Kimberly Herrera. 16 octubre
Más de 110 periodistas firmaron un reconocimiento que se le entregó a Fernando Gutiérrez, por su trabajo como corresponsal de 'La Nación'. Foto: Cortesía.
Más de 110 periodistas firmaron un reconocimiento que se le entregó a Fernando Gutiérrez, por su trabajo como corresponsal de 'La Nación'. Foto: Cortesía.

Don Fernando Gutiérrez Coto no olvida el 13 de julio de 1972. Ese día, en la página 78, el periódico La Nación anunciaba el inicio de las fiestas patronales de Cachí, Cartago.

El comunicador que firmaba esa nota era don Fernando, quien no pudo evitar sentirse muy emocionado al ver su nombre por primera vez en un medio de comunicación.

“Al verla publicada en el periódico me dio una alegría muy grande y eso me incentivó para buscar más informaciones. A ellos les gustó mi trabajo y yo hacía notas y las pasaba a dejar al periódico”, cuenta.

Allí comenzó una amplia carrera periodística de 48 años y que hasta la fecha le ha permitido cubrir todo tipo de noticias: deportes, sucesos, culturales y judiciales.

Esa trayectoria fue suficiente para que más de 110 periodistas, quienes han trabajado en algún momento con don Fernando y que conocen de su pasión por este oficio se unieran para hacerle un homenaje y le entregaran un reconocimiento por su amplia carrera.

“Tu trabajo arduo, honesto e íntegro, aunado al compromiso con el desarrollo y protección de tu amada provincia, perdurará siempre en nuestros corazones y en la vida de todas las personas a quienes tus informaciones les cambió la vida”, dice el reconocimiento.

El certificado se lo entregaron los periodistas Belisario Solano, Ronald Moya y Rodolfo Martín (quien fue uno de los promotores de la iniciativa).

En un principio, la idea del homenaje para él y para el corresponsal de San Carlos, Carlos Hernández, se llevó hasta el Colegio de Periodistas (Colper); sin embargo, la Junta Directiva la rechazó en dos oportunidades. Los que votaron a favor fueron el presidente, Belisario Solano; la vicepresidenta, Patricia Gómez, y el fiscal, Gilberto Luna.

Pero su carrera y la de Hernández no es para menos, de allí que más de un centenar de periodistas se unieran para homenajearlos como se merecen.

Para el corresponsal de Cartago, el hecho de que colegas y amigos le entregaran este reconocimiento, lo hacen sentir muy especial y querido.

“Es muy importante para mí, porque le patentizan a uno un grado de amistad y de reconocimiento y aunque no trabajé con todos los que firmaron, sí los conozco”, asegura.

Como corresponsal, el comunicador recuerda tres primicias que dio al periódico: el anuncio de la visita de Juan Pablo Segundo a Costa Rica, también el dar a conocer la preselección de futbolistas que escogió Gustavo de Simone, para el proceso que llevó a Costa Rica a su primer Mundial Italia 90, y también la visita del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez.

Cubrió Cachí, luego Paraíso y sumado a eso el cantón central de Cartago. Por 33 años cubrió al Cartaginés y asegura que fue el primero en hacer un reportaje del famoso muñeco.

“Yo he entrevistado a cualquier cantidad de gente: a Franklin Chang, a don José Pepe Figueres y nunca utilicé grabadora, siempre iba con libreta en mano, lapicero y buena memoria y nunca metí en problemas al periódico. Han sido 48 años muy satisfactorios en los que el periódico siempre me ha apoyado ″, detalla.

Don Fernando trabajó en el departamento de Relaciones Públicas del Consejo Nacional de Producción (CNP), coordinó la oficina de prensa del Instituto Tecnológico Costarricense (TEC) y de forma paralela se desempeñaba como corresponsal.

Su aprendizaje fue empírico: aprendió del oficio asistiendo a las actividades, tomando fotografías y entrevistando a personas. También recibió muchos talleres de aprendizaje de La Nación, y unos cursos especializados en periodismo científico del TEC.

“Lo mío siempre fue vocación, no tuve estudios formales pero sí informales ”, dice.

Don Fernando afirma que su familia siempre ha sido un apoyo para desarrollar su carrera en comunicación. Con su esposa, María Isabel Solano, se casó cuando daba sus primeros paso en el periodismo, en 1973, y fruto de su matrimonio nacieron María Gabriela, Alejandra y Fernando.

Don Fernando Gutiérrez, corresponsal de 'La Nación' en Cartago, guarda como un recuerdo muy preciado la primer nota suya que salió en el periódico.. Foto: Cortesía.
Don Fernando Gutiérrez, corresponsal de 'La Nación' en Cartago, guarda como un recuerdo muy preciado la primer nota suya que salió en el periódico.. Foto: Cortesía.
Una pasión

Don Fernando recuerda que su primer acercamiento con los medios de comunicación fue cuando tenía 10 años, en ese entonces tenía un trabajo en la pulpería La Teresita por el Beneficio de Cachí donde se encargaba de cobrar los recibos de La Nación cada mes.

Años más tarde, siendo un adolescente se ganó una beca en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para trabajar. Allí le enseñaron a escribir a maquina.

“Yo pienso que eso fue básico y que una cosa llevara a la otra. También recortaba noticias de periódicos y eso me entusiasmó para escribir”, relata don Fernando, quien estudió en el Liceo Nocturno de Costa Rica.

A principios de los años 70 dirigió un periódico en Paraíso de Cartago que se llamaba Evolución. Tuvo por 35 años el programa de radio En la palestra, un espacio cultural y comunal; sin embargo, con la llegada de la pandemia decidió concluir el espacio.

“El periodismo ha sido para mi un oficio que me llenó tanto a nivel laboral que puedo decir que mi vida ha sido la comunicación, han sido muchos años y ya la edad pesa”, afirma.

Hasta la fecha, don Fernando continúa reportando desde Paraíso de Cartago y asegura que espera retirarse en dos años, cuando cumpla 50 años de trayectoria, el 13 de julio del 2022.

“Tal vez soy muy ambicioso o muy optimista pero quiero cerrar mi trayectoria a los 50 años de escribir en el periódico, creo que ya han sido muchos años. Yo a La Nación le agradezco mucho porque en aquel tiempo, cuando yo empezaba, muchas puertas se me abrieron y, ahora, cuando hago el inventario de mi vida, siempre agradezco al periódico porque me dio una oportunidad que de verdad necesitaba”, detalla.

El comunicador recibió en dos ocasiones el premio al mejor corresponsal del año de La Nación, en 1991 y en el 2000.

También tiene reconocimientos de la Municipalidad de Paraíso, del Colegio San Luis Gonzaga, y de la Liga de Municipalidades de Cartago.