Columnistas

Página quince: La sanitarización del quehacer político

La política requiere de manera superlativa un componente de la personalidad humana que se llama espíritu de servicio

Hacer de la política un negocio, he ahí la definición más simple posible de ese antivalor que llamamos corrupción, úlcera supurante en la piel de toda Latinoamérica y muchas otras latitudes. La mercantilización de la política. Hacer de ella un redituable negociazo y pasarse prendido de sus ubres pródigas, compitiendo con una piara insaciable.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.