Trabajo

Desigualdad de género en el trabajo se sancionará con 18 nuevas infracciones

Un equipo de seis funcionarias utilizará la ‘Guía de Inspección de Trabajo con Enfoque de Género’ para poner en regla a las empresas nacionales

La desigualdad de género en empresas y otros centros de trabajo será sancionada en Costa Rica con la aplicación de 18 infracciones, de acuerdo con un proyecto liderado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) y el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), presentado este viernes.

Un equipo especial de seis funcionarias de la Dirección Nacional de Inspección del Trabajo serán las responsables de identificar estas faltas, labor para la cual recibieron capacitación durante el último año.

Esta iniciativa incluye, además, la creación de la Guía de Inspección de Trabajo con Enfoque de Género, la cual será utilizada por las inspectoras con el fin de divulgar, concientizar e informar a la parte empleadora y trabajadora acerca de la nueva modalidad de inspección.

El programa fue anunciado durante una conferencia de prensa en el Centro Nacional de la Cultura (Cenac), en la que participó la ministra de Trabajo, Silvia Lara, la jerarca del Inamu, Marcela Guerrero, y representantes de los sectores empresarial y sindical.

Lara dijo a La Nación que aunque el enfoque de la iniciativa es priorizar la prevención, también se buscará sentar responsabilidades cuando las empresas cometan alguna de las 18 nuevas infracciones que fueron creadas para fiscalizar esta materia.

La novedad en estas nuevas inspecciones es que tendrán un paso más dentro del proceso de fiscalización, el cual intentará resolver el problema antes de que se tenga que hacer una prevención o acudir a las instancias judiciales, que son las que establecen sanciones cuando ocurre alguna falta laboral.

“En este caso lo que vamos a hacer es revisar elementos enfocados en situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres, por ejemplo salariales, o de incentivos, promociones, ascensos, discriminaciones en el momento de la contratación o de la selección”, explicó Lara.

La ministra señaló que utilizarán este método para atender el problema porque han identificado que muchas compañías fallan en el tema por desconocimiento. “No podemos convertir la igualdad y equidad de género en una guerra, al contrario, deben ser principios compartidos”, expresó.

Por último, la jerarca destacó que la legislación nacional ya cuenta con herramientas para sentar responsabilidades en esta materia, como el artículo 4 del Código de Trabajo que prohíbe todo tipo de discriminación, y que solo hacía falta trazar este camino.

“Ser pioneros en esto me llena de orgullo y satisfacción como ministra, pero sobre todo como trabajadora, porque con esta guía y la especialización del equipo inspectivo en género, se rompen ideas, conceptos, mitos y prácticas discriminatorias e injustas que fueron parte de nuestra cultura por muchos años”, concluyó.

  • Discriminación en el proceso de contratación por género (reclutamiento, selección, nombramiento e inducción)
  • Prácticas discriminatorias en los ascensos
  • Discriminación por oportunidades (capacitación, becas, permisos, giras, participación en la toma de decisiones)
  • Discriminación en la evaluación de desempeño
  • Discriminación en entrega de incentivos
  • Diferencias salariales (brecha salarial)
  • Inseguridad física en el acceso a los servicios sanitarios (servicios sanitarios en lugares inseguros, distantes, falta de iluminación, falta de privacidad)
  • Ausencia de servicios sanitarios diferenciados para hombres y mujeres
  • Vestidores diferenciados para hombres y mujeres
  • Modificación en las condiciones de trabajo (restricción de derechos)
  • Condiciones de trabajo en perjuicio de la persona trabajadora por género (equipo, herramientas)
  • Condiciones de trabajo, medio ambiente y espacio físico diferenciadas en perjuicio de la protección integral de la salud de las mujeres
  • Falta de adecuación de las condiciones de trabajo para protección de la salud de la persona trabajadora (dictamen médico)
  • Restricción para asistir a las gestiones médicas
  • Limitación en el uso de servicio sanitario (horarios para el uso del servicio, acceso físico)
  • Prácticas discriminatorias en la aplicación de procedimientos de hostigamiento sexual
  • Prácticas discriminatorias en la aplicación de procedimientos de acoso laboral
  • Discriminación por género (uso de lenguaje, circulares, comunicados escritos)

Según el Gobierno, el propósito del proyecto es “fomentar buenas prácticas en las empresas, con la finalidad de asesorar y transformar hacia una cultura de igualdad de género en los centros de trabajo, logrando también un avance relevante en materia de cumplimiento de los derechos de las mujeres”.

El grupo de seis inspectoras está conformado por representantes de las oficinas regionales del país y es el primero en su categoría en Centroamérica. Nació después de casi una década de trabajo interinstitucional, con apoyo y aporte de organizaciones no gubernamentales y entidades públicas y privadas.

Trabajo señaló que esta iniciativa ministerial responde a la realidad de la incorporación creciente de las mujeres en el mercado de trabajo, que origina retos específicos a los sistemas de inspección para identificar los actos discriminatorios que pueden estar ocurriendo en los centros laborales.

“Esto implica que la función tutelar de la inspección debe ir acompañada de una labor educativa, que en este caso uno de sus eslabones más importantes es la Guía de Inspección con Enfoque de Género”, explicó el MTSS, que creó un total de 10 lineamientos para marcar la ruta del proyecto.

Por su parte, Marcela Guerrero señaló que resulta fundamental el aporte que este nuevo grupo especializado de inspectoras (en su mayoría abogadas) pueda tener en la prevención de las infracciones de género, por lo que es determinante la aplicación de las 10 guías didácticas que se confeccionaron para la iniciativa.

“La articulación de este proceso con el Programa del Sello de Igualdad de Género para el Sector empresarial del INAMU, puede ser una oportunidad para mejorar el acceso y permanencia de las mujeres en el empleo formal y de calidad”, puntualizó la jefa del Inamu y ministra de la Condición de la Mujer.

José Andrés  Céspedes

José Andrés Céspedes

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación, graduado de la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre vivienda y trabajo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.