Esteban Valverde. 27 marzo

Así cuentan los legionarios su experiencia ante la pandemia que ataca al orbe

Jimmy Marín habla desde su casa, donde pasa las 24 horas de sus días. El futbolista nacional, ficha del Hapoel Beer Sheva, pero cedido al Ashdod de Israel, es claro que la situación que se vive en ese país por el nuevo coronavirus es compleja como en el resto del mundo, más aún después de las últimas medidas anunciadas por el gobierno.

Israel ya supera los 3.000 casos, además pasó la decena de fallecidos. Ante esto, las medidas de confinamiento fueron llevadas al extremo por parte del primer ministro Benjamín Netanyahu.

“En Israel la situación se está complicando; se están tomando medidas muy estrictas como cierre total, es decir, que nadie puede salir solo al supermercado. La situación está muy complicada, pero estamos bien y esperamos que esto pase muy pronto”, dijo el extremo tico.

Sobre su situación personal, relató que tiene siete días de no tener prácticas de forma grupal. Además de que ahora deber buscar una forma de hacer el ejercicio de mantenimiento porque no podrá salir a correr por las cercanías de la casa.

“Tengo una semana de no entrenar con el equipo, estaba saliendo a correr, pero con la orden de no salir, no se puede. Respecto a los salarios, van a reducir un 30% total. Hay otros equipos que ya decidieron no seguir pagando, entonces hay que esperar. Esperemos que pronto sane todo para que todo regrese a la normalidad”, explicó el exjugador del Herediano.

En principio las nuevas medidas solamente durarán siete días; sin embargo, pueden ser aplicadas más tiempo si las autoridades lo consideran necesario.

Israel implementó un sistema para tratamiento de pacientes leves que ha permitido tener el sistema de salud exclusivamente para casos graves. En el país se establecieron ‘hoteles para pacientes’, en los cuales solo están los que tienen una afectación menor. En estos establecimientos se han hospedado más de 120 personas.

El Ministro de Asuntos Exteriores, Gilad Erdan, dijo en la radio Reshet Bet que las restricciones podrían ser más estrictas.

“Nos moveremos gradualmente hacia la imposición de un bloqueo. Se requerirá a cientos de miles de personas adicionales que no vayan a trabajar”, sentenció.

Jimmy es consciente que la realidad a la que se enfrentan Europa y Asia es muy diferente a la que vive de momento Costa Rica, por lo que no dudó en pedirle a la población nacional que tome las medidas adecuadas para evitar llegar a límites más fuertes en la aplicación de medidas combativas frente al covid-19.

“En Costa Rica están a tiempo de que no se expanda como en otros lados, por favor hagan caso al Ministerio de Salud y a lo que el presidente (Carlos Alvarado) diga. Es importante cuidar a las personas vulnerables”, recalcó.

El volante finalizó destacando que de ahora en adelante solo saldrán por alimentación y que sus entrenamientos los hará en casa siguiendo diferentes rutinas por video.