Jessica Rojas Ch.. 14 julio
El grupo Malpaís hubiera querido conmemorar la Anexión del Partido de Nicoya en Guanacaste, pero este año debido a la pandemia por el nuevo coronavirus decidieron hacer un concierto diferente. Foto: Cortesía
El grupo Malpaís hubiera querido conmemorar la Anexión del Partido de Nicoya en Guanacaste, pero este año debido a la pandemia por el nuevo coronavirus decidieron hacer un concierto diferente. Foto: Cortesía

Pese a que este año no habrá pañuelos al aire, bailes típicos o güipipías en las calles para conmemorar la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, el ánimo y la alegría guanacasteca no se quedarán sin su fiesta. La cuarentena que vivimos debido a la pandemia por el nuevo coronavirus nos impide festejar fuera de casa, pero eso no quiere decir que desde no lo podamos hacer del todo.

Así es como lo pensó la agrupación costarricense Malpaís, la cual no quiere dejar pasar por alto la gran celebración, una que le es especialmente cercana dadas las raíces guanacastecas del ensamble. Por eso, Malpaís anuncia que el 25 de julio sí habrá fiesta, sí habrá música, pañuelos en alto y muchos güipipías.

Los experimentados músicos prepararon un espectáculo virtual para festejar a lo grande esta fecha, para cantarla con orgullo y rendirle un homenaje a nuestras tradiciones. La fiesta concierto se llama Corazón guanacasteco y se podrá ver el 25 de julio a las 7 p. m., por medio de la página web www.grupomalpais.com.

“Estamos haciendo este concierto así porque para nosotros es parte importantísima de nuestra agenda cultural y vital ir el 25 de julio a Nicoya, pero este año no se puede. Para la gente es muy importante el acto de la Anexión y las celebraciones culturales a su alrededor, pero como no lo vamos a tener pensamos que nosotros teníamos que hacerlo. Nuestro anhelo es contribuir a no perder esos espacios de encuentro cultural y de identidad”, explicó Jaime Gaboa, bajista de Malpaís.

El día de la fiesta Corazón guanacasteco, los de Malpaís se harán acompañar por sus tíos, los músicos Max y Paco Goldenberg; además estará la cimarrona La Espantaperros y el marimbero William Ramos. La transmisión se llevará a cabo desde el Jazz Café Escazú y contará con todo un equipo técnico especializado para darle al público en sus casas una experiencia integral.

Guardando todas las medidas de salud y ajustándose a la nueva normalidad, la agrupación Malpaís busca promover su música y conciertos de manera virtual. Foto: Cortesía
Guardando todas las medidas de salud y ajustándose a la nueva normalidad, la agrupación Malpaís busca promover su música y conciertos de manera virtual. Foto: Cortesía

Para poder ver este espectáculo se debe de pagar un acceso de ₡1.500 (IVA incluido); con esta entrada se puede conectar un dispositivo electrónico (teléfono celular, tableta o computadora), y así todas las personas de una misma burbuja social pueden disfrutar del recital.

Con esta propuesta Malpaís se une a la nueva normalidad que viven los artistas y el medio del espectáculo, al cobrar entrada para sus presentaciones virtuales.

“El concierto es en el Jazz Café, pero por favor, no lleguen ahí. Es la primera vez que les decimos que no vayan”, bromeó Gamboa.

De acuerdo con el músico en la presentación van a tener sorpresas técnicas, gracias a grabaciones previas que realizaron para combinar con la música en vivo. “Queremos dar un espectáculo integral, lo más importante es que durante la hora y media o dos horas que dure el concierto el público pueda disfrutar de algo de calidad, que suene y se vea muy bien en los dispositivos que tienen. Intentamos que los productos y las experiencias con el grupo sean de alta calidad”, agregó Gamboa.

Los accesos estarán a la venta a partir del sábado 18 de julio. El proceso de la compra es sencillo: solo debe de ingresar a la página grupomalpais.com, allí encontrará un banner con la información del concierto, ingresa los datos de una tarjeta de débito o crédito para el cobro y se le enviarán los detalles para accesar la transmisión.

“Le recomendamos al público que compre las entradas antes para que no se nos haga molote el día del concierto”, dijo el bajista.

Trabajo para todos

La oportunidad del concierto del 25 de julio representa para Malpaís una nueva etapa en su vida artística; la tecnología se convierte ahora en su gran aliada para generar trabajo.

No es un secreto que el medio artístico se ha visto muy afectado por la pandemia. Las artes en vivo fueron de las primeras actividades que se cancelaron cuando el coronavirus llegó a nuestro país, y desde marzo los artistas tuvieron que suspender sus presentaciones y con ellos también quedaron sin trabajo las personas que se dedican a la industria: técnicos de sonido, de producción, camarógrafos, alimentación, tramoyistas, en fin, una gran cantidad de trabajadores.

En esa búsqueda de generar ingresos es que los artistas han intentado, poco a poco, reactivar la industria. Ahora Malpaís con esta iniciativa quiere impulsar al público a apoyar su trabajo y en cambio recibir un espectáculo de alta calidad. Recordemos que otros músicos nacionales como Percance, Tapado Vargas y Pato Barraza también se han sumado a esta nueva modalidad de cobro por shows virtuales.

(Video) Prueba de sonido presenta: 20 hitos de Malpaís

“La realidad de las personas que trabajamos en la música es que se nos acabaron los escenarios, no hay cómo hacer conciertos en vivo y la oportunidad de los conciertos en línea ya es muy reducida porque son pocas las empresas o instituciones que están patrocinando. El boom que hubo las primeras semanas con los conciertos en línea ya pasó; ahora los artistas buscamos cómo generar ingresos y la única manera es acudir al público, lo que estamos haciendo es un llamado a la gente para que nos apoyen y en retribución les damos un concierto entregado y bonito para que valga la pena”, dijo Gamboa.

El bajista y compositor explicó que el costo de la entrada representa un monto muchísimo más bajo que si fuera un concierto presencial, porque los costos de producción son más accesibles para ellos; pero considera que realizar esta nueva mecánica de cobro por los espectáculos virtuales va creando cultura entre el público y los artistas para reactivar la economía.

El músico afirmó que este concierto es un experimento que quieren llevar más allá y, eventualmente, convertir su página en una plataforma de contenido exclusivo y, de paso, ponerla a disposición de otros artistas para presentar sus conciertos ahí.

“Si esto llega a convertirse en un medio de comunicación bueno con el público, no tiene por qué ser que solo Malpaís haga eventos ahí, cualquier otro artista que quiera podría apoyarse en esta nueva ventana . Lo que nos interesa a nosotros es que la mayor cantidad de artistas se beneficien de estas posibilidades, ser un punto de apoyo y poner a disposición la plataforma que ya está lista”, finalizó Gamboa.