Irene Rodríguez. 20 marzo
El estudio recalca el índice no implica que todos los habitantes de la nación más feliz sean los más felices del mundo, pero sí que tienen más herramientas para ser felices que los otros países. Fotografía:freeimages.com
El estudio recalca el índice no implica que todos los habitantes de la nación más feliz sean los más felices del mundo, pero sí que tienen más herramientas para ser felices que los otros países. Fotografía:freeimages.com

Una vez más, Costa Rica es el país más “feliz” de América Latina, el segundo “más feliz” del continente americano –solo superado por Canadá– y ocupamos el puesto 12 entre 156 países.

Así lo señala el Reporte Mundial de Felicidad 2019 (World Happiness Report 2019), difundido este miércoles con motivo del Día Mundial de la Felicidad, que se celebra cada 20 de marzo.

El informe es realizado año tras año por la Red para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés), asociación que incluye más de 100 especialistas en psicología, antropología, economía y política en todos los continentes.

Nuestro país está en el puesto 12 con 7.167 puntos de 10.000 posibles. En el 2018 obtuvimos 7.072 –puesto número 13 del listado–, mientras que en el 2017 se lograron 7.079 puntos y también nos situamos en el escalón 12.

De acuerdo con este informe, en la actualidad el país “más feliz del mundo” es, por segundo año consecutivo, Finlandia, con un total de 7.769 puntos, seguido por Dinarmaca, con 7.600, y Noruega con 7.554.

Por su parte, los tres países con menos felicidad son Afganistán (3.203 puntos), República Central de África (3.083) y Sudán del Sur (2.853).

La calificación promedio fue de 5.407 puntos.

Reporte Mundial de Felicidad
Reporte Mundial de Felicidad
¿Es posible medir la felicidad?
Reporte Mundial de Felicidad
Reporte Mundial de Felicidad

Los creadores de este reporte son enfáticos en que, el hecho de que Finlandia, por ejemplo, ocupe el primer lugar del escalafón mundial –o el hecho de que Costa Rica tenga el primer lugar de América Latina– no quiere, ni por asomo, decir que los habitantes de esa nación sean los más felices del planeta. Sin embargo, en promedio, sí tienen más oportunidades para alcanzar la felicidad en comparación con quienes viven en otros lugares.

¿Cómo se obtiene esta puntuación? El Índice de Felicidad toma en cuenta varios factores como la esperanza de vida saludable al nacer (la cantidad de años que una persona vive con salud y calidad de vida), cuán democrático es dicha nación y el producto interno bruto per cápita (el PIB que le corresponde, en promedio, a cada habitante).

Además, en el análisis entra en juego una encuesta sobre felicidad realizada por la firma Gallup en todos los países. De esta herramienta se analizan algunas variables: soporte social (tener a personas que apoyen en momentos difíciles), libertad para tomar decisiones, percepción de corrupción en el país y generosidad (participar de actos de caridad).

Asimismo, se ven los aspectos positivos que cada persona dice tener en su vida cotidiana: risa, amor, momentos de diversión, así como sensaciones negativas: miedo, tristeza, inseguridad.

Este reporte añade algo más: un país imaginario llamado Distopía, en donde los ciudadanos son menos felices y tienen la menor cantidad de recursos para conseguir esa alegría. Su nombre es el antónimo de “Utopía”.

Todos los países fueron comparados con Distopía y eso se utilizó como un rubro más en todo el análisis.

LEA TAMBIÉN

La felicidad

¿Qué se dice de nuestro país?
Reporte Mundial de Felicidad
Reporte Mundial de Felicidad

¿Cómo se compone la felicidad de los ticos? ¿En qué sobresalimos y cuáles son los retos principales a los que nos enfrentamos?

Una de las razones por las cuales se califica tan alto nuestro país es la esperanza de vida saludable al nacer. De los 78 años en promedio que vive un tico, 71,3 de ellos son con buena calidad de vida y salud. Esta es una de las variables más altas en el mundo.

Además, en la encuesta de Gallup, el 94% de los ticos dijo tener libertad para tomar decisiones, el 88% afirmó que tenía el suficiente soporte social y contaba con personas cercanas y queridas a quienes recurrir en caso de problemas. Asimismo el 88% de los encuestados afirmó que todos los días le ocurren cosas buenas o que le ayudan a apreciar la vida, aunque el 33% dijo que, a su vez, todos los días enfrentan problemas o cosas que los hacen sentirse no tan felices. Hay personas que confiesan tener aspectos positivos y negativos a diario.

Mas hay otros factores que lanzan nuestra calificación hacia abajo. Por ejemplo, el PIB per cápita en Costa Rica es de 9,67, mientras que en Finlandia es de 10,64, en Dinamarca de 10,76 y en Noruega de 11,09.

Además, el 78% de los costarricenses encuestados percibe al país como un país de corrupción.

En términos sociales, la generosidad también afecta. Los ticos calificamos como negativa la generosidad que sentimos en nuestro suelo: -1, la cual bajó desde el año pasado, cuando se ubicó en -0,7.

El informe señala que Costa Rica se mantuvo estable, porque aunque se aumentaron unos puntos y se subió un escalón, los cambios no fueron significativos.

¿Pero Costa Rica no era el país más feliz?

Costa Rica nunca ha ocupado el primer lugar en el Reporte Mundial de Felicidad desde su primera edición en el 2006. Nuestro país sí aparece como país más feliz del mundo, pero de acuerdo con otro estudio: el Happy Planet Index (Índice Planeta Feliz), que se publicó por última vez en el 2016.

En este otro reporte, Costa Rica ha sido el más feliz en los años: 2008, 2010 y 2016.

¿A qué debe la diferencia? Es simple: cada estudio mide rubros distintos con metodologías diferentes. Aunque ambos análisis tienen una definición similar de la felicidad –basada en índices como salud, satisfacción de los individuos y equidad social– los investigadores toman en cuenta criterios similares pero no iguales.

El Happy Planet Index (realizado desde el 2000 por la fundación inglesa New Economics) mide cuatro aspectos: el bienestar de los habitantes –basado en la misma encuesta de la firma Gallup–, esperanza de vida al nacer, inequidades en la sociedad y la huella ecológica (cantidad de recursos naturales que se consumen frente a la capacidad del ecosistema para generarlos).

De esta manera, los tres primeros rubros se multiplican y se dividen entre la huella ecológica. Costa Rica ha liderado este índice en los años 2016, 2012 y 2010.

Otra diferencia es que el Happy Planet Index toma la encuesta de Gallup como un solo rubro y no cuenta sus variables por aparte dentro de la calificación.

Por su parte, el Reporte Mundial de la Felicidad, no considera la huella ecológica y no incluye la esperanza de vida al nacer. Lo que usa, como se explicó anteriormente, es la esperanza de vida saludable (años que vive una persona con buena salud).

Los vacíos y deudas al medir la felicidad

Hay temas que podrían ser determinantes para alcanzar la felicidad cotidiana de los habitantes de un país que no son medidos por estos análisis.

Por ejemplo, aunque muchos costarricenses podrían sentir frustración por el tránsito y eso influiría directamente en su nivel de felicidad, este rubro no se toma en cuenta.

Tampoco se miden aspectos que son claves para quienes estudian la salud mental y emocional de una población, como la depresión, la tasa de homicidios o la tasa de suicidios, algo que varias naciones han sugerido que estos índices incluyan.

LEA TAMBIÉN

Gestión de felicidad