Salud

¿Cuál es la variedad de secuelas que covid-19 podría dejar en algunas personas?

Infectólogo explicó las características de la covid prolongada y pidió a los costarricenses no minimizar la enfermedad, pues dista de ser una ‘gripecita’

“Me dio covid-19 hace cinco meses. A partir de ahí casi todos los días estoy enferma. Un día es dolor de cabeza, otros días náuseas, otro día mal de estómago, tengo mucho cansancio. Cualquier virus estomacal o gripe se me pega”.

De esta forma, una mujer identificada como Kattia Vam, expuso su caso durante una transmisión en vivo en la red social Facebook que realizó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) sobre las secuelas que deja la covid-19 en algunas personas y sobre la covid prolongada (también llamada condición poscovid), que se caracteriza porque los pacientes siguen con síntomas durante meses.

Su testimonio no fue el único. Otros afectados describieron problemas de memoria, dolores de cabeza, depresión, trastornos en la vista y pérdida del olfato y el gusto. Todas estas ya han sido descritas por la literatura científica, que ha mencionado al menos 50 manifestaciones de este fenómeno.

Álvaro Avilés, jefe de Infectología del Hospital México, señaló que la fase aguda de la enfermedad dura menos de cuatro semanas, por lo general dos semanas. La covid prolongada dura de 8 a 12 semanas, pero este síndrome poscovid podría durar más tiempo y provocar que la persona siga, por ejemplo, con dificultad respiratoria, tos e irritación en los pulmones.

“No se limita a infectar las vías respiratorias. Hoy tenemos evidencia de que se incorpora dentro del material genético de las personas y es capaz de afectar el sistema nervioso. Hay quienes quedan con lagunas, con atención retardada o con fatigas muy fuertes”, expresó el especialista.

“También hay manifestaciones en el corazón, se inflama y la persona puede tener insuficiencias cardíacas, también pueden tener afecciones en el sistema nervioso, a nivel digestivo y a nivel de huesos y músculos. También hay manifestaciones emocionales y de brotes en la piel”, añadió.

Es importante destacar que no todas las personas que se infectaron experimentan estos problemas, el porcentaje varía entre el 10% y el 50%, según el estudio. Hay quienes tienen pocos síntomas y quienes tienen muchos, y les cambian con el paso del tiempo. Algunos experimentan periodos en los que no hay manifestaciones del todo, así como aquellos en los que duran pocas semanas y los que tienen más de un año con ellos.

“Es impredecible y difícil saber cómo evoluciona. Conocemos poco del virus, pero menos de sus secuelas o de las cicatrices que deja”, resumió Avilés.

Nuestro país incluyó a la covid-19 prolongada en sus lineamientos de atención de la pandemia el 22 de diciembre de 2020. Dicho lineamiento define este fenómeno como manifestaciones que continúan o surgen tres semanas posteriores al inicio de síntomas.

No obstante, se desconoce la cantidad de personas que puedan vivir o haber vivido esta situación en Costa Rica, la diversidad de síntomas y la duración de estos.

Avilés indicó que la amplia gama de síntomas de la enfermedad hace que, incluso a nivel internacional, sea más difícil de atender, especialmente porque los primeros pacientes no fueron bien identificados. Además, combatir la fase aguda de la enfermedad complica dar seguimiento a todos los casos.

“En este momento, en medio de una crisis, la gran cantidad de insumos y esfuerzos se dirigen a quienes están en la fase aguda de la enfermedad. Sin embargo, la institución es capaz de dar seguimiento a las enfermedades crónicas. En este caso, los diagnósticos de covid prolongada son nuevos y se están programando para dar seguimiento”, expresó.

Con la llegada de la variante ómicron es común escuchar a las personas decir que se trata de una “gripecita” inofensiva o un catarro. Avilés advierte de que esta comparación puede ser dañina.

“Está lejísimos de ser una gripe. Los virus de influenza afectan principalmente las vías respiratorias y los resfríos mayormente las vías superiores. Covid-19 ya hemos visto que se manifiesta no solo en el tracto respiratorio, sino en todos los sistemas del cuerpo”, recalcó el infectólogo.

“No sé por qué la gente no quiere aceptar que el virus es tan malo. Una tendencia en el ser humano es a minimizar lo que no entendemos”, enfatizó.

El experto indicó que las diferentes variantes tendrán diferentes consecuencias, pero esto no quiere decir que sean menores. Incluso con influenza, dijo, hay a quienes solo les dará un poco de tos, mocos y fiebre, mientras que otras personas llegarán al hospital y necesitarán cuidados intensivos.

“Al final es el resultado del virus y la capacidad de nuestro cuerpo para defenderse. Hay personas en las que ómicron también podría ser dañina o en las que podría dar covid prolongada”, subrayó.

Muchas de las preguntas también estuvieron relacionadas a si esas manifestaciones podrían ser más bien eventos adversos de las vacunas contra el virus. Avilés insistió en que son dos cosas diferentes. Si bien la vacuna no es inocua y como todo fármaco tiene efectos secundarios, las manifestaciones son distintas.

Quienes desarrollan daño cardíaco por covid usualmente lo hacen en la fase aguda de la enfermedad y quienes lo hacen por la vacuna será un tiempo después.

“Los daños (de la vacuna) en comparación con los beneficios son pocos, pero en algunos casos sí son mayores. Si una persona desarrolló miocarditis (inflamación del músculo del corazón) o pericarditis (inflamación del tejido que lo rodea) en días posteriores a la vacunación hay toda una metodología para ver si hay relación de causa y efecto. Cualquier vacuna que ingrese al cuerpo puede tener efectos indeseables o adversos”, manifestó.

“A veces en Medicina nos quedamos sin dar explicaciones, pero lo importante es atender a la persona y que esta reciba lo que necesita”, agregó.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.