RecreaTico

Jacó y Herradura más allá de la arena: dos días de adrenalina y buena comida

Meses atrás, observaba cómo el océano Pacífico intentaba meterse en Costa Rica en un sitio llamado golfo de Nicoya. La actividad la desarrollaba desde un potrero en el frío pueblo de Rancho Redondo. En aquella ocasión, recuerdo cuánto extrañaba ese gran cuerpo de agua salada. Lo bueno se atrae permaneciendo a 2000 o a cero metros sobre el nivel del mar.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.