Cristian Brenes. 16 octubre

Con la ayuda de las herramientas que brinda InStat, empresa de análisis de rendimiento deportivo con base en estadísticas exhaustivas, La Nación contrastó con datos las palabras del técnico Rónald González, tras las dos derrotas en los fogueos ante Panamá (1 a 0).

Luego de las diferentes aseveraciones del timonel en la última conferencia de prensa, sobre lo positivo y lo negativo que evidenció el juego de la Nacional, se procedió a recopilar lo más significativo y se determinó si sus puntos son verdaderos o falsos. Esto al desmenuzar los números más relevantes de los choques ante los canaleros.

A continuación se establece el punto de vista de González y la valoración respectiva:

- Las estadísticas son las que revelan por dónde se llevó el balón, las oportunidades y el manejo: verdadero.

El informe detallado del compromiso da realmente el veredicto del juego. Costa Rica tuvo una posesión del balón en el primer compromiso del 62%: el 27% de esta fue en campo propio, el 54% en zona media y solo el 19% en territorio del rival. Por su parte, en el segundo duelo la Nacional también controló la redonda, con un 67%, pero de nuevo con el mismo comportamiento: 25% en terreno propio, 58% en la medular y se bajó a un 17% en zona canalera.

Otro dato adicional que ofrece InStat es que la Tricolor efectuó 512 pases buenos en el choque del sábado, con 102 de ellos en el último tercio y 108 en total hacia adelante. Por su parte, el martes se efectuaron 532 envíos buenos, con 108 en el tercio final y 120 hacia adelante.

Estos datos revelan que la Sele sí controló, pero mayoritariamente en su parcela o en la medular. Mientras que no se tuvo tanta verticalidad en la elaboración.

(Video) Nación Deportiva: ¿Se puede rescatar algo de los fogueos de la Selección?

- Funcionamiento no fue malo, Costa Rica tuvo mejores opciones: falso.

Es imposible refutarle a Rónald González que la Selección generó alternativas. Costa Rica tuvo 26 remates totales en los dos juegos contra Panamá, con ocho directos y 18 desviados, según InStat. No obstante, no se marcaron goles y los canaleros con mucho menos producción consiguieron más. Los panameños efectuaron 20 intentos en ambas presentaciones, con cuatro al arco y dos anotaciones.

Eso sí, el punto clave y que marca mucho más para el análisis es que la Nacional contabilizó cinco pases de finalización en los dos choques, contra cuatro del rival. Se cataloga así a los envíos que terminan con un peligro real y latente dentro del área. Es decir, que más allá de tener la batuta, en el momento clave la Sele no marcó esa diferencia abismal, fue muy similar a lo que produjeron los visitantes y no es cierto que tuvo mejores opciones.

- Selección sí generó más, creó entre nueve y 10 alternativas: falso

Costa Rica contabilizó 188 ataques contra Panamá en las dos presentaciones (88 en el primer juego y 100 en el segundo), pero de estos solo 26 terminaron con disparos y apenas ocho fueron directos (cinco y tres). Esto según los datos de InStat, que también detalla que únicamente nueve de las llegadas fueron elaborados en el primer compromiso y siete en el segundo.

Incluso, esta página especializada en estadísticas detalla que las chances reales de peligro para la Nacional fueron 11 en ambos fogueos (cinco y seis), pero en su defecto no se concretó ninguna.

Es más, la diferencia con los canaleros no es tan amplia. Los visitantes tuvieron 134 ataques (61 y 73) en los dos choques, con 20 remates, cuatro con dirección al arco. En chances, los panameños acumularon cinco y convirtieron dos.

- Falta movilidad y contundencia en banda: verdadero.

El informe del juego de InStat revela que Costa Rica hizo 59 ataques por derecha en los dos fogueos contra Panamá y solo ocho de estos terminaron con remate. Así mismo, por izquierda en ambos duelos se acumularon 60 y apenas seis con disparos. De 32 centros efectuados en 180 minutos, ocho fueron efectivos, según el análisis estadístico. Estos datos dejan en claro que por más que se probó un sistema 1-3-5-2 (segundo partido) con dos volantes laterales con libertad para subir y que se disponía un “9” clásico acompañado de otro delantero, los ataques por los costados y los envíos al área fueron poco productivos y fáciles de controlar para la zaga.

- Se recuperó a Yeltsin Tejeda y se ganó a Minor Álvarez: verdadero.

El seleccionador no rotó a los porteros, por el contrario, le dio confianza a Minor Álvarez (30 años), quien disputó los dos compromisos completos. Según las estadísticas de InStat, Álvarez no realizó tapadas, pero su trabajo fue bueno y no insidió en el resultado. Eso sí, el caribeño sería la cuarta o quinta opción en el arco, después de Keylor Navas, Esteban Alvarado, Leonel Moreira y Bryan Segura, quienes han sido constantes en los llamados.

En lo que respecta a Yeltsin Tejeda (28 años), acumuló 165 minutos en los dos amistosos y su labor fue de las más destacadas dentro de lo que presentó la Selección. Yeltsin no ha sido el mismo desde Brasil 2014, perdió su lugar como titular en la Sele y de a poco pretende relanzarse y tomar un sitio donde Allan Cruz y Celso Borges son los que más participan. El mismo David Guzmán fue dueño de la recuperación en la Nacional.

- Se prepara a un equipo en un cambio generacional: falso

Al menos en los dos fogueos ante Panamá no se vio un cambio generacional en la Selección. Debutaron: Jeikel Venegas (32 años), Minor Álvarez (30), Bryan López (30), Starling Matarrita (30), Ariel Soto (28), Yuaycell Wright (28) y Mauricio Núñez (26). Los únicos juveniles que portaron por primera vez la camiseta de la Mayor fueron: Jostin Daly (22) y Jefferson Brenes (23).

Más allá de esto, los futbolistas convocados de menor edad casi no participaron, salvo Daly, quien fue titular en los partidos y sumó 118 minutos, y Yostin Salinas (22) quien tuvo un juego completo. De ahí en fuera, Brenes apenas participó 15 minutos, mismo tiempo de Cristopher Núñez (22). En total, 10 de los 11 futbolistas que más participaron ante los canaleros tienen 26 años o más.

El técnico de Costa Rica, Rónald González apunta a corregir todos los males de la nacional en las tres fechas FIFA que tendrá antes del inicio de la eliminatoria. Fotografía: John Durán
El técnico de Costa Rica, Rónald González apunta a corregir todos los males de la nacional en las tres fechas FIFA que tendrá antes del inicio de la eliminatoria. Fotografía: John Durán
- Preocupación es encontrar el goleador: verdadero.

Sin duda alguna que el gran dolor de cabeza de la Selección es no tener un referente en ataque. En los tres partidos que tiene la Nacional en el 2020 no registra anotaciones, pero este es un mal mayor, que va más atrás y para el que no hay una solución clara. En los siete juegos de la era de Rónald González apenas se marcaron cuatro goles: Francisco Calvo (dos), José Guillermo Ortiz y Johan Venegas.

El puesto de delantero está vacante y figuras como Ortiz, Mayron George o Jonathan Moya no dan respuestas.

- Covid-19 no permitió ver otros jugadores: verdadero

Los jugadores de Alajuelense Leonel Moreira, Ian Smith, Bryan Ruiz y Jonathan Moya quedaron fuera de la convocatoria tras los casos positivos en el plantel manudo. Así mismo, el grupo base de legionarios no pudo presentarse pese a ser fecha FIFA, ya que por temas del virus no se logró acuerdo con los clubes. Óscar Duarte, del Levante de España, fue el único tico que milita fuera del país en incorporarse al llamado.

- Hay tiempo para mejorar: verdadero

La eliminatoria mundialista rumbo a Catar 2022 inicia en setiembre del 2021, por lo que el técnico Rónald González tendrá las fechas FIFA de noviembre del 2020 y las de marzo y junio del 2021 para conformar el equipo, probar fichas y su estrategia. Estos tres espacios serán vitales para que finalmente se tenga una base y se hagan los ajustes.