Cristian Brenes, Fanny Tayver Marín. 21 enero

El acento catracho se hizo común en el camerino de Alajuelense. Los tres hondureños que están en el plantel no son uno más, sino que responden a las exigencias en el inicio del Torneo de Clausura y hasta ponen el ritmo en el equipo.

Luis Garrido se adueñó de la contención y destaca por su capacidad para cortar y dar juego, Róger Roajas de a poco se convierte en el compañero que tanto necesitaba Jonathan McDonald en ataque y Alexánder López apenas llegó y en 90 minutos (ingresó de cambio ante Pérez Zeledón y Cartaginés) dejó ver la calidad que tiene para crear.

Garrido suma tres partidos como estelar de los cuatro posibles que podía disputar desde que lo habilitaron en la fecha dos. Rojas también acumula tres de titular y uno de suplente, además, ante Cartaginés se hizo presente en las redes y dio el tanto del empate a la Liga.

El lateral Cristopher Meneses (14) celebra con el hondureño Róger Rojas, luego de que el catracho lograra el gol del empate para la Liga, en el 1 a 1 contra Cartaginés, en la fecha cinco del Torneo de Clausura 2018. Fotografía: John Durán
El lateral Cristopher Meneses (14) celebra con el hondureño Róger Rojas, luego de que el catracho lograra el gol del empate para la Liga, en el 1 a 1 contra Cartaginés, en la fecha cinco del Torneo de Clausura 2018. Fotografía: John Durán

Por su parte, López estuvo listo para el duelo con Pérez e ingresó de cambio, lo mismo que contra los brumosos, y en ambos partidos le cambió la cara al equipo manudo.

Los tres se conocen a la perfección, llegaron procedentes del Olimpia y reconocen que desde el primer minuto en el bando rojinegro les dejaron claro que debían tomar uno de los roles protagónicos.

“La confianza que nos han dado los profesores y los compañeros ha influido mucho. Desde que llegamos el primer día se acercaron los mayores, nos dijeron que veníamos a aportar y que nos necesitaban. Esto nos motivó mucho y es lo que se está demostrando en la cancha”, dijo Rojas.

Las expectativas de los hondureños son muy altas en el club y ven en el fútbol tico un gran trampolín para saltar a una liga aún más competitiva.

Incluso, destacan la calidad de vida que les ofrece el país, algo que consideran también suma para rendir mejor.

“Cuando se dé la oportunidad de ser titular debo seguir de la misma manera. Acá estoy feliz y los minutos que me den los disfrutaré al máximo. Dios me dijo que venía a una tierra de leche y miel y sé que será así”, agregó Alexánder.

Por su parte, Luis enfatizó que le fue muy sencillo acoplarse a sus compañeros y lo que pretende el técnico. Ahora únicamente se enfoca en “hacer el trabajo de la mejor manera y colaborar con el equipo”.

La dirigencia se muestra satisfecha con sus fichajes catrachos y espera que den grandes alegrías, en busca de cortar la racha sin títulos y sin clasificar a la cuadrangular.

"Alex López vino a aportar muchísimo, tiene mucha claridad en su juego y creo que el equipo tiene que crecer mucho", recalcó Fernando Ocampo, presidente del club.