Editorial

Editorial: El Salvador con un solo poder

El presidente Nayib Bukele orquestó el Primero de Mayo dos golpes letales y brutales contra la democracia y las instituciones salvadoreñas

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, orquestó el Primero de Mayo dos golpes letales y brutales contra la democracia y las instituciones salvadoreñas. Como resultado, desaparece la real separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Quedaron concentrados en uno solo, muy personal, y, por ende, arbitrario: el propio Bukele. A partir de ahora, los pesos y contrapesos sin los cuales las democracias mueren dejan de existir. El camino hacia la autocracia quedó allanado. Lo que sigue, sin duda, será peor. Es un momento negro para El Salvador y toda Centroamérica.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.