Cristian Brenes. 13 septiembre

Cartaginés está lejos de las proyecciones que tenía a inicios del Apertura 2019. Arrastra la misma irregularidad de torneos anteriores, registra un rendimiento del 44%, es sexto y de nuevo necesita una segunda vuelta casi perfecta para clasificar, tras nueve campeonatos de ayuno.

Todo esto hace que la presión se dirija hacia el técnico Martín Arriola, quien aún cuenta con el respaldo de la dirigencia.

Leonardo Vargas, presidente del equipo, no contempla movimientos en el banquillo. Afirma que no le gusta cortar procesos y respalda por completo a Arriola, pese a los cuestionamientos de un sector de la afición sobre el timonel y el deseo por un cambio.

“Martín está metido en el proyecto, tiene las ganas y sigue haciendo el esfuerzo, por lo mismo se le acuerpa... Seguimos confiando en el proyecto que tenemos y consideramos que hay posibilidades de revertir la situación. Arriola continúa con nosotros, estamos convencidos con el trabajo de él, no es por un tema de falta de capacidad o esfuerzo. No es justificación, pero fallar tanto gol nos ha perjudicado mucho y eso no es culpa de Martín”, dijo Vargas.

El dirigente recalcó que toda la planificación se hizo pensando en Martín como cabeza, se armó la planilla según sus valoraciones y, por ende, considera que una modificación en medio certamen no le garantiza nada. Por el contrario, recalcó que ese es el camino que siempre toma el equipo y hasta ahora no surtió efectos.

La dirigencia se reunió este viernes con el cuerpo técnico, analizaron el rendimiento a fondo y dejaron en firme aspectos a lo interno para corregir lo que sucede.

Cartaginés se enfrentó a Alajuelense en el Fello Meza, juego en el que perdió 0-4. Foto: Rafael Pacheco
Cartaginés se enfrentó a Alajuelense en el Fello Meza, juego en el que perdió 0-4. Foto: Rafael Pacheco

“Soy de procesos y difícilmente sacaré a Martín, a no ser de que él se vaya, que se complique el tema de seguridad o que todo se salga de control con los aficionados. Tendría que ser por una razón de estas, porque por trabajo y por lo que ha hecho no saldrá de Cartaginés mientras tengamos posibilidades”, estableció el dueño del club.

Arriola asumió a los centenarios hace un año, acumula 46 partidos y un desempeño total del 53%. Precisamente la directiva apunta a que este trabajo acumulado de resultados y el equipo se levante.

Más allá de que no hay un ultimátum, en Cartaginés consideran que se necesitan sí o sí 22 de los 30 puntos que quedan en disputa.

“Tenemos cinco partidos en casa y hay que sumar esas 15 unidades, para luego buscar las otras siete afuera. Es difícil, pero no imposible, y Martín hasta ya tuvo una racha así. Él merece la oportunidad, no se la voy a negar y tampoco me la negaré a mí, porque planifiqué un trabajo serio y con muchas esperanzas, así que quiero ver qué resulta de este proceso”, concluyó Vargas.