Judiciales

Juez deja en libertad a dos sospechosos de desaparición de Christian Tijerino López; a otro le impone arresto domiciliario

Fiscalía había pedido prisión preventiva para uno de los investigados y medidas cautelares para los otros dos; ahora analiza si procede la apelación

Ni uno solo de los tres sospechosos de la privación de libertad y posterior desaparición de Christian Tijerino López, deberá descontar prisión preventiva.

Según una decisión tomada el pasado vienes por el Juzgado Penal de Liberia, dos de los sospechosos quedaron en completa libertad, sin una sola medida cautelar en su contra.

Se trata de los individuos apellidados Fallas Gutiérrez y Woodley Britton. Contra ellos, la Fiscalía solicitaba arresto domiciliario con monitoreo electrónico, sin embargo, el juez rechazó la petición.

El juzgador también negó al Ministerio Público enviar a prisión preventiva al tercer sujeto, apellidado Ugarte Villalobos.

En lugar de encarcelarlo, el Juzgado ordenó arresto domiciliario con monitoreo electrónico, impedimento de salida del país y no mantener comunicación ni molestar, perturbar o agredir a los testigos. Todo lo anterior por el plazo de tres meses.

Debido al rechazó de toda la solicitud, la Fiscalía analiza la resolución integral para determinar si apela o no el fallo judicial.

Este caso, que se tramita bajo el expediente 20-000414-0060-PE, continúa en investigación sobre todo porque Tijerino aún sigue sin aparecer.

Nueve meses sin saber de él

Christian Tijerino López, de 33 años y quien tiene doble nacionalidad (costarricense- estadounidense), vive en Estados Unidos, pero para mantener contacto con su familia solía hacer viajes frecuentes a Costa Rica.

Por ello, el 4 de diciembre del 2019 arribó al país con la intención de permanecer hasta marzo.

Sin embargo, la última vez que se le vio con vida fue el 18 de febrero pasado cuando conducía su vehículo en Liberia, Guanacaste.

Su mamá y hermana, quienes también residen en Estados Unidos, activaron la búsqueda con los parientes que viven acá, pero no tuvieron frutos y por ello presentaron la respectiva denuncia.

A los días de su desaparición, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que había pocos datos al respecto: solo se sabía que su carro apareció abandonado en Bagaces, Guanacaste.

En abril, la Policía Judicial amplió un poco y detalló: “Lo único nuevo que se tiene es que el 18 de febrero, último día en que fue visto, testigos observaron a varios hombres con cabello tipo rasta cerca del carro de éste, justo en el sitio en el que el automotor fue localizado en estado de abandono”.

Un mes y medio después, el OIJ y el Ministerio de Seguridad rastrearon un canal de riego en Bagaces para lograr obtener algún indicio que lleve a la ubicación de Tijerino.

En aquel momento, la Policía Judicial afirmó que localizaron algunos indicios que podían ayudar a aclarar el caso, sin embargo no dieron detalles.

No fue hasta mediados de noviembre cuando se obtuvo nueva información sobre este caso: el OIJ indicó, por primera vez, que la desaparición estaba ligada a una privación de libertad.

No obstante, la Policía no brindó muchos detalles porque, debido a que el muchacho aún no aparece, deben ser muy cautelosos con los datos que se brindan.

Por ello, las autoridades aprovecharon para pedirle a la ciudadanía que, en caso de saber algo sobre Tijerino López, lo comuniquen a la línea confidencial 800-8000-645, del OIJ.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.