José Francisco Correa. 19 agosto, 2018
La publicidad navideña de Coca-Cola ayuda a que el refresco sea una de las marcas más recordadadas por los costarricenses. Archivo.
La publicidad navideña de Coca-Cola ayuda a que el refresco sea una de las marcas más recordadadas por los costarricenses. Archivo.

Aunque el almacenamiento en los 1.400 centímetros cúbicos de nuestro cerebro parece inconmesurable, la memoria tiene límites: unas cien mil millones de neuronas guardan aproximadamente 2,5 petabits de información (2.500 discos duros de 1 terabit). En la mente hay cupo para las memorias de la niñez, las tablas de multiplicar, las reglas ortográficas, el aroma a tierra mojada de una mañana de invierno en el recorrido de la casa al colegio y hasta para las marcas de productos o servicios que consumimos diariamente.

Jorge Luis Borges plantea en Funes el memorioso, la angustia de un personaje que tiene capacidad de recordar toda su vida con tal precisión que: “Sabía las formas de las nubes australes del amanecer del 30 de abril de 1882 y podía compararlas en el recuerdo con las vetas de un libro en pasta española que solo había mirado una vez y con las líneas de la espuma que un remo levantó en el Río Negro ... Esos recuerdos no eran simples; cada imagen visual estaba ligada a sensaciones musculares, térmicas, etcétera”.

Como decía Sartre, la memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados. Está conectada al alma, al corazón, a lo más recóndito del subconsciente.

La publicidad se convierte en protagonista cuando vemos anuncios del pasado y nos saca una sonrisa, una carcajada, tristezas o desprecio en el peor de los casos. La empresa Índice ha medido el recuerdo de los costarricenses de las marcas; durante 25 años ha realizado 100 investigaciones de Top of mind, que es la jerarquización de los productos y servicios que verbaliza una persona o un colectivo de manera espontánea o asistida.

En este artículo haremos un repaso cada tres años a partir de 1993 para conectar las marcas y sus campañas publicitarias (entre paréntesis se indicará la agencia publicitaria tica que las ideó) gracias a archivos y apuntes personales, YouTube y a la contribución de Kantar IBOPE. Se carece de referencias de algunos de los anuncios citados. Es una lástima la inexistencia de un acopio nacional que conserve el legado cultural que aporta la publicidad a la sociedad. Solo nos queda –precisamente– la memoria.

Back to the future

El viaje inicia cuando era legal la publicidad de cigarrillos, hoy pulula la conexión celular; del casado a las decenas de opciones de comida rápida; de marcas conectadas con nuestra identidad, a prescindibles y olvidadas. Al terminar de leerlo, quizás recuerde otros anuncios memorables, que podrá compartir en nuestra edición digital o en Facebook.

Comencemos con Belmont, que fue introducida fallidamente en Costa Rica en 1982 por Republic Tobacco para competir en el segmento joven urbano contra la líder Derby. La agencia Moderna Noble & Asociados (Ogilvy) realizó un segundo intento con María José (1993), joven escazuceña independiente que se libera de la opresión de su novio machista. El osado deja un mensaje en su contestadora prohibiéndole ir a la playa con sus amigas. Musicalizada por You Give Love a Bad Name de Bon Jovi; la campaña está plagada de súper éxitos internacionales que cuestan un dineral en derechos de autor. Por vez primera desde la publicidad se crea una heroína de los derechos de la mujer. En el segundo spot, un grupo de vecinos con la canción Get Up Off a That Thin de James Brown, cargan un aterro de chunches para playa en un pick up con la compañía de una iguana por mascota. ¿Adivinen cuál fue la tercera versión?

Irex se forjó en la cultura popular de la de los años 1970 y es una marca emblemática de los baby boomers ticos por la intercesión de Carmencita Granados. En la década de 1990, de la mano de la agencia KIO dio un vuelco total al incluir al french poodle Peluquín en una serie de anuncios que dominó la escena publicitaria por varios años. El primer anuncio, si mi memoria no me falla, inicia con la visita de un enamorado al que Peluquín le jala el pantalón y lo persigue por el patio o también por anuncios como Clorito White, protagonizado por Mario McGregor (QEPD), que fue criticado ferozmente por promover el racismo: Cloro que sí.

En 1993 resucitó la idea Chicky Por arriba y por abajo en su segunda versión, que junto a ¿Y Las sodas? son dos clásicos de la publicidad costarricense ideados por el papá de la creatividad publicitaria Hernán Ortega, de McCann. Otro grande es Pozuelo Tipo Romance (Gutierrez Machado, 1994). La actriz Rocío Carranza en unos de sus primeros roles en TV; creatividad y letra de Ana Elena Ramírez de Gutiérrez Machado, y musicalizado por uno de los autores y promotores musicales más prolíficos del país, Chepe González . Todas las generaciones de Centroamérica se identifican con esa voluntad y persistencia de Rodrigo Piedra de hacer lo imposible por volver con su novia.

¿Qué me dicen de Pozuelo Familia En todos sus moldes (Publimark, 2015). Una campaña ejemplarmente confrontativa y contemporánea que ataca la visión mezquina y puritana de que una familia solo la integran papá y mamá, y que tuvo un despliegue superlativo en redes sociales.

El lanzamiento de Axe fue una medicina para el mal de la baja autoestima y las espinillas de los jóvenes entre 12 y 24 años, quienes deben estar preparados para ligar en cualquier momento. La versión Ultra Focus es una imitación de las capacidades oculares del reconocido actor Martin Feldman que, producto de la enfermedad de Graves, tenía ojos saltones y los movía en la dirección que quisiera, uno independiente del otro, lo cual es hilarante.

Otro anuncio destacado fue Hombre de Chocolate. Nadie duda del irresistible atractivo afrodisíaco de la Theobroma con fresas, en cono o en una taza caliente. El jingle fue Sweet Touch of Love, de Alien Toussaint.

La era de la felicidad y el fútbol

Coca-Cola ha sido un eterno número uno. En 1993 realizó quizás su pauta más memorable: una camada de osos polares admira el advenimiento de la aureola boreal acompañada por su refresco favorito. Los personajes son tan fuertes en el imaginario colectivo, que incluso llegan a ser más poderosos que la marca.

En 1996 usaron el remake Seal, en donde los tiernos ojos de una foca ablandan el corazón de las piedras. Antecede en cinco años a la mirada del Gato con Botas tomado del ala de su sombrero en Shrek. También estrenaron Siempre, la animación de unas chapas al centro de la imagen despliegan las palabras que componen el jingle, mientras en el fondo alternan tramas y decoraciones. La clave es un tema musical pegajoso, casi súper éxito mundial, del desconocido Joey Digs Jr. Tararéemos: “Donde hay una piscina, siempre habrá una fiesta/ Donde hay un colegio, una tarea por hacer / Donde existe ritmo, siempre habrá una canción... Coca-Cola es inimitable, donde hay diversión, siempre está Coca-Cola…. Do do do do dodo, do do do, do do/Do do do do dodo…”.

Durante Corea-Japón 2002 se divulgó la promoción Balón, mochila y uniformes deportivos que acaparó la atención del público por semanas y fue opacada por Coca Light Presa (2001) en Plaza Roble. Producida por Cinecorp para McCann y creatividad 100% costarricense de Magdalena Orlando. Un accidente de tránsito intencionado sirve de pretexto a la conductora para ligar con otro conductor. La astucia característica de la mente femenina.

Podrían escribirse tres libros diferentes de Coca dedicados a la Navidad, Juegos Olímpicos y Copas Mundiales, sirva de ejemplo, Rivalidades (2005) que fue protagonizado por parejas: mosca-matamosca, leñador-árbol, pollo-cocinero, hippie-taza de inodoro y ratón de laboratorio-investigador. Los más populares locutores deportivos de los países en disputa narran el ataque del equipo local y: Goooool,¡Golazo! Todos los rivales se abrazan de felicidad.

En la última escena, una pareja disfruta el partido en la cama y repentinamente sale del closet el amante. Ante la sorpresa de los televidentes, marido y amante se abrazan. El sector más mojigato del país rechazó esta toma, al punto de ser autocensurado por el anunciante.

En Alemania 2006 sobresalió Manitas: hombres, mujeres, cancilleres, tarotistas, vedetes, chimpancés, alicates, esqueletos, tucanes, edificios, calzoncillos, mimos, las venus de milo, sostenes, celulares, perros calientes, bigotes, chiles, microondas, pie grande, los cocacoleros y todo el estadio sacuden sus manos al pegajosísimo ritmo de “Estamos juntos es Costa Rica en la Copa del mundo”. ¿Habrá alguien que no lo recuerde?

Para terminar con Coca, encontramos que la rutina navideña de un pueblo nevado se interrumpe al abrir una botella ubicada junto a una bola de cristal y escuchamos el éxito Shake Up Christmas (2011), de Train. Santa la toma en su mano y manipulándola une a todos los protagonistas: al dependiente de una tienda de abarrotes, a los osos, a una pareja de enamorados y a un perro hasta llevarlos a una cena navideña que destapa la felicidad: Es tiempo de navidad. Fue una experiencia maravillosa haber visto el anuncio en el cine antes del inicio de la película.

Otras bebidas aparecen de manera fugaz: Pepsi en 1996 que utilizó por años la imagen de artistas como Michael Jackson, Chayanne o Ricky Martin con su slogan Generation Next.

Ginger Ale, un Pingüino (N.D., 1999) trata de obtener las bebidas de un enfriador; en su intento, el ave cae y bota a la bandada en un efecto dominó. Pero el mejor –por ser nacional– es Fotógrafos. Un grupo de turistas es distraído por un pingüino que hace piruetas en un témpano, mientras sus compañeros aprovechan y suben al bote para robarse el producto. Ganó un premio en el Festival Iberoamericano de Publicidad. Fue dirigido por Mario Cardona en La Sabana, el agua es el lago y su mayor mérito es los efectos especiales.

La era de la tecnología

Al inicio de la década de 1990 el mundo publicitario estuvo restringido a los medios tradicionales: TV, radio, diarios, revistas y vallas, pero en 1995 las facilidades de navegación de Netscape auguraba un planeta conectado las 24 horas del día. Precisamente, La Nación fue el primer medio nacional online.

En 1998 Serguéi Brin y Larry Page crearon un algoritmo que revolucionó los buscadores: Google. No menos transformador que Adworks (2000) que facilitó la distribución de publicidad en línea y, posteriormente, la incorporación de Youtube (2006), Earth, Maps y los fracasos en redes sociales. Por su parte, Facebook (2004) comenzó discretamente en universidades selectas en Estados Unidos hasta apropiarse del planeta Reebook y a inicios del 2007 de los early adopters ticos.

Los gigantes Microsoft y Google dilucidaban el dispositivo del futuro con investigaciones antropológicas: celular o consola portátil: Xbox (2001) y Android (2008). En 1999, el desarrollo del protocolo WAP facilitó la navegación en Internet desde los smartphone y diez años más tarde el LTE (4G) mejoró significativamente la experiencia. Incluso la crisis del 2008 confabuló para impulsar la publicidad en Internet hasta ser el medio número uno mundial.

En esa encrucijada, el TLC trajo la apertura del mercado celular en el 2011, negocio que estuvo reservado para el ICE e impulsó la batalla mercadológica y publicitaria más grande de nuestra historia comercial (ni siquiera las operadoras de pensiones en el 2000 pueden igualarlo). Uno de los anuncios más memorables proviene de ICE-Kolbi Mirá a tu alrededor dirigido por Marvin Murillo y producido por Ojalá Comunicaciones. Destila mucho sentimiento patriótico contemporáneo costarricense. Letra y música de los hermanos Jaime y Fidel Gamboa, respectivamente, e interpretación de Malpaís. El material fue difundido después del fallecimiento de Fidel y es parte de su gran legado a la publicidad y la música.

Movistar (Tribu) utilizó la popular canción Hey, Soul Sister de Train, para conectar a los jóvenes que tienen mayor disposición al cambio y encantarlos con esencialidades que enorgullecen a los ticos del Valle Central. Para una marca foránea apropiarse de la identidad no es fácil, hay pocos casos: TortiRicas; aunque no es difícil pensar que algunos mordieran el anzuelo. En el 2013, Andrey Amador, vocero de la marca, visitó cada rincón del país en pleno auge de su carrera deportiva.

Claro tuvo un lanzamiento discreto (Ogilvy); pero, logró grandes resultados en ventas. Mostró las ventajas de ofrecer asesoría, compartir con internet o de elegir modelos de aparatos y servicios en un mercado atendido por el ICE con pocas opciones. Fue una campaña sin danza de velos: comunicación eficaz.

La comida entra por los ojos y por Internet

El mercado de comidas rápidas fue dominado desde 1970 por McDonald’s, que es la segunda marca con más apariciones en el Top 10. San José fue la primera ciudad fuera de Norteamérica en tener una sucursal. En pleno corazón de Chepe, frente al Banco Central, las clases media y alta adoptaron el característico sabor de sus papas fritas.

Durante muchos años tuvo pocos competidores, como Hardee’s, Pizza Hut o Restaurantes As. Hoy, otro gallo canta. Proliferan las transnacionales y cuando el periodo de recompra es breve, la intensidad publicitaria aumenta. En la actualidad libran una guerra de promociones y precios bajos, con menús que renuevan constantemente, complicando el panorama competitivo.

Resulta difícil de escoger entre las decenas de anuncios por año que ha usado McDonald’s, excepto el histórico Anita, Mc Tonight o ¿Cómo decir todos los ingredientes que tiene el Big Mac en 30 segundos? De los materiales producidos en Costa Rica, ubicamos Rico es… (Jotabequ, 1999): no tener nada que hacer, dormir con lluvia, un beso, llorar de la risa y un cuarto de libra con queso, que utilizó la técnica slices of life para concluir que McDonald’s una de las cosas ricas de la vida.

La reina de las hamburguesas fue de las primeras en abordar Internet en el 2008. En el 2011 debutó Angus, quizás el más exitoso lanzamiento de un producto novedoso que salió en la web hasta por las orejas. Su despliegue digital actual de promociones cada semana se realiza con interacción de su app gracias a innovaciones frecuentes al menú. Asimismo, transformó la Cajita Feliz en la pastilla amarilla con overol azul, gafas, guantes y zapatos, que balbucea ininteligiblemente: los Minions. Las cajitas interactúan con todo el universo de juguetes: YokaiWatch, Shopkins, Gumball, los superhéroes: la Liga de la Justicia y hasta los más tradicionales, como Snoopy.

En su afán por reinventarse, KFC y Choche Romano introdujeron Justo a tu Gusto (Madison, 2014). Menú de pollo frito más el casado típico de cuatro acompañamientos: arroz, frijoles, ensalada de repollo y maduros. Si además agregamos empanadas de frijoles y pollo, nos sentimos casi en la Soda Tapia del Mercado Central. Menú inusitado en las cadenas internacionales, pero incapaz de superar la introducción del Mc Pinto en los desayunos, en 1992.

Para no darse por menos, Burger King se robó el show en 1999 con Esta pequeña y aplastada cosita (Consumer, ahora Tribu) protagonizado por el reconocido actor Marco Martín (lamentablemente el anuncio fue imposible de localizar para este trabajo). Hoy es permitida con mayor apertura la publicidad comparativa en Costa Rica; aunque casi no se usa, pues acá las comparaciones son odiosas. En este caso, el cotejo era válido y tuvo un efecto positivo para BK.

Para seguir con los fastfood, recordemos el chihuahua de Taco Bell Hipnosis (1997) que nos induce al sueño profundo, para meternos la idea de que tenemos hambre y ofrecernos la Gordita. Al igual que para las otras cadenas, juegan un papel determinante Internet, el punto de venta, la innovación de productos y los precios. Hace un par de años crearon un monstruo en Halloween Franken Wrap (Garnier BBDO) que era la combinación de dos Crunchy Wrap envueltos en una tortilla verde, éxito rotundo en ventas. Sin olvidar, recientemente, los notables esfuerzos para crear el primer restaurante con personal 100% discapacitado o su propósito de encontrar patrocinadores para la Selección de fútbol de no videntes. ¡Una maravilla de inclusión sin límites que enaltece!

Sobre el crédito y otras dolencias

El negocio de las tiendas de electrodomésticos dio un vuelco total. De vender planchas, licuadoras o refris, a pantallas planas y celulares, de muebles a motocicletas y ahora créditos personales con aprobaciones casi instantáneas para implantes de senos.

En este escenario, Gollo fue la tienda con mayor recordación en el 2014, gracias a una lacrimógena campaña (McCann) dirigida a mamás, papás, hijos, abuelas, etcétera, en internet y medios tradicionales. Los sueños de diferentes madres: viajar, participar en los olímpicos, ser contadora, tener un salón, estudiar, ser bailarina de comparsa o dentista se ven truncados por ser madres, pero ninguna cambiaría a sus hijos por sus sueños, pues: “Ellos llenan todos sus espacios siempre…”. Quedarse sin palabras y finalmente cuestionar ¿Y qué pasó con sus sueños?, respuestas que muestran la satisfacción de ser madre y la posibilidad de alcanzarlos con sus hijos. La espontaneidad se robó los corazones. En el 2011 Hanna Gabriels estuvo a punto de propinarle una paliza al gerente de la tienda por no bajar las cuotas mensuales de los créditos y no nos referimos al Gerente de Mega Súper (Father, 2009), esa es otra historia, que tuvo hasta repercusiones en los tribunales de justicia.

No menos memorable, en la misma temporada, lo fue Importadora Monge (Tribu) Keylor Gamboa #mamavadeprimero (noten el uso del hashtag). Sus virtudes son evidentes y no requieren de explicación. ¿Hay alguien que no admire esa idea?

En este sector, los competidores son respondones. El Verdugo, que a principios de la década de los años 1990 fue protagonista y puso de moda Solo por un colón (Halsband), tuvo sus minutos de fama con las diferentes versiones de Los Paganini (Tribu, 2010). Dentro de una mansión opulenta, el Sr. Paganini no logra encender su pantalla: - ¡Esta tele no funciona! Hay que llamar a Japón-, grita. La mucama le dice: -Présteme un tirito-, le arrebata el control y la enciende. ¡Tome Chichi! La frase se ha quedado a vivir en el lenguaje popular nacional.

Por dicha los anunciantes han encontrado una forma diferenciada de comunicar las promociones y el retail entretejiendo una conexión emocional durante las diferentes temporadas comerciales con una gran idea o un gimmick.

De todo hay en la viña del señor

A principios del siglo, la publicidad de cigarrillos dijo adiós en las pantallas de TV. Derby, la marca líder en el mercado joven, optó por un camino idílico y romántico desde siempre. El último spot Origen fue ideado por Mauricio Garnier de Garnier BBDO y una de las más grandes producciones de ese año. Bajo un árbol una joven recuerda –en rewind– los acontecimientos de los últimos días mientras espera a su pareja. Su referente es Memento de Christopher Nolan, pero con más otoño y sin violencia.

También de los últimos fue Belmont Estrella Fugaz (Jotabequ), música original de Bernal Villegas e interpretada por Marta Fonseca en Al final …la noche queda vacía y tal vez se vuelva a encontrar…, la canción formaba parte del segundo disco de la banda Suite Doble y era una completa desconocida hasta que fue incorporada en este anuncio, que la convirtió en un clásico del rock nacional.

Zentel aparece una vez en el Top. En Oficina Sandwich (Jotabequ, 2010), al Sr. López, que es primo hermano de la señora que come papaya, se le cae al piso del sánguche el trozo de mano de piedra al piso. Muy orondo, a escondidas, le aplica el mito de los tres segundos, no sin antes darle una sopladita, por aquello.

Existen muchas marcas que han destacado, no por la calidad de producción o la creatividad, sino por la repetición para la recordación y las ventas, como Genoma Lab que ha llenado de Cicatricure o Asepxia las televisoras nacionales y el cable, gracias a convenios por volumen que promueven el uso indiscriminado del control remoto hasta gastar los botones de CH+ y CH-. El más asqueroso es aquel donde una espinilla estupe: Sofie, ¡Te gusto verdad! O el caso del jabón de carbón que destruye más grasa que el Axión.

En el sector bancario, no aparecen en la lista ni el BCR ni el BNCR, pero sí Davivienda que adquirió HSBC en el 2012. Su logo fue un revuelo nacional, su estilo de diseño (casa-loro-hongo) nos resulta ajeno a la imagen que han proyectado nuestros bancos. En la campaña de Brasil 2014, dos locutores en cabina hacen chistes ridículos y remarcan la frase: Su dinero puede estar en el lugar equivocado; la misma fórmula que utilizan en Rusia 2018 solo que con los jueces del VAR analizado jugadas mientras hacen guasas. Una producción barata, donde los gag tienen el poder de conferir memorabilidad.

Otro actor financiero en el 2014 fue Visa con una promo para la Copa del Mundo muy difundida, aunque es más creativa la conversación telepática entre un tarjetahabiente y un Delfín , desde el vidrio de un acuario, gracias a la capacidad de usar el 100% del cerebro y de la tarjeta del primero, con un cierre sorpresivo y vacacional. En líneas aéreas, el lanzamiento de Volaris acaparó la atención del público porque comunicaba precios ridículos (menos de $100) de tiquetes solo ida, con el fin de hacer mucho más atractiva la comunicación.

Un mal ejemplo es Snickers No eres tu cuando tienes hambre. Una señora profiere reproches a varios jóvenes que está viendo tele y uno le responde: “Ya Juanka te ponés como mi suegra, cuando tenés hambre, comete un Snickers”; luego de comerlo, la suegra se transforma en su amigo. Bien por la recordación, cero por reproducir una visión machista entre los jóvenes.

Hubo decenas de marcas que no fueron mencionadas y divulgan campañas altamente efectivas utilizando un esquema Problema-solución: Colgate, Pantene, Sedal, Panadol, Palmolive, Rinso o Rexona. Habría que utilizar la edición completa del domingo para hablar de las 47 que aparecen en el Top 10 y quizás una semana completa para reseñar todas las campañas memorables que se ha realizado durante los últimos 50 años.

Tres marcas clásicas

No podríamos finalizar este artículo sin la mención a tres marcas clásicas del país. La primera es Dos Pinos que destaca no por algo específico, sino por el conjunto. Es ubicua, ya que no puede identificarse con claridad que marca o anuncio construye su recordación: leche, helados, natilla, quesos, yogurt, para citar algunos. En el 2002, la campaña cooperativa con La Nación Clases intensivas de coreano calentó el mercado (Jotabequ). Fue un remake de Francia 98, Clases de francés: “se le fue el bus bete”, que convirtió en súper estrella a Eduardo Jarquín.

También encontramos a Dos Pinos Natilla La Granja Abuelo (Publicentro, 1998) que interpretan María Mayela Padilla y Emeterio Viales que fue uno de los comerciales el más ticos de la temporada o a Dos Pinos Helados Me gustas tú (Garnier, 2005) deconstrucción modernizada del estribillo del bolero intemporal Piel Canela, que resuena en mi cabeza en la voz Eddie Gorme y Los Panchos en la consola Zenith de mi tata.

Otro memorable es Dos Pinos Selecciones (Jotabequ, 2008) donde el balón pasa de los tacos de Carlos Hernández, a Jafet Soto, a Danny y a Rolando Fonseca, en un recorrido de estadios y provincias, con la alegría del Punto Guanacasteco. También hubo una versión con la Sele femenina y otra con la Sub 21.

La segunda es la Junta de Protección Social que ha sido una de las favoritas de los ticos. Para los más rocos ofrecemos a Tango, Sonia Perillas y Doña Rotunda (Garnier BBDO) con la inigualable narración de Pilo Obando para la Lotería Instantánea (¡Zapatazo a la recordación!) o el Sorteo extraordinario de La Independencia (Jotabequ, 1993), con la locución de reconocido DJ César Chicho Ruiz: ¡Se imagina, libre y millonario! Codazo de la actriz Nora Flores a Alejandro Tossati: “mmm…. millonario”.

Para enfrentar los tiempos clandestinos y aumentar el atractivo de sus productos, la JPS se ha modernizado con premios acumulados, al revés y al derecho, sorteos a Rusia 2018, entre otras acciones. Lotto, El hombre que lo tiene todo (Jotabequ, 2013), excéntrico que luce una patilla setentera y un bigote horizontal prominente, cambió su vida en una pulpería identificada Punto Max y se transformó en un raro e insólito personaje: un posesivo de lo absurdo que siempre llena el tanque.

La tercera es Imperial que posee incontables casos sobresalientes (Garnier BBDO). Desde las campañas de dirigidas por Víctor Vega para La cerveza de Costa Rica; pasando por Aves (1993) de Antonio Yglesias, vinculado con el ideal de protección al ambiente, flora y fauna del país y por la predilección que en materia de cervezas tenemos por el popular zoncho. O de las recientes Plan Tranquilo donde Sebas o Somos potencia mundial que cuentan con frases tan poderosas que han sido adoptadas al lenguaje popular.

“Rebeca se acabó el papel”... va llegando la hora de concluir este Back to the future, no sin mencionar marcas imperecederas: Gallito Tapita, Morenito o la cascada de chocolate; Dos Pinos Certomy, Jacks, Pops, La Nación, Purdy Motors, Toyota, Bavaria, Tropical, Milory, Tosty, Harricks, K-alor, INS Pollitos, más algunos candidatos presidenciales: La hora del abrazo o El barco no tiene capitán.

Dice García Márquez: ‘La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla’. Usted tiene las propias historias de sus marcas, que podrá compartir e intercambiar como cromos en la versión digital, pues no hay papel y tinta que aguante para tanto recuerdo.