Fernanda Matarrita Chaves. 19 mayo
Maripaz Hidalgo cuenta con 2 millones de diseños entre los que se puede elegir para personalizar el tapabocas. Foto: Maripaz Hidalgo para LN
Maripaz Hidalgo cuenta con 2 millones de diseños entre los que se puede elegir para personalizar el tapabocas. Foto: Maripaz Hidalgo para LN

La innovación se ha convertido para los diseñadores de moda, y otros profesionales, en una necesidad para no quedar rezagados en estos tiempos en los que el coronavirus ha afectado a muchísimas industrias. Es conocido que muchos creadores han empezado con la confección de mascarillas, un artículo que se ha vuelto importante en los días de pandemia y cuyo uso fue recomendado por el Ministerio de Salud, principalmente cuando se cuida a una persona enferma, se viaja en transporte público o se asiste a reuniones.

De igual manera, muchas personas han optado por usarlas como medida preventiva.

La diseñadora costarricense Maripaz Hidalgo también empezó a producir tapabocas, solamente que con la diferencia de que cada una tiene opción de ser personalizada con algunos de sus cerca de 40 diseños propios o uno de los más de 2 millones de estampados disponibles de los que tiene licencia y colabora con diseñadores gráficos del mundo. Adicional, quienes lo prefieran podrían añadir piedras de Swarovski a su pieza.

Los cristales que se pueden añadir a las mascarillas tienen un costo adicional de ₡75 cada uno más el precio del cubrebocas y envío. Foto: Maripaz Hidalgo para LN
Los cristales que se pueden añadir a las mascarillas tienen un costo adicional de ₡75 cada uno más el precio del cubrebocas y envío. Foto: Maripaz Hidalgo para LN

“Decidimos ampliar la línea de producción debido a la emergencia del virus, y vimos que podemos darle al cliente la flexibilidad de personalización en los tapabocas, al igual que lo hemos hecho con la personalización de nuestras prendas.

“La diferencia de los tapabocas Maripaz Hidalgo es que nunca dejamos de lado el diseño, tenemos más de 2 millones de opciones para los estampados; y para los que les gusta el brillo tenemos con cristales Swarovski”, contó Maripaz Hidalgo, creadora de su marca homónima.

Los precios de cada mascarilla van de ₡900 a ₡5.500, más costo de envío. Los cristales que utiliza Maripaz son traídos desde la fabrica de esa marca en Austria; cada uno tiene un costo adicional de ₡75.

Las mascarillas son elaboradas con telas antifluidos, lo que significa que repelen líquidos. Cada una es reutilizable. En caso de que el cliente lo prefiera se les puede incluir un filtro de polipropileno entre las capas de tela para una mayor prevención, explica Maripaz.

Los tapabocas pueden adquirirse a través de las redes sociales de la marca Maripaz Hidalgo (@maripaz_hidalgo) o escribiendo al correo info@maripazhidalgo.com.

Hidalgo, de 25 años, habló del proceso para empezar a crear las mascarillas, que si bien se usan para protegerse y proteger a los demás, ella también las quiere ofrecer como un accesorio que luzca bien.

“Al principio fue toda una prueba encontrar materiales adecuados. Hacer pruebas de resistencia, de lavado, de encontrar proveedor de tela antifluidos que es la recomendada. Luego de pruebas realizadas pensamos en cómo les podíamos meter diseño para que siendo método de prevención se conviertan en un accesorio bonito. Por el momento la producción ha sido casi un 96% de tapabocas. Muy pocas personas están comprando ropa ahorita, pues están buscando lo necesario. Entonces ha sido un proceso que nos ha abierto bastante la mente. Entramos en mercados en los que antes ni nos imaginábamos que podíamos estar”, detalló.

Maripaz Hidalgo es conocida por sus diseños cargados de brillo, color y lentejuelas, en ellos impregna fantasía. La joven diseñadora ha mostrado sus propuestas en pasarelas como Sensoria, organizada por el consorcio Costa Rica Moda para el Mundo; así como en la pasarela de estilo Costa Rica del Fashion Week San José 2019, espacio en el que mostró la colección Soul Train.

Empaque en el que vienen los cristales que usa Maripaz Hidalgo. Foto: Maripaz Hidalgo
Empaque en el que vienen los cristales que usa Maripaz Hidalgo. Foto: Maripaz Hidalgo