Carlos Arguedas C.. 12 marzo
El incendio comenzó cuando un finquero realizó una quema para limpiar un terreno y utilizarlo para repasto. Foto cortesía de Sinac
El incendio comenzó cuando un finquero realizó una quema para limpiar un terreno y utilizarlo para repasto. Foto cortesía de Sinac

El incendio provocado que se detectó desde el sábado anterior en el humedal Térraba Sierpe, en Osa, Puntarenas, ha consumido 250 hectáreas de bosque de palma yolillo y de otro árbol autóctono llamado cerillo.

Luis Diego Román, coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sinac-Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), dijo que para este martes lanzarán agua desde un helicóptero, acción con la que esperan controlar las llamas.

“Es un área de humedal muy compleja para realizar un control terrestre, por eso es que con recursos del Sinac (Sistema Nacional de Áreas de Conservación) se está realizando la extinción aérea con el uso de un balde para el traslado de agua y se descarga que se llama Bambi Bucket. Se esta trabajando los resultados son positivos . Esperamos para hoy tenerlo controlado”, explicó Román.

Este incendio comenzó cuando un agricultor realizó una quema para limpiar un terreno y proceder a la siembra de repastos, pero el fuego se le salió de control y alcanzó el área protegida.

Luis Diego Román dijo que este no es el único incendio forestal que este martes afecta el país, pues se está desarrollando otro en Tivives, en Caldera de Esparza, Puntarenas, en el cual ardieron 20 hectáreas. Igualmente en este se espera tenerlo totalmente controlado la tarde de este martes.

Los incendios forestales se incrementaron la semana anterior cuando se presentaron 12 en áreas protegidas. Inicialmente se tenía que el fuego desde el 1.° de enero al 2 de marzo había consumido 83 hectáreas pero con los siniestros de Térraba Sierpe, otro en Lepanto –en la zona protectora de la península de Nicoya– y siete incendios en el Parque Nacional Barra Honda, en Nicoya, la cantidad de hectáreas dañadas pasó a 597.

“Lamentablemente todos fueron provocados. En el parque nacional Barra Honda se afectó un sector donde tenía como 15 años de no tener ningún incendio, entonces habia mucha acumulacion de vegetación, lo cual complicó las labores de extinción. Se tuvo que atender más de un incendio por día la semana anterior”, lamentó Román.

Durante el año 2018 entre el enero al 10 de marzo los incendios consumieron 201 hectáreas.

El fuego en Térraba Sierpe quemó bosque de palma yolillo y otro árbol autóctono llamado cerillo. Foto cortesía del Sinac
El fuego en Térraba Sierpe quemó bosque de palma yolillo y otro árbol autóctono llamado cerillo. Foto cortesía del Sinac