Carlos Arguedas C.. 8 noviembre
El crimen se descubrió el martes anterior en las cabinas Secretos de Amor, ubicadas en San Miguel de Barranca. Foto archivo de Andrés Garita
El crimen se descubrió el martes anterior en las cabinas Secretos de Amor, ubicadas en San Miguel de Barranca. Foto archivo de Andrés Garita

Dos jóvenes de 18 años pasarán un año en prisión preventiva mientras sigue la investigación por el crimen del empleado hospitalario Erick Moscoso Moscoso, de 45 años.

La decisión la tomó la tarde del jueves el Juzgado Penal de Puntarenas al acoger una solicitud que hizo la Fiscalía Adjunta de Puntarenas.

Los imputados en este caso son de apellidos Chaves Calvo y Araya Sánchez, quienes son vecinos de plaza Fantasma y Guadalupe en el distrito de Barranca, Puntarenas. A ellos se les atribuyen los delitos de robo agravado y homicidio calificado.

El asesinato de Erick Moscoso se produjo entre la noche del lunes 4 y la madrugada del martes 5 de noviembre, luego de que los sospechosos conocieron a Moscoso y tras ganarse su confianza se trasladaron a las cabinas Secretos de Amor, ubicadas en San Miguel de Barranca.

Luego de compartir durante unas dos horas, los jóvenes utilizando un cuchillo de cocina dieron muerte a Moscoso. Incluso uno de ellos grabó un video en el cual se observa cuando hieren en el abdomen a la víctima. En ese momento, el afectado, al parecer, ya había fallecido.

Luego de sustraer algunos bienes de la victima, salieron de la habitación y poco después fue cuando un guarda del hospedaje descubrió el crimen y dio aviso a las autoridades.

El martes, poco después del mediodía, los jóvenes distribuyeron el video entre los amigos, por lo que alguien lo hizo llegar a agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quienes identificaron a los sospechosos.

Ese mismo día, a las 8:45 p. m., bajo la dirección funcional de la Fiscalía Adjunta de Puntarenas, allanaron las casas de los sospechosos, donde fueron detenidos. En ese operativo fue decomisada evidencia importante para la pesquisa.

Este caso se encuentra en investigación, dentro de la causa 19-2463-061-PE.

Los pobladores de Puntarenas se encuentran preocupados porque en un lapso de mes y medio la criminalidad del cantón central y de Esparza ha aumentado, pues se han perpetrado ocho homicidios, cinco de los cuales se registran en Fray Casiano.