Arturo Pardo V.. 31 diciembre, 2018
Seguridad en el hogar.Foto Shutterstock
Seguridad en el hogar.Foto Shutterstock

Se acercan esos días de las vacaciones en que hay quienes van a pasar más tiempo fuera de casa que en ella. Para estas épocas hay personas que le piden a algún vecino de confianza que se dé una vuelta para encender las luces al final de la tarde. Otras, tal vez optan por encender la alarma o solamente confían en que la presencia de rejas y alambre navaja será suficiente para proteger sus viviendas.

Quienes tengan la necesidad de una ayuda adicional para mejorar la seguridad de la casa, podrán encontrar aquí algunas recomendaciones relacionadas, no solo con los robos, sino también con la prevención de accidentes mientras se está lejos.

La automatización, a veces, puede ser gran aliada para tener mayor control y tranquilidad a la distancia. La ‘tecnología de las cosas’, entonces, cobra un nuevo significado y se ve, mejor que nunca, su utilidad, a veces con un solo aparato que ayuda a controlar a los demás, a distancia, pero con eficiencia. Veamos algunas opciones:

Cámaras de seguridad. Es quizá la recomendación más básica pero siempre necesaria. Las más populares guardan un registro de lo que pasa en casa y lo almacenan en un disco duro o en una memoria. Sin embargo, otras que cada vez se están haciendo mayor espacio en el mercado, se aseguran de que el video quede archivado en una nube a la que podemos acceder en remoto.

Luces con sensores de movimiento. Una forma de detectar la presencia de alguien extraño es con los sensores de movimiento que funcionan conectados a la electricidad. Se activan con los cambios de actividad en el entorno. Lo ideal es que tengan un ángulo de cobertura bastante amplio y que esté enlazado aun teléfono móvil, para que envíe notificaciones cuando sea necesario. En el mercado hay algunos de estos que incluso detectan cambios de temperatura, por lo que brindan un elemento de seguridad más completo y versátil.

Cerraduras inteligentes. Si hay desconfianza en la cerradura tradicional, este es un gadget útil para mejorar la seguridad de la entrada de la casa. Hay cerraduras que se componen de un teclado con una clave encriptada que garantiza que solo será capaz de ingresar quien la conozca. En caso de que se quiera blindar todavía más el acceso, entonces se puede buscar la opción de que la misma cerradura contenga también una cámara de vigilancia. Y si queremos que alguien ingrese a la casa en nuestra ausencia, se puede hacer una activación en remoto, desde el celular, para no tener que dejarle las llaves escondidas o con alguien más.

Rastreador de objetos perdidos. Este quizá no tiene relación con seguridad, pero sí con la posibilidad de brindar tranquilidad cuando algún objeto no aparece antes de salir. Hay dispositivos de un tamaño minúsculo que funcionan con bluetooth y ayudan a mantenerlos permanentemente ubicados. Se puede adherir a llaveros, insertar en una billetera o pegar al celular. De todas formas, la recomendación es manejar todos estos objetos de valor con mucha atención.

Sensor de fuga de agua. Para no llevarse una sorpresa húmeda al volver de las vacaciones, hay dispositivos que se encargan de detectar cuando hay alguna fuga de agua dentro de la casa. El sensor envía alertas telefónicas cuando detecta un incremento en la humedad, o presencia de agua donde no debería haber. Para que funcione, es necesario instalar dispositivos en diferentes partes del hogar, pero, además, hacer una adaptación que enlace a estos dispositivos con una aplicación para poder recibir las notificaciones.

Con estas cinco recomendaciones tal vez se encuentren nuevas soluciones para encontrar la tranquilidad en casa durante estos días de vacaciones. Si hay alguna necesidad más específica, es cuestión de buscar gadgets útiles y confiables, tomando en cuenta las recomendaciones y reseñas de otros usuarios.