Carlos Soto Campos. 31 mayo

Con lágrimas en los ojos, Lynda Díaz usó de nuevo las transmisiones en vivo de Instagram para contar sobre su paso por el hospital, tras una cirugía estética.

A principios de mayo, la expresentadora puertorriqueña estuvo dos semanas en el hospital por un paro renal, que, según ella, ocurrió a partir de una cirugía estética que le realizó por el cirujano plástico Mario Alvarenga.

"¿Cómo después de estar casi siete horas dormida mi cirugía nunca se suspendió?", dijo la modelo y derramó unas lágrimas.

Con la voz temblorosa explicó que después de la cirugía no pudo orinar por tres días, lo que la llevó hasta cuidados intensivos y luego, a recibir algunas diálisis.

(Video) Lynda Díaz: '¿Cómo después de estar casi siete horas dormida mi cirugía nunca se suspendió?'

El 10 de mayo, dos días después de ser ingresada, hizo una transmisión desde Instagram en la que aseguró estar mejor.

Uno de los espectadores de esta nueva transmisión, ocurrida este 31 de mayo, le preguntó si estaba buscando culpables de su situación, cosa que Díaz negó.

"Para mi tranquilidad necesito hacer esto. Tengo mis dudas, jugaron con mis presiones por casi siete horas. No quiero tomar ninguna acción legal ni nada, quiero dejar este capítulo en el pasado", expresó ella durante la transmisión que duró 22 minutos.

"No le estoy echando la culpa a nadie, estoy contando lo que me pasó", agregó.

Diálogos con la expresentadora de televisión Lynda Díaz

Según Díaz, la operación costó unos $10.000 y su internamiento posterior ascendió a los $60.000. "Al final, la bromita salió en unos $70.000, que, diay, es lo que es", manifestó.

Consejo

Según la modelo, no fue hasta que regresó a su casa a Miami que se dio cuenta de la magnitud de lo que le había ocurrido. Desde ese lugar hizo su transmisión en vivo, para alertar a otras personas que estuvieran considerando hacerse algún procedimiento.

"Las mujeres queremos hacernos cosas, algunos arreglitos y a veces no tenemos las precauciones del caso (...) a veces nosotros las personas que trabajamos en tele nos critican por ser gorditas o por ser muy flacas (...) yo que me operé, me hice las bubis y me hice liposucción, jamás pensé que me iba a pasar lo que me pasó", contó Díaz.

"En Costa Rica hay mucha gente que ha muerto por cirugía plástica y estética (...) no con todos los doctores, pero es un tema complicado", mencionó.

Hacia el final de su transmisión aseguró que no se haría otra operación puesto que tenía "mucho miedo" de que la anestesiaran de nuevo.

"Qué linda la gente, que me quiere dar consejos", dijo con algo de ironía cuando vio que alguien le señaló que ojalá hubiera aprendido algo de la experiencia. "Pero ya aprendí la lección", finalizó.

Díaz aseguró que esta sería la última ocasión en la que se referiría el tema.

Se intentó conocer el criterio de Alvarenga, sin embargo, no respondió el teléfono.