Joselyne Ugarte. 4 octubre, 2018
03/10/2018. San José. Un grupo de manifestantes intentó abordar al presidente de la República, Carlos Alvarado, a su salida del Teatro Nacional. La policía antimotines evitó el enfrentamiento. En la foto: Manifestantes y antimotines se enfrentaron durante algunos minutos en la Plaza de la Cultura. Foto: Albert Marín.

Un trabajador del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y otro de la Imprenta Nacional, figuran como sospechosos de cometer las agresiones contra el presidente de la República, Carlos Alvarado, a su salida del Teatro Nacional, el miércoles.

Michael Soto, ministro de Seguridad, detalló que se trata de un hombre de apellido Sanabria, de 59 años, que trabaja en el ICE desde 1985; y el otro, de apellido Fernández, funcionario de la Imprenta.

"El sujeto de apellido Sanabria, funcionario del ICE desde el año 85, es el que empuja al Presidente, y un sujeto de la Imprenta Nacional de apellido Fernández, es el que tira algo que pareciera un objeto contundente, no sé si huevo o piedra. Estas dos personas van a ser denunciadas ante la Fiscalía y se van a continuar identificando a las demás personas que están allí para que la Fiscalía valore si hay comisión de delito.

“Por otro lado, desde el punto de vista disciplinario, se va a proceder a abrir las investigaciones respectivas, para ver qué amerita en este caso, si el despido o una suspensión, todo conforme al debido proceso", explicó Soto este jueves.

(Video) Zafarrancho de sindicalistas tras la salida de Carlos Alvarado del Teatro Nacional

El ministro explicó que cada día realizan un monitoreo de todas las manifestaciones que se desarrollan en el país y “contamos una a una las personas, que han venido a la baja desde las declaratorias de ilegalidad (de las huelgas)”, aseguró Soto.

Para el miércoles, según Seguridad, habían unas 3.000 personas participando en los movimientos huelguísticos alrededor del país.

Soto añadió que han notado un aumento de la violencia con la que se manejan estos manifestantes. Algunos audios que circulan en chats, pudieron constatar que había un llamado a bloquear vías.

“Ayer hubo un aumento de la violencia, que a nosotros no nos gusta, no nos agrada intervenir, pero que corresponde a derecho hacerlo”, explicó Soto.

En la frontera de Paso Canoas, según el jerarca, algunos líderes de las manifestaciones estaban incitando a las personas para que se abalanzaran sobre los policías.

“Lo que vemos en los videos (...) Se da el bloqueo en la frontera con Panamá que impide la salida hacia el sector panameño. Luego llegan dos autobuses con personas indígenas, las colocan al frente de la manifestación y dice, la persona que está liderando la situación (que ya también está denunciada), que traen esos indígenas porque a ellos nos los pueden atacar o golpear, situación que no hicimos, ni estábamos haciendo ni es la intención nunca, ni a los indígenas, ni a ninguna persona.

“En ese mismo video se nota donde el líder de la manifestación le dice a las personas que están allí, y le pide a los policías que los ataquen, porque en ese momento hay prensa internacional y que para que todo mundo vea lo violentos que somos los costarricenses (...) y a la vez también los incita a que se abalancen sobre los policías, para que los policías tengan que agredirlos”, relató Soto.

El ministro condenó las acciones e hizo un llamado a la población para que cese las manifestaciones de violencia y encuentren la salida a esta situación mediante el diálogo.