Fernanda Matarrita Chaves. 10 mayo
Mario Alvarenga se graduó como médico en Costa Rica y estudió Cirugía general y plástica, durante ocho años, en México. En Costa Rica ejerce la cirugía general, plástica y reconstructiva desde hace seis años. Foto: Mario Alvarenga para LN
Mario Alvarenga se graduó como médico en Costa Rica y estudió Cirugía general y plástica, durante ocho años, en México. En Costa Rica ejerce la cirugía general, plástica y reconstructiva desde hace seis años. Foto: Mario Alvarenga para LN

Al final de la tarde de este jueves 10 de mayo, el cirujano plástico Mario Alvarenga habló ampliamente con La Nación sobre los pormenores de la operación estética que le realizó a Lynda Díaz el viernes 4 de mayo.

Alvarenga, de 41 años, y hasta hace poco cirujano reconstructivo del Hospital Calderón Guardia, manifestó su alegría al ver la recuperación que ha tenido su paciente.

Desde la tarde del martes 8 de mayo, Díaz ha permanecido en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Bíblica luego de sufrir un shock renal, provocado, en palabras del doctor Alvarenga, por una deshidratación severa.

Mario Alvarenga se graduó como médico en Costa Rica y estudió Cirugía general y plástica, durante ocho años en México. En Costa Rica ejerce la cirugía general, plástica y reconstructiva desde hace seis años.

El siguiente es un extracto de la entrevista con el Dr. Alvarenga.

¿Cuáles fueron los procedimientos a los que se sometió Lynda Díaz?

Ella me pidió hoy que para referirme a este tema solo mencionara los “procedimientos” en términos generales, es una prerrogativa de todos los pacientes...

Pero en una transmisión en vivo que hizo hace poco en Instagram ella menciona “reconstrucción de bubis y lipo”...

De acuerdo. Se realizó un procedimiento de contorno corporal y de busto.

¿Cómo se llega a un acuerdo entre paciente y médico? ¿Ella le manifiesta a usted qué es lo que le gustaría hacerse y usted la guía y así llegan a un consenso? La pregunta es quizá un poco obvia, pero es para saber cómo se da esa interacción y cómo se llega al acuerdo final.

Yo he estado haciendo el último año y medio marcaje abdominal, entonces ella vio los marcajes (que había hecho) y le gustaron, entonces vino a hacérselos y me preguntó que si yo también operaba senos y le dije que sí. Entonces la vi y le dije que necesitaba esto, eso y esto... la marqué con un pilot para ver lo que haría y ella dijo que perfecto. Ella es buena candidata para los procedimientos de los que se habló.

Porgraman la cita y el viernes se realiza la operación. ¿Cómo transcurrió la cirugía?

La operación perfecta. Cuando el paciente vive afuera le pedimos que llegue a Costa Rica unos tres días antes, esto porque por temas de seguridad vos no debés operar un paciente que llegó a Costa Rica ayer u hoy mismo. Ella se operó el viernes. La cirugía fue perfecta. Pasó estable durante todo el procedimiento. No pasó absolutamente nada de peligro...

"Ella pasa la noche en la clínica y el sábado ya se va. Los días siguientes ella tuvo una marcada pérdida de apetito. Ella siempre estuvo con enfermero las 24 horas. Pero a pesar de que todos tratábamos de que ella nos ayudara con la ingesta de líquidos y alimentos, fue muy difícil. Se le colocó suero, pero hubo un momento en el que definitivamente necesitábamos un mayor aporte de líquidos, por lo cual se decide trasladar a la Bíblica. El estado de ánimo de ella el lunes ya no me gustaba. Yo veía algo que llamaba la atención... le pedimos placa de tórax, de abdomen y ultrasonido y todo estaba bien. Lo primero que se dijo en algunos medios fue que Lynda estaba perforada...

"Los estudios no mostraron ninguna alteración, ella nunca presentó perforación intestinal, una barbaridad que escribieron en un medio. Dijeron que estaba perforada y con una infección severa. Ninguna de las dos. Ella nunca tuvo ni perforación ni infección. El diagnóstico de ella fue deshidratación severa".

Mario Alvarenga es el cirujano plástico que operó a Lynda Díaz. Foto: Mario Alvarenga para LN
Mario Alvarenga es el cirujano plástico que operó a Lynda Díaz. Foto: Mario Alvarenga para LN

¿Cómo una deshidratación puede terminar en un shock renal?

Cuando vos estás en el desierto y no tomás agua, tus órganos se deshidratan. El riñon es el órgano número uno del cuerpo que al llegar a esa situación dice: okey, aquí todos necesitan agua, yo me voy a sacrificar y el agua que me toca a mí se la doy a todos ustedes. El riñon es el primer órgano que se ve golpeado por una falta de líquido. Ese fue el motivo por el cual ese riñón se durmió, por eso lo estamos poniendo a trabajar nuevamente.

¿El riñón colapsó?

Eso suena dramático, fue una disminución en la actividad del riñón.

Usted dice que el viernes ella pasa bien la noche, sábado y domingo no quiso comer, ¿cuándo deciden pasarla al centro médico?

El domingo se tomó un té y comió galletas; el lunes comió frutas, el martes comió medio pancake, sin embargo, eso no se cubre en los requerimientos (alimenticios) luego de una cirugía. Yo también soy cirujano general, entonces uno sabe hasta donde llega y se requiere apoyo.

"Nosotros tratamos de manejarla aquí, le dimos suero, tratamos de darle líquidos y alimentos, pero llegó un momento en el que dije que necesitábamos llevarla al hospital y pasarle líquidos en forma importante".

¿Cómo es que ella termina en cuidados intensivos?

Cuando el riñón trabaja poquito tu cuerpo produce sustancias de desecho, tóxicas, que se eliminan por la orina. Como ella pasó esos dos o tres días orinando poquito, porque eso es importante: ella siempre orinó, nunca presentó taquicardia, ni presión baja, no presentó alteraciones pero estaba deshidratada, entonces cuando llegamos allá (a la Bíblica, la tarde del martes) y se le empieza a pasar líquido, el riñón estaba lento. En ese momento se le coloca una vía central, se le coloca infusión de líquidos, pero ella tenía días de orinar muy poco, entonces los tóxicos, sustancias del metabolismo que todos producimos, se acumularon en el cuerpo y empezaron a circular, eso fue lo que motivó el uso de la hemodiálisis, ese uso es parte del protocolo para ayudar al riñón a que empiece a trabajar. Ya ese riñón está trabajando y hay que apoyarla con hemodiálisis para sacar las sustancias tóxicas.

Además de deshidratada, cuál era el estado de ella, ¿estaba adolorida, inconsciente?

No, no presentaba nada, solo deshidratada. Adolorida normal por la cirugía. Como te repito: la cirugía fue perfecta. Caímos en eso porque de una u otra forma ella no nos colaboró suficiente con la ingesta de líquidos y alimentos.

¿Lynda tenía problemas renales previos? Detectaron alguna anomalía en los exámenes que ustedes realizan antes de las intervenciones?

Ella no tenía ningún problema renal antes.

(Video) Lynda Díaz habla de su estado de salud

Tengo entendido de que ella estaba no estaba en su clínica, sino que se hospedó en un hotel y tuvo soporte de enfermeros ¿Esa es la recomendación que hacen en su clínica, desde el inicio pensaron que ella no necesitaría atención médica?

Todos los pacientes se operan y, generalmente, se van a su casa. Si sos de Costa Rica tenés quien te cuide, ella no, y estaba lo del Fashion Week y la hija andaba en esas actividades, entonces ella nos pidió buscarle un enfermero para no estar sola. La operación fue en los quirófanos de la clínica que está en Momentum Pinares, entonces ella me preguntó que si había un hotel cerca y yo le sugerí el Hyatt, entonces ella lo coordinó así.

Lynda rompió el silencio hoy y defendió su trabajo como médico y específicamente, la forma en que usted la trató a ella como cirujano ¿qué opina sobre la reacción de Lynda?

Me siento muy agradecido. Muchas personas me acribillaron ayer y hoy en la mañana en redes sociales, pero al fin y al cabo mi prioridad es mi paciente, finalmente lo que digan no importa porque yo no soy figura pública, soy médico y cirujano, a lo que pasa en redes no le doy importancia. Hablo hoy porque estaba cansado del circo de los medios y la falta de respeto hacia mis pacientes.

¿Hubo momento en el que ella estuvo en peligro? ¿De no actuar a tiempo esto pudo ser fatal?

Ella nunca estuvo entre la vida y la muerte. Estaba con un cuadro severo de deshidratación, necesitaba mayor aporte hídrico para salir de eso. Si la dejaban dos días más la historia sería otra (…)

¿Tras salir de la clínica y hospedarse en el hotel, usted siempre le dio acompañamiento?

Todos los días.

De acuerdo con un reportaje publicado por La Nación hace un par de semanas, la recomendación para este tipo de cirugías es que el paciente no exceda más de cuatro horas en el quirófano. En el caso de Lynda, hubo un tiempo mayor a esas cuatro horas?

(…) Yo Mario Alvarenga hago hasta cinco horas, más de eso me parece peligroso. Con ella yo duré cuatro horas o cuatro horas y media porque la reconstrucción del busto fue lo que me tomó más tiempo. Te vuelvo a recalcar que el cuadro de deshidratación no fue por complicación de la cirugía.

Usted es cirujano plástico certificado, ¿cierto?

Así es.

¿Es parte de la Junta Directiva del Colegio de Cirujanos, tengo entendido?

No. Soy parte de la Asociación de Cirujanos Plásticos de Costa Rica.

¿Hizo usted un llamado hace unas semanas para afinar los controles a gente que está haciendo –o se está haciendo–procedimientos con personal no calificado y certificado? ¿En qué consistió ese llamado?

Básicamente hablé de que los pacientes tienen que buscar un cirujano plástico certificado y que esté inscrito en el Colegio de Médicos. (…) La idea final es que de nada sirve un título, sea de donde sea, si no está inscrito en el Colegio de Médicos.

Entendemos que usted se trasladó con doña Lynda a la Clínica Bíblica y que ha permanecido ahí durante todos estos días. A todas luces ha sido una situación delicada y un escándalo en el país ¿cómo ha vivido usted este proceso?

Me hizo gracia porque un medio dijo que yo llegué pegando gritos a la Bíblica, eso es mentira. Si me decís que es que Lynda Díaz llega perforada y llega aséptica, pues claro, agreguemos que el doctor llega pegando gritos, por qué no. Llegamos a la Bíblica, la revisa el médico internista y todo se maneja bien.

Acá (en el consultorio) muchos de mis pacientes me han escrito para apoyarme (…) Muchos pacientes que se iban a operar me llaman y me dicen que por la forma en que he cuidado a Lynda se operan mil veces más conmigo. No me meto a Facebook para no contarminarme.

¿Cree que esta situación pueda repercutir en su ejercicio profesional?

Pues espero que no. Siempre trato de hacer las cosas de la mejor manera. Creo que se hizo lo que había que hacer, lo que habría hecho cualquier cirujano plástico. No se hizo nada mal. Quien me quiera juzgar puede pensar lo que quiera. Ayer en la noche (miércoles) estaba en una reunión con 32 cirujanos plásticos, les comenté el caso y dijeron que yo hice lo que tenía que hacer.

Diálogos con la expresentadora de televisión Lynda Díaz

Tras todo lo vivido se reactivó en el país la polémica sobre los riesgos de la cirugía plástica ¿Cuál sería su consejo para quienes quieran someterse a este tipo de tratamientos?

La cirugia plástica es una herramienta que ayuda a mejorar la autoestima y a hacer felices a muchas personas. En Costa Rica se satanizan este tipo de procedimientos y no me parece bien. Si algo te va a hacer más feliz, adelante. El consejo es que averigüen bien quien los va a operar, adónde y llamen al Colegio de Médicos para saber si el cirujano plástico está inscrito, ese profesional te va a hablar de riesgos, te va a llevar de la mano. La forma de empezar bien es empezar la forma correcta.

Ayer (miércoles) el Colegio de Médicos y Cirujanos se manifestó en cuanto a este caso por la trascendencia mediática que tuvo y dicen que abrirán una investigación...

Con eso se refieren a revisar qué pasó. No es nada del otro mundo, es lo correcto. Es parte del protocolo. No es nada malo ni nada de qué preocuparse.

Figuras conocidas como Jalé Berahimi y Keyla Sánchez recomiendan sus servicios mediante redes sociales, ¿esa es una estrategia suya para atraer clientes?

Ellas son parte de las figuras de la clínica. Vienen muchas amigas de ellas. Hemos estado trabajando con ellas hace algunos meses y todo ha salido muy bien. Es parte de una estrategia.

Luego de esta situación, ¿Lynda Díaz podría presentar consecuencias en su salud?

Las posibilidades de que quede con algún daño son muy realmente muy bajas.