Salud

Salud actualiza lineamientos de vigilancia de covid-19: incluye especificaciones para enfermedad prolongada y para reinfecciones

Documento también incorpora cambios en períodos de aislamiento de contactos, solo deberán guardar aislamiento por 10 días; pero cuidadores de personas de riesgo y trabajadores de la salud sí guardarán 14

Quienes han estado en contacto cercano con un caso positivo de covid-19 y no registren síntomas deberán permanecer en aislamiento solo por diez días y ya no por 14. Estos diez días comenzarán a contar a partir del día del último contacto.

Sin embargo, los cuidadores de personas de riesgo, trabajadores de hogares de larga estancia, centros penitenciarios y trabajadores de la salud deberán tener una cuarentena de 14 días.

Si las personas desarrollan síntomas durante este período de tiempo y viven en el mismo hogar del caso positivo serán considerados positivos por nexo. Si no conviven con la persona serán considerados sospechosos y deberán realizarse la prueba.

Estos son parte de los cambios que realizó el Ministerio de Salud en los lineamientos de atención a la covid-19, cuya versión número 17 fue publicada la tarde de este martes.

“Los contactos cercanos de casos confirmados por covid-19 que desarrollan síntomas seguirán su aislamiento hasta completar los 10 o 14 días según el grupo establecido, aun cuando hayan dado negativo a la prueba, de forma que el servicio de salud pueda darle seguimiento e identificar la necesidad de ser atendido en los servicios de salud si presenta signos de alarma o complicaciones de su enfermedad”, cita el documento.

Vigilancia de reinfecciones

Los lineamientos también establecen cómo se procederá para atender posibles casos de reinfección (personas que vuelvan a contagiarse del virus). En este momento, hay diez posibles casos de reinfección que están bajo estudio, dos más de las que había a finales de noviembre.

Se estableció la siguiente clasificación:

Caso sospechoso de reinfección. Hay dos tipos de personas que entran en esta categoría

1- Persona con o sin síntomas que haya sido positivo para SARS-CoV-2 por laboratorio y que en un lapso mayor o igual a 90 días desde la fecha de inicio de síntomas del primer episodio tenga resultados positivos de prueba de PCR o prueba de antígeno para SARS-CoV-2.

En las personas sintomáticas se deben descartar infecciones por otro agente infeccioso y se demuestre que haya estado sin ningún síntoma relacionado a la enfermedad entre ambos episodios.

2- Persona que haya dado positiva por SARS-CoV-2 en laboratorio y que 45 días después o más presente síntomas compatibles con covid-19 que hagan necesaria su hospitalización.

En este caso, deben haberse descartado infecciones por otro virus o bacteria. Además, la persona tuvo que estar sin síntomas entre un episodio y otro.

Caso probable de reinfección. Persona en la que se hayan confirmado por laboratorio ambas infecciones y que se pueda obtener información del umbral de ciclo de los resultados de laboratorio de ambas infecciones.

En otras palabras, cuando a una persona se le hace el examen de laboratorio mediante la técnica PCR, esta toma la muestra y la multiplica un número de veces para determinar si la persona tiene el virus o no.

La PCR agarra un segmento y lo replica muchas veces. Esos son los ciclos para determinar la infección.

Hay un número corte de réplicas a partir del cual se considera que el caso es positivo. No obstante, ese número debe ser menor a 30 en ambas infecciones.

El lineamiento pide tener estos datos disponibles y que la metodología al realizar las pruebas sea comparable.

Caso confirmado de reinfección. Caso sospechoso o probable en el que se obtenga la información del genoma completo del virus tanto de la primera como de la segunda muestra y se pueda determinar que ambos virus son distintos.

“Establecer el estatus de reinfecciones confirmadas es difícil en Costa Rica, debido a las limitaciones para tener la secuenciación genética de los virus del primer y segundo episodio”, cita el lineamiento.

Covid prolongada

Este nuevo lineamiento también menciona por primera vez la llamada covid persistente o prolongada, que deberán considerar los centros de salud.

El lineamiento la define así:

“El grupo de síntomas y dolencias que ocurren en pacientes que cumplen con la definición temporal de recuperación de covid-19, pero aún experimentan la sintomatología por más de tres semanas después de la fecha de inicio de síntomas.

Estos pacientes no requieren de pruebas persistentemente positivas de PCR para considerar esta condición y no se consideran contagiosos”.

Dentro de estas condiciones hay síntomas leves y severos, dentro de los cuales están tos, falta de aire, dolor torácico, fatiga, dolor de cabeza, insomnio, palpitaciones, depresión, ansiedad, fiebre intermitente y dolor muscular.

También están daños a los nervios fuera del cerebro y médula espinal (neuropatía), síndrome de fatiga crónica, y secuelas pulmonares, cardiacas, neurológicas o renales.

Según las publicaciones internacionales, algunas personas con covid-19 prolongada solo manifiestan un síntoma, otras tienen varios. No todas los presentan con la misma intensidad. En algunos casos los síntomas cambian, en otros hay días de “descanso” en los que la persona se siente bien y luego recae con otros síntomas.

“La persistencia de estos síntomas no traduce la necesidad de mantener las medidas de aislamiento domiciliar, pero no descartan la necesidad de mayor intervención o seguimiento por los profesionales de salud que correspondan”, indica la normativa.

Este lineamiento entró a regir con la publicación.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.