Monserrath Vargas L.. 30 octubre, 2018
Los jóvenes ingenieros Sergio Vargas, Jonathan Rojas y Mariela Rojas realizaron pasantía en el Centro AMES de NASA, en California y aportaron su conocimiento a la próxima generación de robots de la Estación Espacial Internacional. Foto: Andrés Mora.
Los jóvenes ingenieros Sergio Vargas, Jonathan Rojas y Mariela Rojas realizaron pasantía en el Centro AMES de NASA, en California y aportaron su conocimiento a la próxima generación de robots de la Estación Espacial Internacional. Foto: Andrés Mora.

Los ingenieros costarricenses Mariela Rojas Quesada de 26 años y egresada de la Universidad de Costa Rica (UCR), así como Jonathan Rojas González de 22 años y Sergio Vargas de 24 años, ambos del Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec), se dedicaron los últimos tres meses a trabajar en el el desarrollo y mejoramiento de hardware y software de Astrobee, la nueva generación de robots de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Los jóvenes se sumaron a la labor que realiza el ingeniero espacial Andrés Mora en el Centro AMES de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), en California.

De agosto a octubre de este año, los muchachos emplearon sus conocimientos en tres diferentes aspectos del desarrollo de estos robots en forma de cubo, cuyo propósito es hacer investigación y monitoreo en el espacio de modo automático, o bien desde Tierra, bajo control remoto.

La segunda generación de robots de vuelo libre de la Estación Espacial Internacional permitirán tener ojos y oídos adicionales sobre este complejo orbital. NASA para LN.
La segunda generación de robots de vuelo libre de la Estación Espacial Internacional permitirán tener ojos y oídos adicionales sobre este complejo orbital. NASA para LN.

Los costarricenses contribuyeron específicamente en el área hardware y software. Del primer aspecto se ocupó Mariela Rojas Quesada, quien es máster en ingeniería espacial egresada del Instituto de Tecnología Kyushu de Japón y licenciada en ingeniería mecánica de la Universidad de Costa Rica.

Astrobee posee compartimentos que le permitirán recibir cargas útiles de equipos científicos interesados en usar esta tecnología como su plataforma experimental.

La joven Mariela Rojas Quesada se encargó del diseño mecánico de una de esas cargas útiles, llamada Port tester o Evaluador de Puertos. Este consiste en una unidad externa que facilita el diagnóstico rápido y eficiente del funcionamiento de los puertos internos del robot desde la EEI.

La joven se mostró emocionada de que su trabajo pueda aportar a la próxima generación de robots de la EEI, pues este podría detectar algún mal funcionamiento de estos puertos, lo cual ahorraría tiempo y dinero a la NASA, ya que de otra forma este tendría que ser enviado de regreso a Tierra para revisarse y repararse.

Por su parte Jonathan Rojas y Sergio Vargas se enfocaron en el desarrollo de software de simulación para Astrobee

A Rojas, le correspondió el diseño que se usa para probar el software a cargo de Astrobee antes de que este sea instalado.

La misión de este joven oriundo de Barranca, Puntarenas fue la de mejorar ese software para así lograr que fuera fácil de usar, accesible y liviano. Esto con el fin de que pueda correr más eficientemente en las computadoras de quienes deseen hacer pruebas.

Por su parte, Sergio Vargas, quien se graduará en el 2019 de la carrera de Ingeniería de Computadores en el Tec, comentó que le ha “tocado trabajar en herramientas de ingeniería, mejorando algoritmos y las características de seguridad”.

El ingeniero aeroespacial Andrés Mora (izquierda, de lentes) identificó que existía una opción para que estudiantes extranjeros participaran de la experiencia en NASA y se acercó a profesores de la Universidad de Costa Rica y del Instituto Tecnológico para encontrar a los candidatos.
El ingeniero aeroespacial Andrés Mora (izquierda, de lentes) identificó que existía una opción para que estudiantes extranjeros participaran de la experiencia en NASA y se acercó a profesores de la Universidad de Costa Rica y del Instituto Tecnológico para encontrar a los candidatos.
Oportunidad

A pesar de que no existe un programa de pasantías en NASA, el ingeniero aeroespacial Andrés Mora, quien ha venido trabajando en el proyecto de los robots Astrobee, identificó que se abrió una oportunidad para que estudiantes extranjeros pudiesen involucrarse en el proyecto y se acercó a la UCR y al Tec para encontrar candidatos.

Fue así como se recibió el currículo de 20 interesados y finalmente, los tres elegidos fueron entrevistados por el equipo a cargo del proyecto de Astrobee. Sin embargo, ellos no sabían que la oportunidad se trataba de la Asociación Nacional de Aeronáutica y del Espacio, pues solo se les comentó que era una pasantía en ingeniería en Estados Unidos.

La experiencia ha dejado frutos, pues según Andrés Mora: “He recibido muy buenos comentarios y evaluaciones del extraordinario desempeño de estos muchachos en sus respectivas labores del robot Astrobee”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Academia Nacional de Ciencias (ANC) destacó: “Estamos muy contentos de que uno de los integrantes de la Red de Talento Costarricense en el Extranjero (Ticotal), Andrés Mora haya sido una de las personas que participó para que estos estudiantes fueran a la NASA a hacer sus pasantías. Pensamos que es sumamente importante que otros Ticotales, otras personas que están afuera, puedan apoyar el talento”.

Sobre su intervención, Andrés Mora explicó que: “Yo creo que en la vida hay que ser agradecido y mi intención con este esfuerzo es abrir puertas y oportunidades a otras personas esforzadas, de la misma forma que don Franklin Chang Díaz lo hizo conmigo cuando estaba en NASA en Houston”.

“Esto ha sido una gran experiencia. Es muy impactante entrar por estas puertas de estas instalaciones donde dice NASA y ver la réplica del transbordador espacial y saber que uno viene a hacer lo suyo aquí, que tiene esa oportunidad. Me siento profundamente agradecido con Andrés y con nuestro profesor y guía Milton, del Tec”, dijo Jonathan Rojas.

Milton Villegas profesor del Tec aseguró que con esta pasantía se abre la perspectiva a otros estudiantes, “de que vean que tienen la capacidad de hacer una pasantía en cualquier parte (...) la capacitación que están recibiendo, les permite a ellos abordar la solución de cualquier problema”.