RecreaTico

¡Bumm! Mi paladar explotó en San José con los exóticos sabores de Oriente Medio

“¡Si pudieras vivir del perfume de la tierra y así como la planta, contentarte con la luz! Pero, puesto que debes arrasar para comer y privar al recién nacido de la leche de la madre para calmar tu sed, deja, entonces que aquello de lo que vives sea un acto de creación”.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.