Eillyn Jiménez B.. 24 septiembre
Leiva permanece hospitalizada luego de complicaciones que sufrió luego de una cirugía estética. Foto: Archivo
Leiva permanece hospitalizada luego de complicaciones que sufrió luego de una cirugía estética. Foto: Archivo

La Fiscalía realizó este lunes cinco allanamientos en dos clínicas, un consultorio, una estética y un laboratorio, como parte de una investigación que se sigue por el presunto delito de lesiones culposas, en modalidad de mala praxis, en perjuicio de la presentadora de televisión Maricruz Leiva Ledezma.

De acuerdo con el Ministerio Público, las diligencias permitieron decomisar prueba documental para la investigación y hasta ahora en la causa, que se tramita bajo el expediente 18-0006667-0619-PE, no hay ninguna persona imputada.

“En este momento se desarrolla la investigación y se recopila prueba para determinar si existe un presunto delito que perseguir y quién o quiénes serían las personas responsables”, mencionó la institución ante consulta de La Nación.

Los allanamientos arrancaron a las 10 a. m. y finalizaron a eso de las 2 p. m.

Según un comunicado de la Fiscalía, los puntos a los que ingresaron los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en conjunto con los fiscales fueron: la Clínica Splendor, en Los Yoses; la estética Ambrosia, en el Mall San Pedro; el Laboratorio San José, en Santa Ana; un consultorio dentro de la Clínica Bíblica y la Clínica Thuel, en Rohrmoser.

El pasado 13 de setiembre se abrió la investigación que se sigue por este caso, luego de las complicaciones de salud que sufrió Leiva al someterse a una lipoescultura el 27 de agosto.

En casos de este tipo es necesaria una denuncia de la persona afectada para arrancar con las indagaciones, por lo que ante varias noticias que circularon en medios de comunicación sobre el estado de salud de la mujer, la Fiscalía contactó a la ofendida y esta desde el centro médico puso la denuncia.

Actualmente, la mujer permanece hospitalizada en el Hospital San Juan de Dios, donde ya le practicaron una operación. Ella presenta una quemadura en parte del torso y se encuentra aislada en la Unidad de Quemados, donde tiene visitas restringidas.

La prueba que se logre recabar en los allanamientos se sumará al expediente de la investigación, la cual se encuentra dentro de la etapa preparatoria, que es privada para terceras personas, según el artículo 295 del Código Procesal Penal.

La clínica Splendor fue uno de los lugares allanados por la Fiscalía. Foto: Alonso Tenorio
La clínica Splendor fue uno de los lugares allanados por la Fiscalía. Foto: Alonso Tenorio

Tras los allanamientos, la Clínica Thuel envió un correo electrónico a La Nación para manifestar que Leiva nunca se ha realizado un procedimiento de cirugía estética, o plástica en ese lugar.

" El único contacto que tuvo la señora Maricruz Leiva Ledezma con la Clínica Thuel, fue cuando asistió a realizarse sesiones de terapia de cámara hiperbárica para tratar una supuesta complicación médica causada en otro centro médico.

“Las supuestas complicaciones de salud que está sufriendo la señora Maricruz Leiva Ledezma, NO fueron causadas por la Clínica Thuel o su equipo médico, la clínica se limitó a prestar un servicio de terapia de cámara hiperbárica, así como lo hacen otras clínicas médicas en el país", agrega la comunicación.

Por su parte, Laboratorio San José aclaró que fue el responsable de realizar los exámenes de sangre preoperatorios y posoperatorios de la paciente Leiva, “como control normal que todo paciente debe tener antes de toda operación”.

" Aclaramos que Laboratorios San José NO se encuentra involucrado en la investigación y está colaborando con las autoridades con la información de los exámenes solicitados", agrega un correo de la entidad.

Amiga de presentadora: ‘Está bien y tranquila’

La chef y empresaria costarricense Doris Goldgewicht, amiga cercana de Leiva, manifestó que ella se encuentra bien, que mantiene un buen ánimo y que cada tres o cuatro días los médicos revisan los injertos de piel para determinar cómo avanza el proceso de recuperación.

“Está bien y tranquila, la verdad es que con esa mujer me quito el sombrero. Hace unos días sus hijos la pudieron ver y eso la tiene fascinada. Además, ya le podemos mandar algo de comidita y detallitos, entonces nos ponemos de acuerdo”, contó Goldgewicht.

Agregó que al menos un 60% de los injertos están bien pegados, por lo que mantiene la fe en Dios de que se va a recuperar de la mejor forma.

“Ella está en la Unidad de Quemados, solo su esposo y sus hijos han ido a verla y tienen que entrar muy estériles para no generar ningún riesgo”, mencionó.

A raíz de lo ocurrido, Goldgewicht recomienda a la población verificar que las clínicas y médicos con los que van a someterse a un proceso quirúrgico están certificados y cuentan con todos los permisos de ley.

Del archivo:

Maricruz Leiva deberá permanecer hasta seis semanas en reposo tras operación del pie

Con ella coincide el doctor Mauricio Guardia Gutiérrez, fiscal del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, quien dijo que con solo llamar a la entidad (2210 2200) o ingresar al sitio web pueden revisar si el especialista posee los atestados para el proceso que va a realizar.

“La primera recomendación es ver si el médico está inscrito en Costa Rica y averiguar bien si tiene la especialidad, así como conocer la experiencia, que tiene los equipos necesarios y que están acreditados por el Ministerio de Salud”, recalcó Guardia.

Casos similares

El caso más reciente de este tipo fue el de la expresentadora puertorriqueña Lynda Díaz, quien a principios de mayo estuvo dos semanas en el hospital por un paro renal, que, según ella, ocurrió a partir de una cirugía estética que le realizóun cirujano plástico de apellido Alvarenga.

La también modelo dijo en una transmisión en vivo que hizo en su Instagram que estuvo casi siete horas dormida y que después de la cirugía no pudo orinar por tres días, lo que la llevó hasta cuidados intensivos y luego, a recibir algunas diálisis.

Por su parte, el 3 de marzo del 2017 el Tribunal Penal de Pavas condenó al médico cirujano Andrés Vargas Scott a cuatro años de cárcel, por aplicar un tratamiento que dejó con lesiones de por vida a la exmodelo Cristina García Chacón.

Sin embargo, Vargas cumple arresto domiciliario con monitoreo electrónico (tobillera).

Los jueces a cargo del debate encontraron al especialista autor responsable de los delitos de lesiones graves y falsificación de documento privado, por lo que dictaron tres años de cárcel por el primero y uno por el segundo.

El médico aplicó una sustancia en los glúteos de García, pero esta solo es permitida para ser utilizada a nivel facial.

Once meses después de la primera inyección, el material no había sido absorbido por el cuerpo y permanecía todavía en el organismo de la mujer, ya que a la fecha no existe algún un tratamiento médico que asegure su extracción de forma total.

Por otra parte, la falsificación de documento privado obedece a que Vargas indicó en el expediente médico que había hecho un implante de glúteos, aunque en realidad se trató de una inyección de la sustancia modelante dañina.

Información actualizada a las 3:18 p. m. con más datos del caso y antecedentes.