Método se puede solicitar incluso en servicios de Emergencias

El suministro de la anticoncepción de emergencia o píldora del día después se abre paso en los centros de salud de la CCSS con una política de acceso real en todos los niveles de atención y sin juzgar ni “regañar” a las mujeres. 397 usuarias solicitaron el método entre abril y diciembre del 2021.

A ellas se les prescribió un combinado de pastillas orales llamado método yuzpe, pues la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aún no cuenta con el producto específico que corresponde a una píldora de una sola dosis.

Andrea Brenes, psicóloga clínica del Programa de normalización de atención a la mujer de la Caja, explicó que actualmente ese producto de una sola dosis solo se brinda a víctimas de agresión sexual, para quienes desde hace años ya se prescribía la anticoncepción de emergencia.

Hasta hace unos meses no había claridad sobre la demanda que iba a tener el producto una vez que se pusiera a disposición de todas las mujeres, por lo que ahora, luego de un año de introducida la medida, se están haciendo las estimaciones para realizar las compras del producto dedicado.

El método yuzpe usa píldoras anticonceptivas orales combinadas (AOC).

La píldora de emergencia, elaborada como tal, reduciría los efectos secundarios del compuesto que se ofrece actualmente, los cuales están relacionados principalmente con malestares gástricos y náuseas por tratarse de una alta dosis de anticonceptivos orales que se suministran en un período de 12 horas.

La pastilla del día después debe tomarse como máximo 120 horas después de la relación sexual. Conforme menor es el tiempo, mayor es la efectividad.

Aún así, la eficacia de este mecanismo para evitar embarazos es de alrededor del 95%.

Para acceder a la anticoncepción de emergencia, las mujeres que crean que estuvieron desprotegidas durante una relación sexual, porque se saltaron una pastilla de planificar, se rompió un preservativo o no utilizaron ningún método anticonceptivo, pueden acudir a cualquiera de los niveles de atención, incluso en el servicio de Emergencias.

Brenes explicó que, incluso, si una mujer es de una zona determinada y se encuentra de visita en otra provincia o región del país y en ese viaje está en alguna situación en la que puede ocurrir un embarazo no planificado, puede acudir al servicio de emergencias de esa localidad.

“En los servicios de emergencias se estipula que debe hacerse el triage y que se clasifique a esta usuaria como un verde, que significa que probablemente tiene que esperar un poco, pero se le va a brindar la atención, en ese momento se le va a dar el servicio de consejería y prescripción

“Si es el caso de Consulta Externa, hay varias opciones: que logre sacar una cita por las diferentes vías que hay y que logre encontrar espacio para el mismo día o si eventualmente tengo programada una cita de seguimiento, por la razón que sea, pero coincide con la situación, puedo hacer la observación y se debe prescribir.

“Lo que el lineamiento busca es un acceso real de las usuarias que lo requieran en cualquiera de los niveles”, explicó la psicóloga.

La funcionaria explicó que uno de los aspectos que deben tener en cuenta las pacientes es que no se le va a “regañar” ni juzgar por no haber tomado las precauciones para evitar el embarazo, o porque se le olvidó tomar una pastilla.

“Lo que se busca es sacar el mito del juicio de valor porque no nos corresponde, sino aportar la posibilidad de que esa persona indistintamente de la situación en la que estuvo, no está planificando un embarazo y tiene la posibilidad de evitarlo, para eso es la anticoncepción”, añadió.

Por su parte, Ninnet Alarcón, médica del programa de Atención integral a la adolescencia a nivel central, añadió que, en el momento de la consulta, también se brinda asesoría para que la mujer inicie un método permanente y así ayudarla a que se adhiera a un método que le va a brindar más seguridad.

Si durante la consulta se descubre que estaba usando algún mecanismo, pero no lo hacía de manera correcta, también se le da ese acompañamiento valorando las razones del porqué falla. Asimismo, podría sugerirse un cambio a un método distinto que le resulte más fácil de seguir.

“La asesoría va más allá que solo el método, sino que va para todo lo que signifique para la persona protegerse de algo que no quiere enfrentar, apoyar y asesorar para continuar con un método de planificación de forma correcta”, agregó la especialista.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.