Seguridad

Timo de falso empleado bancario permitió robar ¢45 millones a Municipalidad de Alajuela

Dinero fue extraído de dos de sus cuentas bancarias del Banco Nacional

El timo de falso empleado bancario fue utilizado por estafadores para robarle ¢45 millones a la Municipalidad de Alajuela. El municipio denunció que el dinero fue extraído este miércoles de dos de sus cuentas bancarias.

“Un señor tenía las cuentas ligadas a la Municipalidad, entonces por medio de ahí hicieron la estafa”, detalló el departamento de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El método de falso empleado bancario es uno de los más utilizados por los estafadores. Este timo consiste en llamar a la víctima haciéndose pasar por el empleado de un banco, quien le alerta a la persona que debe entregar sus datos bancarios para realizar una gestión.

Este jueves, el municipio publicó en sus redes sociales que “este gobierno local sufrió el día de ayer, 16 de marzo, una estafa en dos de nuestras cuentas del Banco Nacional de Costa Rica, inicialmente se han detectado movimientos por una suma de ¢45 millones; no obstante, aún no es posible determinar si esta suma es la afectación real en el peculio institucional”, publicó el municipio este jueves en sus redes sociales.

La Municipalidad indicó que la Policía Judicial determinará con exactitud cuánto dinero fue extraído. El gobierno local alajuelense detalló en la publicación que la situación fue detectada casi de forma inmediata, por lo que recibieron ayuda de personeros del Banco Nacional para impedir que se realizaran más movimientos.

“Con el fin de no afectar las investigaciones en curso, de momento, no se brindarán detalles adicionales sobre esta situación”, indicó el municipio.

Apenas esta semana trascendió que un estafador llamó al presidente de la Junta de Educación de la escuela de Enseñanza Especial Carlos Luis Valle Masís, en el poblado de Cuesta Chinchilla de San Rafael de Oreamuno, Cartago y al parecer, mediante un nuevo timo electrónico que es investigado, saqueó la cuenta en la que se almacenaba el dinero de la institución destinado a alimentación, transporte, ayudas y mantenimiento.

En total, el monto sustraído ronda los ¢70 millones, según reveló Víctor Hugo Orozco Delgado, director regional del Ministerio de Educación Pública (MEP) en la Vieja Metrópoli, quien este martes precisó a La Nación que la estafa se registró el pasado 21 de febrero.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.