Judiciales

Tres hombres presos por privar de libertad a Christian Tijerino López, joven desaparecido desde hace nueve meses

OIJ allanó hotel en Guanacaste y dos casas en Heredia y San José; aún se desconoce paradero de víctima, de 33 años

La última vez que se vio con vida a Christian Tijerino López, de 33 años, fue el 18 de febrero pasado cuando conducía su vehículo en Liberia, Guanacaste.

Casi nueve meses después de ese día, las autoridades detuvieron a tres hombres por ser los únicos sospechosos de privar de libertad a Tijerino, quien actualmente sigue desaparecido.

Los capturados son de apellidos Chaw, de 33 años; Fallas, de 32, y Ugarte, de 30, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Ellos fueron capturados durante tres allanamientos realizados en un hotel de Tamarindo, Guanacaste, una casa en Belén de Heredia y otra vivienda en Lindora, San José.

Pese a que la Policía Judicial da por cierto que fueron ellos quienes interceptaron a Tijerino, las autoridades no dan mayores detalles sobre la razón que tendrían para privarlo de la libertad, así como la dinámica para conseguirlo. Alegan que debido a que el muchacho aún no aparece, deben ser muy cautelosos con la información que se brinda.

De momento, solo confirmaron las respectivas detenciones, al tiempo en el que le pidieron a la ciudadanía que, en caso de saber algo sobre Tijerino López, lo pueden comunicar a la línea confidencial 800-8000-645, del OIJ.

Viaje planeado

Tijerino es costarricense de nacimiento, pero desde hace muchos años se fue a vivir a Estados Unidos con su hermana y su mamá.

Sin embargo, para no perder relación con sus raíces, él solía hacer viajes a Costa Rica cada cierto tiempo.

El último viaje que hizo al país fue el 4 de diciembre anterior. Tenía planeado quedarse hasta marzo pasado para así poder celebrar su cumpleaños (24 de febrero) con la familia que aún tiene acá; sin embargo, el 18 de febrero se perdió y no se ha vuelto a saber de él.

En una entrevista telefónica con este medio, brindada en abril pasado, su hermana Kelly Leiva López relató lo que ocurrió poco antes de que desapareciera:

"Christian se mantenía en constante comunicación con nosotras (ella, su hermana y su madre). El lunes (17 de febrero), a eso de las 9:45 p. m. nos hizo una videollamada para que saludáramos a un tío nuestro. Ahí pudimos ver que él andaba en su carro y hablamos un rato.

"Nos dijo que iba a ir a un bar del barrio La California (en San José) a tomarse una cerveza con nuestro tío. Se escuchaba feliz y tranquilo. Cortamos la videollamada porque ya ellos habían llegado.

“Después de que nos enteramos de la desaparición de Christian, le preguntamos a nuestro tío que qué había pasado esa noche y él nos contó que fue algo muy normal, que se tomaron unas cervezas y que luego Christian lo fue a dejar a la casa de él. Se despidieron y Christian se marchó”.

Kelly Leiva presume que, después de ese momento, su hermano tomó ruta hacia Guanacaste, porque allí era donde se hospedaba, pero en ese trayecto Christian se extravió.

A los días de su desaparición, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que había pocos datos al respecto: solo se sabía que su carro apareció abandonado en Bagaces, Guanacaste.

En abril, la Policía Judicial amplió un poco y detalló: “Lo único nuevo que se tiene es que el 18 de febrero, último día en que fue visto, testigos observaron a varios hombres con cabello tipo rasta cerca del carro de éste, justo en el sitio en el que el automotor fue localizado en estado de abandono”.

Un mes y medio después, el OIJ y el Ministerio de Seguridad rastrearon un canal de riego en Bagaces para lograr obtener algún indicio que lleve a la ubicación de Tijerino.

En aquel momento, la Policía Judicial afirmó que localizaron algunos indicios que podían ayudar a aclarar el caso.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.